Estación zombie 2: Península, la nueva película de zombies
Foto: Cortesía Corazón Films

Reseña de Estación zombie 2: Península

Llega la secuela de una de nuestras películas de zombies favoritas, pero tristemente, este muerto viviente nos dio miedo

Por Stivi de Tivi
Advertising

El cine de Corea del Sur no solo lleva años dominando la cinematografía mundial, también ha inspirado mucho a la industria occidental. Su expansión y buena reputación ha crecido en últimos gracias a la reciente ganadora del Oscar Parásitos (Ho Bong Joon), que hizo historia al ser el primer filme en ganar Mejor película y película en habla no inglesa; además de títulos como Burning (Lee Chang-dong), I Saw the Devil (Kim Jee-woon) y Estación zombie (Yeon Sang-ho).

Esta última obtuvo gran éxito comercial alrededor del mundo e inyectó sangre nueva al género de zombis, que ya estaba empezándose a pudrir por su sobreexplotación. Cuatro años después (y tras varios meses de retrasos por pandemia) llega su segunda entrega, que los amantes de este cine han tomado como la razón para regresar a las salas.

El filme arranca justo donde nos dejaron en la pasada entrega: Busan es atacada por zombis y cuatro sobrevivientes luchan por llegar a una estación militar para estar con otros humanos. Al final solo Jung-Seor (Dong –Won Gang) y su cuñado Chul-min (Do-yoon Kim) logran salir de ahí. Cuatro años después, viven en Hong Kong, pero aún no pueden superar los sucesos ocurridos hasta que les ofrecen la misión de regresar a Corea del Sur para recuperar un camión que está cargado de millones y millones de dólares. Lo que ellos no saben es que además de los hambrientos muertos vivientes, también los esperan sobrevivientes que no perdonarán que los dejaron olvidados.

El director Yeon Sang-ho regresa para decirnos que no pretende contar la misma historia y que solo tomará prestados los eventos ocurridos anteriormente. En Estación zombie 2 se te presenta otra narración con nuevos personajes; el tono es distinto, nos recuerda al universo de Mad Max. El miedo del cineasta era no ser repetitivo y demostrar que podía darle varias vidas a lo que había construido, pero no es sutil es su transición ni en sus intenciones, por lo que termina mezclando varios géneros con personajes poco carismáticos y situaciones reiterativas.

Los zombis nacieron como una crítica a la sociedad borrega que sigue en masa las indicaciones de los de arriba. En esta entrega Sang-ho pretende añadirle algo al género al involucrar el rollo de la avaricia del ser humano y cómo el poder del gobierno aplasta a los débiles hasta que tarde o temprano estos se revelan, pero justo este discurso le termina mordiendo la mano al director, dejándolo totalmente convaleciente. Y hablando de los muertos vivientes... ¿Y los zombis, apá? Esta es una descarada película de acción que tiene en sus venas a Toreto (Vin Diesel) de la saga Rápidos y Furiosos, ya que cuenta con muchas secuencias de acción en autos bien logradas aunque excesivas en su duración y en el uso del CGI.

Para disfrutar de esta secuela tienes que hacer a un lado las altas expectativas generadas por la original y solo pensar que veras otra extensión de este mundo en el que las explotaciones y persecuciones están a la orden del día con uno que otro zombi haciendo un cameo. A pesar de no ser 100% emocionante o algo inteligente, este filme funciona más que cualquier película genérica de acción que haya hecho Hollywood en la última década y es justamente eso lo que agradecemos de la ola de cine surcoreano, que ha invadido la industria cinematográfica con ganas de aportar o tan solo entretener de una manera diferente.

Estación zombie 2: Península. Dir. Yeon Sang-ho. Corea del Sur, 2020. Con Kang Dong-won y Lee Jung‑hyun. Estreno: Jueves 5 de noviembre.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising