Mal de ojo llega a los cines de la CDMX
Foto: Cortesía Netflix

Ofelia Medina nos cuenta sobre la película Mal de ojo

La primera actriz nos platicó sobre su trabajo en esta terrorífica cinta que llegó a las salas de cine en México

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

La primera actriz Ofelia Medina empezó su carrera a los 11 años, formando parte del grupo de pantomima infantil que había creado Alejandro Jodorowski en el país. Su talento hizo que obtuviera becas para estudiar actuación en Estados Unidos y Dinamarca. 

A su regreso se convirtió en una figura muy peleada por el teatro, el cine y la televisión trabajando con las personas más respetadas de dichos medios. Con una carrera aclamada nacional e internacionalmente y varios premios en su bolsa, ahora Ofelia Medina protagoniza el regreso de Isaac Ezban al cine, Mal de ojo, en la que interpreta a la abuela más tétrica de la historia del cine mexicano.

Time Out México tuvo la fortuna de entrevistar a uno de los pilares de la actuación del país sobre esta película de folclore terrorífico. 

¿Qué te despierta el miedo profesionalmente?
Que me quedara yo sin voz, que no pudiera ver que o sordera, algún impedimento físico que me prohibiera trabajar. Eso me daría mucho miedo.  

La película cuenta con una presencia femenina muy fuerte, ¿Cómo fue trabajar en una producción de género cargada de feminismo?
Como tú bien dices esta es una película básicamente femenina en la cual tenemos muchas generaciones, porque vemos a las mujeres detrás de las brujas, tenemos a una niña pequeña, a una adolescente que es la protagonista de la película, a la mamá de las niñas y a la señora vieja. Hay pocos hombres en el filme, pero su presencia es importante porque si no fuera por ellos pues entonces no habría desarrollo en la película. Es muy bonito trabajar en una película en que lo femenino es lo que mueve la historia y haber trabajado con estas mujeres, desde la niña, todas verdaderamente un muy buen equipo.

¿Qué fue lo que te atrajo de este personaje y cómo fue entregarte a sus maldades para crearlo? Fue un placer porque desde que lo leí me pareció que con este personaje se podría hacer algo memorable para el público. Soy una mala, mala, mala, mala.  Igual que Maricruz Olivier en “La Madrastra”, pero a ella. Es muy atractivo hacer un personaje como este porque está tan lleno de misterio ya que nunca realmente sabes qué es lo que está pasando con esta mujer y además está lleno de erotismo porque es el despertar de la niña a la adolescencia. Todo está lleno de imágenes eróticas y mi personaje se enamora del personaje que hace Arap Bethke y eso despierta sentimientos ocultos los cuales son lo que lleva la película. Me gusta mucho que detrás del horror haya erotismo.

 Sales en escenas llena de sangre, con prostéticos, ¿Compárteme tu experiencia trabajando con estos elementos?
Uno tiene que entrar en trance para poder hacer esas cosas y además bueno en manos de Roberto Ortiz, de Ana flores y de todo su equipo y eso ya me puso tranquila porque cuando yo fui al laboratorio de Roberto, uff, me produjo un fuerte shock porque sus criaturas son tan reales y el trabajo que ellos hacen es tan maravilloso que me hizo sentirme tranquila porque íbamos a tener una gran película que no se vería chafa o de cartón. El monstruo está perfectamente bien hecho, majestuoso, da miedo, y eso hace que me sienta segura y orgullosa de esta película.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad