In the Heights
Photograph: Warner Bros.

En el barrio, el musical del verano que te hará salir bailando de la sala de cine

El musical protagonizado por Lin-Manuel Miranda llega a la pantalla grande con un elenco fuerte que derrocha energía y corazón

Phil de Semlyen
Escrito por
Phil de Semlyen
Publicidad

⭑⭑⭑⭑✩

Este es un musical sobre los soñadores de Nueva York, del tipo tradicional y del tipo que Trump quisiera expulsar del país. El éxito de Broadway de Lin-Manuel Miranda en 2008 ha sido un poco eclipsado por el gigantesco evento cultural que es Hamilton. Pero si Hamilton reinventó el pasado de Estados Unidos con un estilo edificante, este himno suelto para la comunidad latina de Washington Heights hace el mismo trabajo para su presente.

El resultado son todos los clichés cursis a los que un crítico perezoso podría recurrir: golpecitos con los pies que inducen a sonrisas, sinceras y estúpidamente irresistibles. Pero también tiene una ira muy sólida entre sus grandes melodías y sus romances esperanzadores que te agarran desprevenido. Esto no es un simple forraje azucarado para sentirse bien.

El sueño más grande aquí pertenece al huérfano Usnavi (Anthony Ramos, ridículamente encantador), un dueño de una bodega de 29 años en Washington Heights que anhela regresar a la tierra natal de sus padres, República Dominicana, para administrar un bar en la playa. Claro, también es la trama de Cocktail, pero en este barrio de Nueva York todo se complica por la lucha de dinero, oportunidades, tiempo y cuando un corte de luz golpea el vecindario, incluso por luz.

La película comienza con Usnavi en esa playa compartiendo su historia con una pandilla de niños. Si da a entender que está en camino de hacer realidad su sueño, no confíes en ello. También está la chica de sus sueños, Vanessa (Melissa Barrera), que anhela escapar de su trabajo sin futuro en un salón de belleza, y sus amigos, la estudiante de Stanford Nina (Leslie Grace) y el ambicioso despachador de taxis Benny (Corey Hawkins de The Walking Dead), los cuales descubren tantas serpientes como escaleras en su camino para salir del alto Manhattan.

Usnavi les dice a los niños que “las calles están hechas de música” y, vaya, lo están: los ritmos se conjuran con el spray de la lata de un artista de graffiti, la manguera de un limpiador de calles proporciona percusión. Aquí hay tanta musicalidad en la vida cotidiana que tiene mucho sentido cuando un centenar de personas entran en un baile callejero coreografiado sin una razón obvia. ¿Por qué no lo harías cuando el sol está cayendo y Lin-Manuel Miranda deambula vendiendo piraguas heladas?

Las melodías de Miranda, una fusión de hip hop e influencias latinas que de alguna manera no terminan sonando como Cypress Hill, se disparan, especialmente en la canción principal que ambienta la escena y el ardiente “Blackout”. Algunas de las escenas no musicales se arrastran, y no hay demasiados musicales con una pizca real, pero la energía rara vez se detiene por mucho tiempo. La edición es nítida y el director Jon M. Chu, quien capturó Singapur como un crisol de celebración en Crazy Rich Asians, repite el truco para Nueva York, poniendo una tonelada de calidez y vibraciones veraniegas en cada toma. El ácido láctico nunca se desvanece por completo de los músculos de la película, ya que pasa de una secuencia de baile coreografiada a la siguiente.

Pero traspasando la alegría está la sombra de la gentrificación que hace añicos su diáspora unida y las deprimentes realidades del prejuicio. La canción más conmovedora, “Paciencia y fe” tiene a la abuela adoptiva de Usnavi, Claudia (Olga Merediz, repitiendo su papel de Broadway nominada al Tony) reflexionando sobre cómo la vida en Nueva York nunca estuvo a la altura de sus sueños al crecer en Cuba. Su primo Sonny (Gregory Diaz IV), mientras tanto, se entera de que ser un soñador le impide llegar a la universidad. “El racismo en esta nación ha pasado de latente a descarado”, canta en el “96,000 ”, un recordatorio de que los temas de 2008 también son los de 2021, y algo más.

En el barrio Dir. Jon M. Chu. Estados Unidos, 2021. Con Leslie Grace, Anthony Ramos, Jimmy Smits, Lin-Manuel Miranda y Melissa Barrera. Estreno: Jueves 17 de junio.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad