Thirteen Lives
Foto: Cortesía Prime Video

Prime Video estrena Thirteen Lives, la nueva cinta de Ron Howard

Platicamos con el director de Han Solo: Una historia de Star Wars sobre su nueva cinta

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

En 2018, el planeta entero estuvo atento al rescate de un equipo de fútbol de niños de 12 años y su entrenador que estaban atrapados en las cuevas subterráneas de la montaña Tham Luang en Tailandia. Una fuerte tormenta había inundado la entrada impidiendo su salida y corrían el peligro de que el agua subiera o muriera de hambre. Equipos de rescate de todas partes del mundo (cerca de 10 mil personas ayudaron) se unieron para idear la mejor manera posible para sacarlos sanos y salvos. El rescate bajo el agua tomó 18 días en prepararse y realizarse. Esta fue la noticia más importante del año y afortunadamente todos salieron ilesos. 

La plataforma Amazon Prime Video estrena este fin de semana la película Thirteen Lives, un drama dirigido por el ganador del Oscar, Ron Howard, quien realizó una investigación profunda para recrear todos los hechos de la forma más real posible y contrató a los rescatistas que ayudaron en esta hazaña para guiarlo en las escenas de buceo. La película cuenta con las actuaciones de Viggo Mortensen, Colin Farrell, Joel Edgerton, Tom Bateman interpretando a los buzos Richard Stanton, John Volanthen, Richard Harris y Chris Jewell respectivamente y los tailandeses Pattrakorn Tungsupakul, Sahajak y Teeradon Supanpunpinyo.

Time Out México platicó en exclusiva con el galardonado realizador Ron Howard sobre esta producción que llega a la plataforma el 5 de agosto.

Si esta película se hubiera hecho hace 20 años toda hubiera estado hablada en inglés porque de esa manera funcionaba Hollywood, ahora tener un filme con los personajes tailandeses hablando tailandés y su cultura respetada al máximo me hace querer preguntar, ¿Qué te llevó a querer fiel a su cultura e idioma y por qué crees que la industria ya no le tiene miedo a personajes que no hablen en inglés?
En mi opinión creo que fue por la serie Narcos, ella que abrió el camino para demostrar en todo el mundo que la audiencia podía apreciar culturas representadas de manera auténtica, que el lenguaje real y que leer subtítulos ya no significaba una barrera. También El juego del calamar es otro ejemplo, creo que las plataformas han sido un elemento importante a la hora de exportar culturas por el mundo. Desde el inicio sabía que quería que la película fuera hablada lo más posible en tailandés porque quería ser real. Hice un poco de cosas parecidas en las adaptaciones que dirigí de Dan Brown (El código DaVinci), pero de manera bastante limitada, lo volví a hacer en RUSH, donde uno de los protagonistas siempre hablaba en alemán, pero ahora estoy entregando una película que está hablada un 40% en no inglés. Cuando hicimos pruebas para conocer la reacción del público americano quedé sorprendido porque ha sido el resultado más alto que he tenido en todas las películas que he realizado y absolutamente nadie se quejó que tenían que leer subtítulos. Volviendo al inicio de la respuesta, yo creo que todo esto se lo debemos a Narcos y a shows de Israel como Homeland que por su éxito luego se hace la versión en Estados Unidos. 

Pero también filmaste en locaciones reales con aspectos reales de la cultura, ¿Cómo fue la experiencia?
Me hubiera gustado filmar más escenas en Tailandia, pero COVI-19 fue un factor en ese momento, entonces tuve que decidir qué escenas podía hacer en Tailandia y cuales, en Australia, aunque las que más me interesaban si las filmamos en la zona donde sucedieron los hechos, los pueblos, las villas, las montañas, los campos, todo eso le añade algo valioso al filme. Mi punto de vista sobre los temas de la historia es que tengo una oportunidad de crear algo junto con las personas que vivieron estos eventos y conseguir una lección para el espectador con las posibilidades de conseguir algo extraordinario gracias a la unión de las personas, haciendo a un lado la política, las cuestiones culturales, las razones que dividen a los seres, todo eso ponerlo lejos para poder resolver problemas juntos, siempre juntos olvidándonos de las diferencias y pensando en el problema que tenemos en común para salir con un fin común que es la vida de estas trece personas. Además de que me parece muy valioso para el momento que estamos viviendo. 

Después del suceso en 2018, el buzo Richard Stanton obtuvo reconocimiento mundial, ¿Cómo llegó la idea de que Viggo Mortensen era perfecto para darle vida? ¿No te dio miedo que la gente pudiera compararlos por ser ambos muy conocidos?
Viggo es un actor con el que llevó décadas queriendo trabajar y es que, aunque me lo he encontrado en muchas ocasiones en premios o eventos, su presencia siempre me parece arrolladora. Pensé en él para este personaje cuando conocí a Rick, él me recordaba a Viggo en su complexión física y que los dos tienen el mismo movimiento corporal. Viggo tiene una personalidad una poco excéntrica, algo masculina, pero cargada de intelecto que lo hace distinto a los demás y lo mismo sucede con Rick. Cuando se conocieron ambos descubrieron esas mismas cualidades que estoy mencionando. Además de que me parece que es un actor camaleónico porque no nada más es un hombre hermoso con porte de protagonista, es alguien al que no le da miedo quitarme todo de eso con tal de hacer el personaje como en este caso y lo mismo sucedió con Colin Farrell, ambos no pensaron en este filme como un vehículo para posicionar su estatus de superestrella, ellos son actores al servició de una gran historia con un elenco entregado.

Algo que me sucedió con la película es que a pesar de conocer la historia y el resultado, en muchos momentos sentí miedo o nerviosismo, ¿Cómo director qué herramientas usas para lograr esto?
Gracias, es el mejor cumplido que me puedes dar. Mucho tiene que ver con que ese es el propósito al hacer un guión dramático de un hecho real. Se consigue con el guion, las actuaciones y la cinematografía porque se crea una conexión con la audiencia porque es tan visual que logra a conectar con los sistemas nerviosos y hace que crees empatía y te relaciones con ellos y a través de eso te olvidas de lo que conoces y que minuto a minuto la tensión crezca por las decisiones que toman y los hechos, eso al final lleva a repercusiones de las acciones emocionales que hacen que estos individuos te importen y le dé un peso fuerte a la historia.

¿Lograr esto fue el reto más complicado o te enfrentaste a otros?
Nos enfrentamos a retos masivos que eran bastante específicos- En mi carrera me he enfrentado a bastantes retos, pero ninguno ha sido tan profundo como el de esta película porque requería trabajar bajo el agua con múltiples buzos. Entonces dimensionar cómo sería la entrada y salida de estos personajes teníamos que analizarlo ya que son siete viajes los que ellos realizan y tenemos que filmar a cada uno de los buzos realizando estos trayectos en siete ocasiones. No nada más eso, cinemáticamente es un reto enorme porque tenemos que construir una cueva, lograr que se vea auténtica, entrenar a los buzos, encontrar manera en que la narrativa de la historia y el cine estén parejas y además descubrimos que los actores podían hacer todas las escenas porque aprendieron la técnica requerida por lo que quisimos darles a ellos cámaras para nos dieran su propio punto de vista que podíamos usar como el testigo de estas personas para darle un valor agregado a la historia y ya por último ser fiel a la cultura tailandesa y que la gente que de este país se sintiera orgullosa de que fueron plasmados correctamente, que pudieran notar la diferencia de una cultura a otra sin que todas parecieran la misma como en el cine llevan años haciendo. Quería que eso se fuera fiel y sabía que yo solo no lo lograría por lo que tenía que hacer equipo con todos los involucrados en el proyecto y también confiar en los actores, yo fui actor entonces conozco cual es la clave para crear una unión y comunicación completa.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad