Will Smith in tennis whites and tracksuit top leading a group of girls in film King Richard about their dad training Serena and Venus
Photograph: Chiabella James

Rey Richard: Una familia ganadora lleva a la pantalla la historia de Venus y Serena Williams

Una excelente actuación de Will Smith ancla esta inusual versión de biopic deportiva

Gil Camargo
Escrito por
Helen O’Hara
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

⭑⭑⭑⭑✩

Se le podría perdonar el ser cínico a Rey Richard. Las extraordinarias Venus y Serena Williams, dos de las mejores jugadoras en la historia del tenis femenino, se convierten aquí en personajes secundarios en un drama sobre su padre, Richard. Oh, mira, Hollywood ha encontrado la historia que vale la pena contar. Es mérito del director Reinaldo Marcus Green y Will Smith que esta película defienda su punto focal contraintuitivo.

Richard Williams (Will Smith) es esposo, guardia de seguridad y padre de cinco hijas junto a su segunda esposa Brandy (Aunjanue Ellis). Los dos menores, Venus (Saniyya Sidney) y Serena (Demi Singleton), han sido preparadas para la grandeza del tenis de acuerdo con un plan que Williams elaboró ​​antes de que nacieran. Sus esperanzas parecen grandiosas en el mejor de los casos (engañadas en el peor), mientras recorre clubes de tenis en busca de entrenadores, patrocinadores o simplemente descartar pelotas de tenis. Pero Williams sigue presionando a sus hijos de una manera que podría ser difícil de perdonar si no se esfuerzan más.

Smith refrena su despreocupada confianza habitual a favor de algo más esforzado, pero mantiene un brillo en los ojos de Williams mientras pide favores, se abre camino en clubes de campo y convence a los entrenadores estrella para que vean jugar a sus hijas. Esos entrenadores están por turnos fascinados y exasperados.

El director Green, cuya última película, Monsters and Men, trató explícitamente de la policía racista, hace que la raza sea un tema de fondo constante. Nunca pierde de vista el hecho de que muchos de los desafíos de las hermanas Williams provienen de un entorno mucho más desfavorecido que el de sus pares de tenis apasionados, o el hecho de que al menos algo de escepticismo hacia la búsqueda quijotesca de Williams tiene sus raíces en el racismo. Green muestra enfáticamente que la gracia de la familia frente al prejuicio se gana con esfuerzo, el resultado de un autocontrol sobrenatural y una práctica prolongada y horrible.

La película minimiza algunos de los aspectos más ásperos de la vida de Williams, omitiendo en gran medida la discusión de sus hijos en relaciones anteriores y mostrando poco rechazo de sus hijas a sus formas controladoras. Tanto Venus como Serena Williams figuran como productoras, y tal vez quisieron omitir cualquier fricción familiar, o tal vez la familia inspiradora y trabajadora que se muestra aquí es exactamente como era.

Puede que esta no sea la película biográfica de dos mujeres cuyos logros definitivamente merecen uno, pero es una historia extraordinaria sobre un hombre que soportó el peligro, el ridículo y la desesperación para crear las circunstancias para que prosperaran.

Rey Richard: Una familia ganadora Dir. Reinaldo Marcus Green. Estados Unidos, 2021. Con Will Smith, Demi Singleton, Jon Bernthal y Seniyya Sidney. Estreno: Jueves 2 de diciembre.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad