Space Jam: Una nueva era
Foto: Cortesía Warner Bros. Pictures

Los Looney Tunes regresan al cine con Space Jam: una nueva era

Bugs Bunny, el pato Lucas, Silvestre, Piolín y Taz vuelven a la pantalla grande con esta secuela del éxito noventero

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑⭑✩

La idea de Space Jam (1996) nació por la necesidad de revivir a los famosos personajes de Warner, los Looney Tunes, que ya no tenían la misma popularidad que antes; así que se decidió unirlos a la máxima estrella del deporte en ese momento, Michael Jordan. El resultado final fue positivo en cuestión taquilla y venta de mercancía; además marcó a la generación que la fue a ver al cine (me incluyo). A 25 años de su esteno, llega la secuela con las mismas intensiones que la original, pero ahora con un público más exigente y difícil de satisfacer. 

Arrancamos con LeBron James, quien aprende desde chico que si quiere triunfar en la vida debe de tomarse todo en serio. Sin tiempo para jugar, sigue al pie de la letra este pensamiento que lo ayuda a convertirse en el máximo icono del basquetbol; mientras que su hijo, Dom (Cedric Joe), sueña con dedicarse a crear videojuegos, lo cual su papá no entiende, provocando que exista una barrera entre ellos. Todo parece normal hasta que conocemos a Al-G Rhythm (Don Cheadle), un malvado algoritmo creado por Warner para producir proyectos según el gusto del público.

El algoritmo desea ser respetado en el mundo real, así que secuestra a Dom y a LeBron para llevarlos al mundo virtual de la casa productora y hacerlos competir entre ellos en un partido de basquetbol. En éste, James tendrá que hacer equipo con Bugs Bunny y compañía, quienes no saben seguir reglas; todo lo hacen por diversión.

Es Space Jam: una nueva era, no Lawrence de Arabia, entonces no podemos ponernos exigentes con la historia cuando sabemos y aceptamos que la idea es ver un partido de un humano con dibujos animados. Lo que hay que cuestionarnos es si es tan divertida para que valga la pena dedicarle dos horas de nuestra vida, y lamentablemente no lo es. A pesar de tener un arranque dinámico y bien planteado, conforme avanza, su ritmo se torna bastante disparejo, y cuando llegamos al partido (que es el momento cumbre del filme) nos cansa; como las reglas no importan, se ganan puntos por tonterías como “el tiro más cool”, haciendo que la tensión sea nula. Este filme realmente no logra provocar risas, quizá solo hay un momento; la sala en donde la vi estuvo en silencio siempre.

En esta secuela dirigida por Malcolm D. Lee (el primo de Spike Lee), quien se ha dedicado a hacer comedias desfachatadas para el público afrodescendiente, podemos ver que el realizador no estaba seguro de a qué público quería dirigir su película, la cual no tiene identidad propia. ¿Es para los niños de ahora o los niños de los noventas? Tiene términos y tecnología que la hace actual; además de que es la primera vez que tenemos a los Looney Tunes hechos de manera 100% digital, pero luego hacen referencias a la película pasada o hechos cargados de nostalgia haciéndote sentir que estas en medio de un mazacote de ideas. 

A eso agrégale el desafortunado crossover que hacen con productos de toda la marca WarnerMedia; desde caricaturas, criaturas y figuras emblemáticas del cine y la TV (algo que Ready Player One ya había hecho de manera satisfactoria), entregándote una saturación excesiva. Además, la gran mayoría de estos cameos fueron hechos de la peor manera porque ves a extras en un barato cosplay representando a Pingüino, Pennywise, Night King, los monos con alas de El Mago de Oz y un sin fin de personajes con malos resultados que te hacen sentir que estas en la calle Madero del Centro de la Ciudad de México. Triste, muy triste.

Space Jam: una nueva era es una película que  probablemente no conectará con las personas adultas que llegaron a ella urgidas por nostalgia complaciente, pero que a sus hijos los introducirá a Bugs, Porky, Taz y el pato Lucas, con un mensaje más adecuado, menos violento y una Lola Bunny cero sexualizada. Al final esa fue y seguirá siendo la idea de esta película, inyectarles nueva vida a los personajes para generar dinero seguro y ese es el juego favorito de Warner.

Space Jam: una nueva era Dir. Malcolm D. Lee. Estados Unidos, 2021. Con Don Cheadle, Zendaya, LeBron James, Khris Davis y Sonequa Martin-Green. Estreno: Jueves 15 de julio.

Recomendado: Space Jam presenta nueva colección de ropa y sneakers con Nike y Converse.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad