Soy tu fan, la película
Foto: Cortesía Star+

Maya Zapata vuelve a interpretar a Rocío en la película de Soy tu fan

Platicamos con la actriz sobre el regreso de la serie a película y lo que nos espera en la tercera temporada

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

El 28 de abril de 2010, ONCE TV México estrenó la serie mexicana Soy tu fan que fue producida por Canana Films (Diego Luna y Gael García Bernal) basada en la serie argentina homónima. La historia presentaba las aventuras de Charly (Ana Claudia Talancón) con su grupo de amigas Rocío (Maya Zapata) y Fer (Johanna Murillo) mientras trata de superar a su exnovio (Osvaldo Benavides) y conoce al carismático Nico (Martín Altomaro).

Esta producción después fue transmitida por el MTV en Latinoamérica dándole un éxito masivo que ayudó a catapultar la carrera de Carla Morrison, quien interpretó varias canciones en la primera temporada. En octubre 2011 estrenó la segunda temporada dirigida toda por la galardona realizadora Mariana Chenillo, la cual sigue manteniendo fuerte el amor del público por este proyecto. Este mes estrena la película a 12 años de su estreno para darle continuidad al universo con la sorpresa de que se encuentran trabajando en una tercera temporada. 

La actriz y activista Maya Zapata nos platicó sobre la película y la razón por la que México es fan de este proyecto. 

Soy tu fan fue un fenómeno mexicano que pocas veces se ha vivido en el país, ¿Por qué crees que se dio?
La serie fue un fenómeno como lo dices porque lo que ofrecía Soy tu fan era cuestionamientos en su momento. La película lo que propone es un viaje interno de los personajes y eso hacía que la gente se involucra por la manera tan natural de enfrentar los problemas, y es que es un dramedy alejado de la farsa que siempre presentan en las producciones mexicanas. Es aterrizada y arraigada a la tierra, a como hablamos nosotros con un tono real en el que no se sobreactúa nada. La gente nos lo  agradeció y hoy queremos mantenerlo. La única que tal vez no sigue esa línea por estar en un tono más atrevido es Vanesa (Edwarda Gurrola) que brilla como solo ella sabe hacerlo, entonces es muy divertido ver como los personajes se cuestionan su vida y su momento. 

¿Qué sucedió entre la segunda temporada y la película? ¿Por qué tardó tanto en levantarse este proyecto?
Nunca pensamos que ya se había acabado, solo estábamos buscando el momento porque todos sabíamos que tenía elementos que la hacían única aún ahora que existen tantas producciones. Creo que el que parezca que tenga poco rigor hizo que se convirtiera en un estilo muy propio, relajado y algo indie que este estilo se empezó a copiar en otras producciones, pero que solo a Soy tu fan le ha salido bien. Yo sé que hubo muchos conflictos de interés de la primera a la segunda temporada y luego un tiempo en el que cada uno estaba en sus proyectos. La película viene a cubrir de entrada una primera necesidad que como grupo teníamos que era el de reunirnos y retomar un proyecto que queremos y obviamente también de contar una historia una historia que pudiera satisfacer a las personas que nos han pedido durante tantos años el regreso de la historia.

Es una película sobre los problemas de amor de personas de cuarenta años, ¿Qué se siente que por fin se cuenten estas historias en el cine?
Se siente muy bien, ya basta de las historias juveniles, también los cuarentanos tenemos pedos amorosos. El cine comercial ha menospreciado de una manera ofensiva la inteligencia del público, sobre todo del joven y este proyecto justo no hace eso. Mi personaje ahora tiene que lidiar con una joven adolescente de hija que tiene una mentalidad tan avanzada que pone a cuestionar a Rocío todo el tiempo. 

¿Cómo te encontraste a Rocío? ¿En qué ha cambiado tu personaje?
A Rocío le pasó un tren por encima, se está casando a sus cuarenta años y está embarazada otra vez. 

Te ha tocado interpretar a Rocío embarazada en la segunda temporada y en la película y curiosamente tu personaje en la primera temporada no deseaba jamás ser mamá.
Ya lo sé, y ese no es mi plan, yo no deseo ser mamá, pero ya me ha tocado serlo en la ficción y justo creo que ahí empiezan los problemas de Rocío. Es un personaje muy rico al que le ha tocado aprender todo el tiempo y pocas veces el público tiene oportunidad de ver ese aprendizaje, ella nunca se queda quieta y hasta me sorprende. 

Hace un par de semanas mientras promovías el movimiento Poder Prieto en redes sociales te cuestionaron que mientras eres la cara de este proyecto representas en SOY TU FAN el único personaje moreno entre puros blancos, ¿Qué opinas al respecto?
Siento que Soy tu fan, si bien es muy blanca, hace 10 años no nos cuestionamos, bueno yo sí me daba cuenta, pero no la industria. No es la misma experiencia de una actriz prieta a la de una actriz blanca en el medio y la industria cinematográfica mexicana está nominada por personas blancas. Soy tu fan fue una decisión consciente que tuve conmigo y con el equipo que me representa porque buscábamos proyectos en los que me sacaran del estereotipo en el que me encontraba en ese momento, entonces Soy tu fan tiene una veta social mía como actriz y como persona.  La conversación de hoy es que el trabajo que hacemos y las narrativas que contamos no deberían estar separadas de nuestras luchas sociales. El público actualmente a los artistas le están pidiendo congruencia y eso me parece una grandísima petición y un reflejo de la madurez del espectador que hoy exige mucho más. Gracias a los cambios sociales alrededor del mundo la televisión ha tomado una importancia que no tenía.

Volví a ver Soy tu fan y descubrí que no había envejecido correctamente por ciertas cuestiones para el despertar social, el feminismo, la toxicidad, el #MeToo, ¿la película redimirá esto?
Tenemos muchos nervios porque, aunque traemos a la mesa ciertas conversaciones como el feminismo y las relaciones sociales o románticas menos alejadas del cliché. Ahora tenemos cuestionamientos actuales y cómo estos influyen a la felicidad en el reconocimiento de nuestra plenitud, entonces tiene el potencial de representar muy bien estos procesos emocionales que tienen las personas. En la primera temporada nadie sabía de qué vivían estos personajes con casas en La Roma, Condesa y del Valle, ahora ya se cuida eso porque la gente ahora exige calidad y si no se la das te castigan dejando de pagar esa plataforma, yo espero que Soy tu fan este a la altura de los espectadores que ahora tenemos.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad