Buena suerte, Leo Grande
Foto: Cortesía de la producción

Sophie Hyde nos platica sobre su nueva cinta, Buena suerte, Leo Grande

La directora nos platicó sobre su trabajo con la galardonada y respetada actriz Emma Thompson

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

La realizadora australiana Sophie Hyde ya era respetada en el medio audiovisual por su trabajo como productora, pero fue gracias a su debut tras las cámaras con el drama comedia 52 Tuesdays que su carrera se catapultó. Este fin de semana llega a México su nueva producción Buena suerte, Leo Grande, la cual nos presenta a Nancy, una mujer adulta que decide contratar a un trabajador sexual ya que con su esposo quien falleció un par de años atrás y que nunca le hizo sentir un orgasmo. 

La historia se desarrolla en un cuarto de hotel y nos presenta los cuatro encuentros que Nancy tiene con Leo Grande. Este filme se estrenó en la pasada edición del festival de cine independiente Sundance motivo por el que platicamos con la directora Sophie Hyde sobre este filme y el trabajar con la galardonada y respetada actriz Emma Thompson.

¿Cómo llegó esta historia a tus manos?
La historia llegó a mí por Katy Brand, quien es una fantástica comediante, ella me buscó, mientras el mundo estaba encerrado por pandemia, 2020 entrando a 2021. Nadie viajaba, yo estaba en Australia y no podía salir del país, entonces me llega un mensaje que decía: tenemos un fantástico guion que nos encantaría que leyeras. Es sobre una mujer que es una maestra retirada y quiere tener buen sexo por primera vez en su vida. Por cierto, esa mujer será interpretada por Emma Thompson. Entonces fue muy fácil aceptar, además de que me atrajo el reto de hablar sobre las personas que se dedican a vivir del sexo y quería ser fiel a su vida por lo que cuando entré al filme me puse a estudiar para lograr hacer el guion lo más real posible. Eso nos tomó unos seis meses, me interesaba hablar de nuestros cuerpos y cómo nos sentimos con ellos. El rodaje se desarrolló en Londres, tuvimos unas casi tres semanas de ensayos y la filmamos toda en 19 días.

Cuéntame un poco más sobre tu estudio con trabajadores sexuales, ¿Platicaste con uno?
Platiqué con bastantes de hecho porque quería tener un punto distinto de ellos y no solo uno. Me sorprendió conocer sus historias y también todo el tipo de personas que trabajan haciendo esto, cada uno se presenta y vende de una manera distinta. Es un trabajo como cualquier otro. Algunos pueden ser muy buenos y otros no, como suele suceder. Entonces ahí nació la necesidad de que el personaje de Leo se esforzará mucho por ser el mejor porque nos gusta observar a alguien con la confianza de ser el mejor. Esta consulta con los trabajadores sexuales fue muy importante para mí y la guionista Katy, razón por la cual tuvimos varios asesores antes del rodaje, durante el rodaje y en la edición.

La película es sobre sexo, pero realmente nunca los vemos tener sexo, es más,  sobra intimidad, ¿Cómo fue crear esto?
Cuando el guion me lo dio Katy se mostraba nada de sexo entre ellos y yo le dije que era importante tener algo para de cierta manera nosotros también notar como la intimidad y confianza mejora todo porque al final es parte de lo que hacen los trabajadores sexuales, ofrecen un espacio seguro. Lo que hicimos fue tener a los dos actores platicando, compartiendo cosas de su pasado, sobre las inseguridades de sus cuerpos, ciertos ejercicios que requieren confianza para que ellos fueran los que nos pidieran filmarla y no nosotros forzarlos, ¿Me explico? Además de que hicimos un día con los dos actores desnudos ensayando y practicando ciertas escenas, se supone que pactamos nunca decir esto, pero Emma lo dijo en la primera entrevista entonces ya no es un secreto. Ese día fue más que nada para revelar el cuerpo a su compañero, no de la manera, oye mira mí cuerpo, sino que se compartieran historias del cuerpo, diferentes partes y lo que significan para nosotros, ¿Qué significa este tatuaje? ¿Por qué tengo esta cicatriz? ¿Esta es una cirugía o una operación? Era una introducción de nosotros con nuestro cuerpo con cosas que significan algo para nosotros y no tanto sobre como se ve nuestro cuerpo. Esto fue muy importante para nuestro filme y cambió toda la dinámica.

¿Por qué crees que el público está más acostumbrado a ver personas disparándose entre ellos en las películas, pero cuando una mujer madura habla sobre sexo se sienten incomodos? ¿Por qué la violencia es más fácil de aceptar que algo humano como nuestros cuerpos?
Tiene mucho que ver con lo poco que nos lo muestran, este tipo de historias nos la limitan seguido la cultura pública porque siempre nos dan lo mismo, las mismas historias hechas por las mismas personas por tanto tiempo. Es cierto, nos sentimos incomodos hablando de sexo, de intimidad y de nuestros cuerpos, pero nos da seguridad ver a alguien dispararse frente a nosotros, no lo puedo entender, pero también habla de como las mujeres, en particular las mujeres maduras no están bien valoradas por la sociedad porque solo pueden ser mamás o abuelas o maestras como en el caso de la película, sus historias son empujadas de nuestra perspectiva cultural. 

Emma Thompson es una gran actriz y guionista que es famosa por entregarse y dejarse llevar, ¿Tuvieron oportunidad de que improvisara?
No, fíjate que no improvisamos nada porque el guion estaba tan bien estructurado y el rodaje tan limitado que nos prohibía salirnos o explorar algo nuevo, por eso mismo es que los ensayos fueron largos, era como si estuviéramos preparando una obra por semanas, todos los días repitiendo las líneas y viendo que se acomodaba mejor para algunas cosas meterlas antes del rodaje. Ver a Emma hacer este trabajo fue increíble porque ingería todas las palabras, las metía a su cuerpo hasta conocerlas perfecto y ya en el rodaje las decía sin pensarlas, como si salieran de ella. Ambos se entregaron profundamente. Creo que fue un rodaje difícil para ellos porque imagínate estar ensayando 20 días previos y luego otros 20 filmando solo ellos dos, fue difícil. El equipo de la película también era pequeño, el fotógrafo también era el editor entonces hubo días en los que parecía que éramos solo nosotros cuatro. Fue una manera placentera e inusual de hacer una película porque nunca se hace de esta manera tan pequeña. 

La última escena de la película es una de las más hermosas que he visto y es Emma Thompson desnudándose en cuerpo y alma, pero he escuchado muchos comentarios sobre esta escena llevando a un lugar que no deberían, ¿Qué opinas de esto?
Es difícil para alguien como Emma Thompson hacer algo parecido porque todo el mundo la conoce y reconoce y aunque ha hecho cosas parecidas en el pasado ha sido criticada por su cuerpo como la mayoría de las actrices lo han sido, las que no cumplen con esa norma de Hollywood. De hecho, mi preocupación era que una mujer tan bella como Emma con un bonito cuerpo hiciera sentir a las demás mujeres como ella es muy alejada a mí. No estamos acostumbrados a ver fotos sin ser retocadas y cuidadas y esa escena fue realmente la última que filmamos lo cual tenía sentido porque desde el inicio vamos creando un propósito para que cuando llegue ese momento tengo más significado que nunca. Emma estaba entregada a ese propósito porque es ver a Nancy por fin llega a algo de su cuerpo que toda la vida negó o no encontró, ella ve su cuerpo por primera vez sin el miedo a lo que los demás dirán, es solo para ella. Entonces estar viéndose en el espejo siendo tal cual, sin cohibirse, sin meter la panza ni nada. Es una imagen poderosa porque es ver su cuerpo sin sentirse juzgada. Es algo difícil de hacer como persona y como actriz. La importancia de ver un cuerpo normal en el cine es importante.

Esto me recuerda a la película Las confesiones del Sr. Schmidt (2002) en la que la actriz Kathy Bates entra a la tina de hidromasaje totalmente desnuda y recuerdo todos los comentarios que hicieron al respecto los medios de comunicación: que mujer más valiente, desnudarse cuando es vieja y no delgada. ¿Crees que este pensamiento ha cambiado?
Desafortunadamente no. La respuesta de la gente ha sido sorpresa y de impresión por lo que Emma hizo en este filme, entonces, aunque no han sido respuestas negativas, el hecho de que se hablé de ella como valiente, que, si es algo que toma agallas, pero mencionarse por ser una mujer mayor despojándose de todo lo que insinúan es: ella se atreve a mostrar su cuerpo horrible. En verdad que eso les hace daño a las personas jóvenes porque los educan a sentir rechazo ya que lo que ven en el cine y tv es otro cuerpo que no se suele parecer al suyo. Acostumbrarnos a ir sintiendo vergüenza de nosotros en lugar de agradecer todas las cosas magníficas que hace nuestro cuerpo por nosotros. Espero que en los próximos años la idea de cómo nuestro cuerpo debe de lucir deje de existir.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad