Ruido de Natalia Beristain
Foto: Cortesía Netflix

Ruido, la película de Natalia Beristain sobre las desapariciones en México

Platicamos con la cineasta sobre su nueva película y la participación de su su mamá, Julieta Egurrola, como protagonizándola

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

El tercer largometraje de la directora Natalia Beristain, Ruido, llega este mes a Netflix. La película habla sobre una madre que busca desesperadamente a su hija que desapareció hace nueve meses. La producción estuvo en el festival de San Sebastián antes de llegar a la plataforma. Platicó con la realizadora y actriz Julieta Egurrola sobre cómo fue llevar este doloroso tema a la pantalla grande

¿Cómo nació Ruido?
Natalia Beristain: Los primeros impulsos de Ruido están ahí latentes desde hace más de 10 años. Yo estaba asistiendo en dirección a Daniel Giménez Cacho en una obra de la compañía nacional de teatro en la que mi madre (Julieta Egurrola) y otras mujeres actrices participaban y en esa obra se hablaba sobre las desaparecidas. En ese momento nace en mí la necesidad de hablar de estas historias, pero fue un impulso que iba y venía porque no me sentía con las herramientas emocionales y racionales para entrar en un tema como este, pero nunca me abandonó. Hace 4 años acepté que esto no se iba y mi propia maternidad me impulsaba a querer entender y entrarle a esta temática. Empecé a recoger todo lo que había escrito, investigado y sumado el lado sentimental y emocional que fue adquiriendo.  La película se fue construyendo con los creativos y creativas que estaban uniéndose y el elenco. La pandemia también fue un factor que golpeó, teníamos EFICINE e íbamos a filmar a finales de 2020, pero en esa espera distintas situaciones que ocurrieron en el país permean la construcción para lograr este Ruido que estamos presentando. Es el viaje de Julia, pero es sobre este viaje que hace que ella conecte con otras mujeres, con otros contextos y violencias. 

 

Julieta, como actriz, ¿Qué hiciste para construir a Julieta, más allá del guion?
Julieta Egurrola: Lo hice entendiendo el entorno de mi personaje, de dónde viene ella. Vi que era una familia trastocada por la desaparición de la hija menor. Ellos viven en la ciudad de México, son de clase digamos acomodada, el padre es maestro en universidad y ella es artista plástica. La hija, Ger se está graduando de Psicología, se va a un viaje para celebrarlo con sus amigas y se desaparece, le manda un video a su madre, sin saber que sería el último que recibiría y ahora que ella no puede dejar de ver. Entonces la familia levanta la denuncia, se abre el expediente y esperan las autoridades hagan algo, pero un expediente mal hecho y la incompetencia de la burocracia. Todo esto pasan miles y miles de familias. No hay respuesta, no hay sonidos, no hay nada. Ya estoy contando toda la película, ¿Verdad? (Risas) Bueno es solo el inicio. El punto es que entendí toda esta información para poder darle una representación justa a Julia, que fue creada basada en muchas historias reales.

Noticias, redes sociales, películas, tantos medios que permea la violencia a tal grado que nos hacen insensibles, ¿Cómo contar una historia como esta sin caer en lo común y recuperando la sensibilidad? 
Natalia Beristain: La realidad está allá afuera todos los días, no hay que rascar demasiado para entender que la gente está siendo atravesada por la violencia que existe en este país. Ese horror, ese dolor, esas imágenes atroces y tienen alguna revictimización para quienes han atravesado esto es su realidad. Teniendo eso claro dijimos, eso no lo queremos mostrar, entonces ¿Cómo contamos algo distinto? No queríamos mostrarlo en primer plano. La película es sobre los rostros y el dolor, del amor, de la alegría. Es el impulso humano, la vitalidad lo que queríamos mostrar. Entonces de ahí fuimos moviendo y metiendo cosas.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad