Prometo volver, nueva película de Alice Winocour
Foto: Cortesía de la producción

Prometo volver

Eva Green cautiva como una astronauta lista para dejar la Tierra y a su hija en la nueva película de Alice Winocour

Por Sophie Monks Kaufman
Advertising

⭑⭑⭑⭑✩

Proxima es el nombre de una estrella brillante que está a 4.2 años luz de la Tierra. También, es el nombre de la Estación Espacial Internacional que transportará a la francesa Sarah (Eva Green), el estadounidense Mike (Matt Dillon) y el ruso Anton (Aleksey Fateev), en una misión a Marte que durará un año. Será la primera vez que Sarah estará en el espacio. Su expareja aprovecha la gravedad y toma la custodia de su hija de ocho años, Stella (Zélie Boulant), y su mascota, una gata llamada Laika, mudándose a Alemania. Los diálogos son una mezcla de francés, inglés, alemán y ruso en un ámbito políglota, una característica de las películas de la directora Alice Winocour. Ella crea un vínculo entre las naciones, entre los planetas y entre las normas domésticas.

Los espectadores se quedarán esperando los espectáculos de ciencia ficción similares a la secuencia de luces de color en 2001: Odisea en el espacio (Stanley Kubrick) o el vacío infinito de Gravity (Alfonso Cuarón). Prometo volver sucede en la Tierra y hace una crónica de las intensas preparaciones fiscales requeridas a los astronautas antes del despegue. El rodaje fue en los centros de formación reales: el Centro Europeo de Astronautas (EAC) de Colonia, Star City, Moscú y el Cosmódromo de Baikonur en Kazajstán.

Cada día trae un régimen riguroso, mientras vemos a Sarah cuando está corriendo en una caminadora, haciendo tareas con tiempo limitado submarinas y girando por un brazo electrónico y gigante. Para el montaje contemplativo, la directora muestra los retos de una relación entre madre e hija, y una lucha de género en este ambiente; como una astronauta y mujer, hay muchas cosas que Sarah tiene que probar a sus compañeros masculinos. Mike, quien desde el principio se presenta como un estadounidense grosero, cae mal más de una vez. Eva Green presenta una actuación fuerte, escondiendo sus emociones, e intentando demostrar su derecho de tener un lugar en la misión.

Aumenta la presión cuando la distancia entre ella y Stella deterioran su relación. Se mantienen en contacto por teléfono y algunas visitas ocasionales, pero Sarah se pierde eventos importantes como su experiencia en la escuela, y cuando se rompió el brazo. Bajo de su carácter estoico, Sarah ama a su hija con una pasión fuerte. Green actúa en diferentes niveles emocionantes de su personaje, bajando su guardia unos pocos segundos para mostrar que tiene un conflicto personal y fúrico, luego escondiéndose bajo su traje espacial. Zélie Boulant tiene la misma presencia. También tiene el aplomo de una persona madura, pero cuando se sienta con las piernas cruzadas, bajo la mesa y grita “te odio” a su madre, recuerdas su edad.

Winocour tiene un talento excelente para ampliar los detalles que definen la manera en que la relación funciona. Stella siente dolor, Sarah siente dolor –un sentimiento que ella esconde a sus compañeros, lo que significa que sus emociones se vuelven cada vez más pequeñas e interiorizadas.

Las decepciones desaparecen en el subtexto cuando Sarah llega a la siguiente sesión de formación, y más tarde volverán a aparecer en la siguiente escena doméstica. Las emociones son delicadas y subestimadas hasta que el final simboliza los grandes saltos que hace la madre para que su hija no pierda la fe.

Traducido por Phoebe Holder

Prometo volver Dir. Alice Winocour. Francia, 2019. Con Eva Green, Zélie Boulant y Matt Dillon. Estreno: Por confirmar.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising