Cry Macho, la nueva película de Clint Eastwood
Foto: Cortesía Warner Bros. Pictures

A sus 91 años, Clint Eastwood protagoniza y dirige Cry Macho

Clint Eastwood vuelve a dirigir y actuar en este guion de los setenta, que irónicamente sí nos hizo llorar pero no de emoción

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑✩✩✩✩

Tener 91 años no es fácil y menos si decides dirigir, protagonizar y producir una película como lo hace el legendario Clint Eastwood en Cry Macho, convirtiéndolo en el realizador activo de mayor edad en la actualidad y es que hay que recordar que su debut tras las cámaras fue en 1971 con Play Misty For Me (como actor debutó en 1955) por lo que su nuevo trabajo emociona a todo el cinéfilo de hueso colorado, aunque lamentable no juega mucho a su favor.

Mike Milo (Eastwood) es un solitario criador de caballos retirado al que se le ofrece la tarea de realizar un viaje a México para ir por el hijo adolescente de su antiguo jefe. En el camino de regreso Mike y Rafael (Eduardo Minett) se enfrentarán a varias circunstancias que los irán uniendo, creando un vínculo padre e hijo.

El guion es el peor enemigo de esta producción ya que nunca tiene un sentido propio, es algo perezoso y superficial. Las situaciones suceden solo porque deben de hacerlo sin tener la fuerza o lógica suficiente para que ocurran, además de que el arco argumental del protagonista no es creíble. De todas las personas en el mundo, ¿Qué tiene Mike de especial para hacer el trabajo? Al mocoso nos lo venden como alguien problemático que ni su familia quiere tener cerca, pero jamás nos presentan alguna razón para entender por qué la gente huye de él y como estos ejemplos hay muchísimos que ocurren todo el tiempo. Somos testigos de una lluvia de ideas que se sienten anticuadas y es que este guion fue escrito en los setenta por N. Richard Nash, quien nunca pudo llevarla a la pantalla grande (falleció en 2000) siendo Nick Schenk (Gran Torino), quien le hecho una mano para actualizarlo, aunque parece que solo vio el guion de reojo.

El lenguaje visual de Eastwood se siente de fórmula, sin propuesta y hasta por momentos algo descuidado pareciendo que lo único que le importaba era terminarla más que un proyecto por pasión. No todos los trabajos de este realizador eran perfectos, pero se sabía a simple vista que conoce de narrativa cinematográfica, de cómo conectar con el público y sobre todo de cine, porque nadie puede negar que Eastwood nació, vivió y morirá amando el cine.

Al final, esta historia es una carta de despedida a ese vaquero forajido que no seguía las reglas para decirnos que al terminar el día, todos necesitamos un lugar a donde llegar con una persona esperándote. La única razón por la que esta película será recordada es porque será uno de los últimos trabajos de Clint Eastwood, fuera de eso no tiene nada que aportar para destacar por sí sola.

Cry Macho Dir. Clint Eastwood. Estados Unidos, 2021. Con Clint Eastwood, Eduardo Minett, Natalia Traven, Dwight Yoakam, Fernanda Urrejola, Sebestien Soliz y Horacio García Rojas.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad