Smile, la película de terror del momento
Foto: Cortesía Paramount

Smile, la película de terror para ver en Día de Muertos y Halloween

Después de los cortometrajes Laura Hasn't Slept y The Hidebehind, el director Parker Finn debuta con esta cinta que te hará sonreír de miedo

Gil Camargo
Escrito por
Olly Richards
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

⭑⭑⭑✩✩

Smile no te da mucho tiempo antes de que empiece a aterrorizarte. Justo después de conocer a la Dra. Rose Cotter (Sosie Bacon), una psiquiatra quizás demasiado comprometida con su trabajo, está sentada con una paciente que insiste en que está siendo acosada por una entidad sonriente asesina. Rose se sorprende cuando la mujer aterrorizada comienza a retorcerse en el suelo. Mirando hacia otro lado brevemente para pedir ayuda, Rose se da vuelta para ver a la mujer cortarse la garganta, con una horrible sonrisa en su rostro. Lo que sea que la perseguía ahora viene por Rose, sonriendo ampliamente mientras arruina su vida.

Durante aproximadamente la primera mitad, el debut de terror de Parker Finn es curiosamente espeluznante. Hay ecos de It Follows, el hit de 2014 de David Robert Mitchell sobre una entidad que acecha incesantemente a sus víctimas. Hay una sensación persistente de amenaza y una cotidianidad en su aspecto que hace que el horror sea más discordante. Rose sigue viendo a alguien en la distancia mirándola lascivamente, pero no están lo suficientemente cerca para ver con claridad. Está convencida de que algo la atormenta en casa, pero podrían ser los nervios los que la engañan. Existe una clara posibilidad de que todo esto esté en la cabeza de Rose. 

Ciertamente es creíble que el trauma de ver a un paciente cortarse la garganta, apilado sobre el sufrimiento infantil no resuelto de Rose, le haya dado una patada severa a su salud mental. Finn y Bacon (excelentes en todo momento) hacen que la audiencia sienta que sus nervios se desmoronan lentamente. Como una película sobre las formas en que los traumas del pasado te persiguen, es enormemente efectiva. 

Decepcionantemente, la segunda mitad navega hacia tropos de terror genéricos. Rose va en busca de la fuente de la "maldición" y encuentra a alguien que ha reunido una gran cantidad de pruebas y, finalmente, se enfrenta a un monstruo. El afán de dar a todo una explicación clara diluye el peligro. 

Dicho esto, incluso cuando no sorprende en su historia, Finn siempre tiene una habilidad para sorprender. A veces, esos son clásicos saltos de miedo (exagerados, pero efectivos), pero también tiene sentido para configuraciones más extrañas. Uno de los momentos más aterradores de la película es un primer plano de la nuca de Rose. Una voz en el teléfono le dice que se dé la vuelta, lo que no se atreve a hacer. Pone a la audiencia en la posición de... lo que sea que esté ahí, esperando descubrir lo que somos. 

Smile es en general un horror sólido, una buena manera de hacerte gritar en la pantalla del cine, pero dentro de él hay suficientes momentos de invención horrible para hacer de Finn un director al que vigilar. Puede haber sorpresas más grandes y extrañas en la tienda.

Smile Dir. Parker Finn. Estados Unidos, 2022. Con Sosie Bacon, Jessie T. Usher, Kyle Gallner, Caitlin Stasey, Kal Penn, Rob Morgan, Judy Reyes y Gillian Zinser.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad