Last Night in Soho
Photograph: Universal

Last Night in Soho, el nuevo thriller de Edgar Wright

El último trabajo del director y guionista inglés es un tornado intenso y elegante iluminado por Anya Taylor-Joy

https://media.timeout.com/images/105813997/image.jpg
https://media.timeout.com/images/105809548/image.jpg
Escrito por
Phil de Semlyen
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

Cualquiera que se haya mudado de provincia a una gran ciudad abe ese torbellino de emociones que golpea en esos primeros días: asombro, excitación nerviosa, la inundación ocasional de cortisol mientras navega por multitudes que parecen consistir únicamente en codos afilados y caras gruñonas. Tienes un récord de 33 latidos por minuto en un mundo de 1,000, especialmente si esa ciudad es Londres.

En otras palabras, un terreno fértil para la madriguera de conejo del thriller psicológico de Edgar Wright que se traga lentamente a la nueva estudiante de moda interpretada por Thomasin McKenzie, Eloise. No hay refugio para ella cuando todo se pone intenso. Sus compañeros son una pesadilla. Su madre falleció hace años y su amable tía (Rita Tushingham) volvió a su ciudad.

Cuando se muda al último piso de una vieja y chirriante casa de Bloomsbury dirigida por una casera malhumorada (Diana Rigg), a esas tribulaciones diurnas se suman algunas nocturnas cada vez más aterradoras. Golpeando la almohada por la noche, de repente se pone en la piel de una aspirante a cantante de cabaret, Sandy (Anya Taylor-Joy). Es 1965: Thunderball se está reproduciendo en los cines del West End y Cilla Black está deslumbrando a las multitudes de los clubes nocturnos. London se está moviendo y el agente de Matt Smith pronto la conectará con un concierto. El mundo es su barra de ostras.

Por supuesto, las cosas rápidamente se vuelven amargas de la manera en que tienden a hacerlo en un mundo lleno de hombres rapaces y aulladores. Viajando en el tiempo con consecuencias cada vez más siniestras,  Last Night in Soho transforma lenta e inteligentemente su patio de recreo del West End de increíblemente glamoroso y listo para Vogue a un reino sórdido y siniestro de hombres lascivos.

Aquí, dos mujeres sufren por la misma explotación sexual,, una en el pasado, otra en la actualidad, lo que hace que sea una descripción inteligente del trauma que resuena a través del tiempo, así como la naturaleza desolada y solitaria de las repercusiones. Wright, quien coescribió con Krysty Wilson-Cairns (1917), siempre mantiene la perspectiva femenina a la vanguardia.

McKenzie vende tanto el descenso vertiginoso de su personaje como una subtrama romántica con un compañero de estudios (Michael Ajao), incluso si la recompensa zigzaguea un poco al resolver su jerarquía de amenazas. Taylor-Joy se roba sus escenas, como suele hacer, y sobrealimenta la película con una etérea fuera de tiempo que está al borde de lo fantasmal. 

Wright sigue a algunos de sus propios fantasmas. Hay guiños a Peeping Tom de Michael Powell e indicios de la atmósfera nerviosa de Polanski, así como el extraño y sutil elemento básico de cine giallo (los espejos y los vidrios rotos). 

El elenco de apoyo amplifica ese aire embriagador de los años sesenta; los íconos británicos geniales como Rigg, Tushingham y Terence Stamp obtienen mucho más que papeles simbólicos; ayudan a impulsar la trama. A Night in Soho es un epitafio realmente apropiado para Rigg, quien murió después de que terminó el rodaje. Es una muestra adecuada de su talento.

Todo se convierte en una evocación inmersiva del tiempo y el lugar, y una flexión cinematográfica más sobria, aunque elegante, de Wright. Quedaron atrás los característicos crash zooms y los cortes de pelo de su reciente thriller de acción Baby Driver. También se acabaron los reconfortantes cameos y las bromas tontas de la trilogía de Pegg y Frost, esta es más Twister que Cornetto, y ese desamarre del trabajo anterior del director hace que este sea un viaje especialmente satisfactorio hacia lo desconocido. Al igual que sus espeluznantes callejones en el Soho, nunca estás seguro de lo que hay a la vuelta de la esquina.

Last Night in Soho Dir. Edgar Wright. Reino Unido, 2021. Con Thomasin McKenzie, Anya Taylor-Joy, Terence Stamp, Diana Rigg, Rita Tushingham y Matt Smith. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad