Bliss, la nueva película de Salma Hayek y Owen Wilson
Foto: Cortesía Prime Video

Mike Cahill nos cuenta como fue filmar la película Bliss con Salma Hayek

El director presenta su nuevo filme de ciencia ficción de la mano de Owen Wilson. Estrena directamente en Amazon Prime Video

Por Stivi de Tivi
Advertising

Con tan solo dos películas —Another Earth (2011) y I, Origins (2014)— Mike Cahill se convirtió en uno de los nuevos directores de culto que se atrevía a hablar de la religión y la espiritualidad, con una mezcla de tecnología y bases científicas para reflexionar sobre los constantes problemas sociales, a los que la humanidad se ha enfrentado.

Siguiendo por esta línea, Cahill estrenó el viernes 5 de febrero a nivel mundial el filme Bliss. Se trata de una producción exclusiva de la plataforma Amazon Prime Video y nos presenta a Greg (Owen Wilson), un hombre que parece haberlo perdido todo —matrimonio, trabajo y estabilidad— hasta que en un momento desesperación conoce a Isabel (Salma Hayek), quien a pesar de vivir en las calles, tiene el poder de distinguir entre el mundo gris simulado en el que están habitando y el real, que está lleno de color y felicidad, y al que solo pueden entrar con unas gemas especiales a las que Greg tiene acceso.

Platicamos con el joven realizador sobre la creación de este guion y su experiencia trabajando con la actriz veracruzana más famosa del mundo.

Tuvieron que pasar seis años para que volvieras a tener una película nueva, ¿por qué te tardaste tanto?
Me hubiera gustado que fuera antes, pero la vida se interpuso para que no pasara. Te prometo que la próxima llegará pronto. Se me ocurrió la de idea de Bliss hace tres o cuatro años, y sabes que toma tiempo hacerla y llevarla al lugar que debe de ir.

¿Cómo nació la historia de Bliss?
Quería contar una historia que pudiera ser leída de dos maneras distintas. Estaba inspirado en la posibilidad de analizar la forma en que cada un ser humano puede interpretar el arte. Entonces cuando te encuentras con una gran pieza de arte… Ojo, no estoy diciendo que mi película lo sea, lo mío es un intento bastante humilde de hacer algo que impacte fuerte para dejar que el mundo decida cómo nos fue. Pero bueno, mi meta era crear un trabajo que al final tuviera dos lecturas: el mundo bello de Bliss y el mundo feo, para que tú rebotes como pelota de pingpong, yendo de un lado al otro y decidas si solo uno es el real o los dos lo son.

Foto: Cortesía Prime Video

¿En cuál de estos dos mundos te gustaría vivir?
Obviamente el hermoso para poder entrar y salir de este porque sé que existe el otro mundo que tiene una interpretación distinta. Cuando tienes este rebote entre ambos, en el mundo del arte, significa que el trabajo puede sobrevivir hasta el último cuadro, por lo que cuando termina sigue teniendo vida y vibrando. No puedes desecharlo tan fácil. Quería que existieran ambos lados con tal fuerza para que tuvieras la posibilidad de se pudieran sostener solos.

También es una historia paterna, ¿qué me puedes contar al respecto?
El lado emocional tenía que estar presente aquí y por eso quería contar el amor de un hijo por su padre. El amor que nunca muere o termina, que no juzga. Esto me hacía regresar a ideas sobre el perdón, de segundas oportunidad y redenciones. Eso para mí es una razón muy humana que me conmueve, por lo que puse ciencia ficción con ese lado sentimental para mí, ese era el lado al que se inclinó mi trabajo.

He seguido la carrera de Salma Hayek toda mi vida y nunca la había visto en un papel como este, ¿qué me puedes contar de tu experiencia trabajando con ella?
Fue una de las mejores experiencias en mi vida. Ella es brillante; es tanto magnética y carismática y tiene este… Tiene un poder como intérprete que realmente te absorbe. Además, tiene estas capas que la ayudan a su trabajo como actriz, como artista. Es tan fuerte que puede arrojar dos líneas de diálogos, que con solo una mirada distinta puede decir las mismas cosas. Salma tiene una habilidad extraordinaria. Sería muy afortunado si pudiera volver a trabajar con ella otra vez. Millones y millones de veces lo volvería a hacer y me sentirá afortunado.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising