Spider-Man: No Way Home
Foto: Cortesía Sony Pictures

Spider-Man: No Way Home el espectacular regreso de El Hombre Araña

Tom Holland se pone el traje de Spider-Man de nueva cuenta en, tal vez, la película más esperada de 2021

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑⭑⭑⭑✩

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” esta es la famosa frase que el tío Ben le da a Peter Parker,  ayudando a definir a este personaje en las historietas y en las películas de Sam Raimi (2002-2007) y Marc Webb (2012-2014), pero curiosamente no había significado nada en el universo planteado por el realizador Jon Watts (2017-2019) hasta ahora, con el estreno de la tercera entrega protagonizada por Tom Holland, Spider-Man: No Way Home, la cual se convirtió en la cinta más esperada de la saga, gracias a los rumores que giran a su alrededor.

La película arranca justo donde Far from Home nos dejó; Mysterio revela al mundo entero que Peter Parker es Spider-Man. Por primera vez experimentamos lo que significa para el arácnido dejar de tener una vida privada y cómo este hecho también afecta a sus familiares y amigos. Desesperado, Peter buscará a Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) para que lo ayude con su problemas con ayuda de sus poderes mágicos, pero algo sale mal (lógicamente) haciendo que villanos de otros universos lleguen al suyo para comenzar una difícil batalla por lo cual necesitará toda la ayuda posible.

A pesar de que la película no es concisa en varios puntos de su trama, y no existen justificaciones reales a algunas acciones que realiza, este arriesgado filme sale triunfante porque hace que todo lo presentado funcione, cumpliendo su cometido que es entretener, emocionar y en momentos hasta conmover.  

Esta es la película de Spider-Man que más sorpresas tiene y afortunadamente para nosotros no llega a sentirse excesiva, ya que son manejadas con dinamismo y un toque de magia. Sé que sueno ridículo diciéndolo, pero debo ser honesto al decir que ciertas escenas me hicieron sentir como un niño chiquito viendo la pantalla con la boca abierta. Momentos que jamás imaginé presenciar los tuve ante mis ojos satisfaciendo deseos que no sabía que tenía, los cuales me hicieron sonreír ya sea por su importancia o por sus inteligentes diálogos.

Si bien el Spider-Man de Holland no ha sido el favorito de los fans por traicionar ideas básicas como; el hecho de que usa trajes con la más alta tecnología; tener a un mentor que lo proteja o ser quejumbroso por no tener tiempo para su vida personal; en esta película se dedican a la construcción de un Peter Parker más parecido al de los cómics que debe batallar con muchas situaciones y sentimientos mientras defiende a la ciudad de Nueva York. Holland demuestra que en los últimos cinco años se ha dedicado a crecer actoralmente logrando darnos momentos cargados de distintas emociones.

Estamos ante el espectáculo más divertido y ambicioso de la temporada el cual ayuda a Sony Pictures a fortalecer su propio universo cinematográfico que aunque ya lleva 20 años existiendo esta es la primera vez que mezcla toda su mitología obteniendo un resultado positivo porque entendió que para el futuro de Spider-Man tenía que aplicarse a sí misma la tan famosa frase del tío Ben que le dio a su sobrino.

Spider-Man: No Way Home Dir. Jon Watts. Estados Unidos, 2021. Con Tom Holland, Zendaya, Benedict, Cumberbatch, Marisa Tomei, Jamie Foxx, Tony Revolori, J.K. Simmons y Angourie Rice. Estreno: Miércoles 15 de diciembre.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad