Wonder Woman 1984
Photograph: Clay Enos/Warner Bros.

Reseña: Mujer Maravilla 1984

A pesar de la pandemia, Wonder Woman está de regreso para patear traseros ochenteros

https://media.timeout.com/images/105809190/image.jpg
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑⭑⭑✩✩

Para que la secuela de la Mujer Maravilla llegara a la pantalla grande se tuvo que enfrentar al villano más grande de 2020: COVID-19. Warner movió tres veces su fecha de estreno (que previamente a la pandemia ya había sido movida en dos ocasiones) para salir en el momento exacto en el que el público pudiera disfrutarla en el cine como se debe. En un año de sequía de películas de superhéroes (Aves de presa fue antes de la pandemia y solo Los nuevos mutantes durante), se tiene mucha esperanza de que este filme sea un momento de alivio para la golpeada industria, pero ¿tiene todos los poderes para sobrevivir a esta batalla?

Ha pasado mucho tiempo desde la primera vez que Diana Prince convivió con los seres humanos (1918). Ahora trabaja en un museo como conservadora en DC, Washington, mientras en secreto ayuda a las personas como Mujer Maravilla. Todo lo tiene controlado aunque tiene una vida solitaria. Los ochenta son una época perfecta para que el ambicioso millonario Maxwell Lord (Pedro Pascal) se convierta en una figura popular gracias a su constante presencia televisiva. Un día, la torpe y desaliñada arqueóloga Barbara Ann Minerva (Kristen Wiig) obteene una piedra ancestral que Maxwell lleva años buscando, ya que tiene el poder de convertir todos tus deseos en realidad y como dice la frase: ¡Ten cuidado con lo que deseas! A eso es a lo que se tendrá que enfrentar la heroína más famosa de DC Comics en esta nueva entrega.

Como podemos ver, la trama es bastante sencilla y los elementos que la desatan (la piedra de los deseos) parecen salidos de la caricatura Súper Amigos en la que Batman, Superman, Wonder Woman y Aquaman peleaban contra el mal junto a los gemelos fantásticos y otros personajes creados para divertir a los niños. El tono que maneja es inocente, ligero y sus villanos son ridículamente bobos, por lo que funciona perfecto para que sea una película de acción cómica familiar. Por cierto cada que se cumple un deseo, el filme le hace un homenaje a La rosa de Guadalupe.

Las grandes secuencias de acción son usadas para contrarrestar la ñoñez que se carga WW1984 y cuando el caos llega a su clímax, se vuelve un poco más adulta sin perder su estilo. La película está alejada de la estética oscura que nos había entregado Warner en un principio con Batman Vs Superman y La liga de la justicia. Aquí tenemos una entrega que sigue los pasos de Shazam!, diversión adolescente con muchos colores y un mensaje de empoderamiento para que todos se lleven algo positivo.

Mujer Maravilla 1984 entiende la época en la que desarrolla y aunque en momentos satura con las referencias estéticas, cumple más con sus personajes que con la idea del villano (Pedro Pascal brilla en este trabajo), que es una mezcla entre Donald Trump con Gordon Gekko de la película Wall Street: ambos máximos iconos del consumismo y poder ochentero. A la par, Kristen Wiig saca adelante a la mujer que vive en la fantasía de que los videos de aerobics de Jane Fonda pueden hacer que los hombres te volteen a ver y cambiar tu vida. La comedia es proporcionada por Steve Trevor (Chris Pine), quien ahora es la persona perdida en el tiempo como en la primera cinta lo fue Diana Prince.

Podemos decir que Mujer Maravilla 1984 cumple la regla de que las secuelas deben ser más grandes, atascadas y caras (la cantidad de locaciones, vestuario, efectos y extras te dejará con la boca abierta). Pero se siente a una Patty Jenkis más contenida; estamos frente a una directora que ya se siente cómoda haciendo este tipo de mega producciones y no por nada próximamente va a dirigir una entrega de Star Wars.

Cabe resaltar que el filme nos recuerda por qué vamos al cine: a vivir experiencias audiovisuales. No importa que tengas un gigante sistema de teatro en casa, las emociones solo la sientes en este lugar: la sala y la súper pantalla.

Hasta el momento no sabemos si Mujer Maravilla 1984 saldrá triunfante de la batalla contra la pandemia, pero sin querer sale en un momento necesario en el que su ñoñez y cursilería ayudará a que todos nos podamos desconectar del mal sabor de boca del año y por un momento creer que una persona puede brincar, golpear y volar sin despeinarse.

Mujer Maravilla 1984 Dir. Patty Jenkins. Estados Unidos, 2020. Con Kristen Wiig, Gal Gadot y Chris Pine. Estreno: Miércoles 16 de diciembre.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad