Angelina Jolie plays Thena in Marvel Studios The Eternals, directed by Chloe Zhao
Photo: Marvel Studios

Eternals, la nueva entrega del UCM

La 4T del UCM llega de la mano con Salma Hayek, Angelina Jolie, Richard Madden y Lia McHugh

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑⭑✩

La cuarta fase de Marvel tiene tatuada en la frente sus ganas de ser la más arriesgada de todas las que ya hemos vivido; desde el debut de una heroína que ya no regresará hasta el primer héroe asiático. Estamos ante el momento en el que la casa productora más lucrativa del cine empieza a abrir sus horizontes, pero ¿les está funcionando? Con un año de atraso se estrenó Eternals, la propuesta más aventurada que ha tenido Marvel con la directora independiente Chloé Zhao, quien tiene ahora un Oscar bajo el brazo.

Esta entrega nos presenta a los Eternals, seres que fueron creados por los Celestiales, unos seres poderosos que existen desde la creación del planeta Tierra. Ellos decidieron que sus creaciones eran perfectas para proteger a los (recién nacidos) humanos de una raza alienígena llamada Deviants a los cuales terminan derrotando aunque para su mala suerte se les pidió que esperaran en la Tierra a que regresen por ellos, pero con una regla muy importante: tienen prohibido ayudar a la humanidad o involucrarse en algún hecho catastrófico, solo pueden observar lo que los termina convirtiendo en testigos de momentos claves de la historia; desde Mesopotamia (5000 a.C.), Babilonia (575), Tenochtitlan y la bomba nuclear de Nagasaki en 1945. Por esta razón es que nunca pudieron ayudar a Iron Man y los Avengers a luchar contra Thanos.

En la época actual, el equipo está separado, pero el regreso de los Deviants harán que se vuelvan a reunir para tratar de entender porque ahora estos monstruos no van contra de los humanos sino que quieren asesinar a estos seres poderosos. A pesar de que suena a ser la típica historia de introducción de un superhéroe, sigue otras reglas porque aquí no quieren presentarnos a uno sino a diez semidioses de diferentes razas y culturas; tenemos al líder del grupo Ajak (Salma Hayek), quien tiene el poder de la sanación; Sersi (Gemma Chan), que puede transmutar la materia; Thena (Angelina Jolie), ella pueda crear armas de la nada; Ikaris (Richard Madden), quien puede volar y disparar láser por sus ojos; Sprite (Lia McHugh), tiene la habilidad de hacer ilusiones; Kingo (Kumail Nanjiani), emite energía explosiva con sus manos; Makkari (Lauren Ridloff), es súper veloz; Druig (Barry Keoghan), puede controlar la mente de las personas; Phastos (Brian Tyree Henry), tiene el don de la inteligencia con el cual puede inventar artefactos tecnológicos únicos; y por último, Gilgamesh (Don Lee), quien tiene increíble fuerza. Más que héroes, estos personajes están basados en figuras mitológicas de la historia, jugando con la idea de que tal vez estas leyendas fueron creadas en honor a los Eternals.

Zhao es experta en hacer que los exteriores sean una herramienta para contar una historia y aquí no falla, dándonos una de las películas Marvel más bellas visualmente en la que no sentimos estar atiborrados de la tan usada pantalla verde. Estos personajes batallan con problemas internos que es otro sello de la directora de Nomadland, el problema de la película es que son tantos héroes que no le logra dar peso o intensidad al arco dramático por el que atraviesan, haciéndonos sentir que estamos ante un mazacote de sentimientos

Las demás películas de Marvel parecen estar hechas como si siguieran una guía argumental que se les impone porque casi todas caminan de la misma manera mientras que Eternals presenta una nueva manera (¡Aleluya!) de desarrollo, la cual, aunque es propositiva, no funciona del todo ya que tiene momentos en lo que realmente no sucede nada y otros que repiten lo mismo que ya no habían dicho. No queremos explosiones y efectos especiales cada cinco segundos, pero necesitamos un producto que sea atractivo, entretenido y objetivo porque en un momento se vuelve eteeeeeeernoooo.

Las actuaciones son otro campo descuidado. Tantos personajes hacen que no se pueda dar el cuidado necesario por ejemplo, Gemma Chan jamás llega a entender que es lo que Sersi le pide mientras que Richard Madden reacciona a situaciones de la manera menos expresiva cuando debería entregar más profundidad por tratarse de un ser con muchos cuestionamientos internos.   Nuestra Salma y Angelina están en Salma y Angelina por lo que no hay queja, pero tampoco aplausos. Los que lograron entender qué se necesita para interpretar a un superhéroe son Kumail Nanjiani, Lauren Ridloff, Barry Keoghan y Brian Tyree Henry, quienes entregan los momentos más luminosos aunque cada uno está en un tono distinto, sin contar los demás actores que hacen falta.

Chloé Zhao es una talentosa directora que necesita experimentar más con producciones de gran presupuesto porque en sus filmes independientes ella tiene el control de todo y de todos, y en este filme de 200 millones de dólares se ve que no le pudo poner atención a muchos detalles haciendo que la película siempre se sienta desbalanceada. Eternals no es la pésima producción que se ha dicho que es. Su problema es que se esfuerza tanto en ser diferente a todas las demás que no encuentra lenguaje y camino propio. Al final la película termina siendo igual que la misma leyenda griega de Ícaro, quien se atrevió a volar tan cerca del sol por creerse especial, pero solo ocasionó que los rayos solares derritieran la cera que unía sus alas.

Eternals Dir. Chloé Zhao. Estados Unidos, 2021. Con Richard Madden, Angelina Jolie, Gemma Chan, Kit Harington, Kumail Nanjiani, Salma Hayek, Barry Keoghan, Brian Tyree Henry, Ma Dong-seok, Lia McHugh, Lauren Ridloff y Haaz Sleiman.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad