The Black Phone
Foto: Cortesía de la producción

The Black Phone

Ethan Hawke hace alarde de su lado despreciable en esta terrorífica cinta de abducción ambientada en los setenta

Gil Camargo
Escrito por
Dan Jolin
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

⭑⭑⭑✩

Basada en una historia corta del hijo de Stephen King, Joe Hill, The Black Phone explota el peor temor de todos los padres: que su hijo sea arrebatado en la calle por un depredador sombrío, para que nunca más se le vuelva a ver con vida. Pero su enfoque no es la angustia de la generación anterior (de hecho, el padre principal aquí, interpretado por Jeremy Davies, es un alcohólico abusivo y arrepentido), sino la pesadilla que sufren los jóvenes secuestrados, principalmente Finney Shaw de 13 años (Mason Támesis).

Residente del norte de Denver en 1978, Finney es el último de una serie de niños encarcelados en un sótano lúgubre por un secuestrador en serie conocido como "The Grabber", interpretado por Ethan Hawke, quien pasa la mayor parte de la película escondido detrás de una serie de espeluznantes máscaras de demonio. Suena como una visualización ultrasombría, pero el director y coguionista Scott Derrickson (que se reúne con Hawke por primera vez desde Sinister, hace 10 años) le da a la película una sensación propulsora de sala de escape, presentando a la resistente Finnie con un rompecabezas por resolver; cómo liberarse de esta terrible situación antes de que los juegos de "Naughty Boy" de The Grabber lo acaben.

De vuelta a casa, su valiente y divertida hermana menor Gwen (Madeleine McGraw) está experimentando útiles visiones de sueños psíquicos. Mientras tanto, las víctimas anteriores de The Grabber (todos adolescentes) llaman a Finney por un teléfono desconectado, para proporcionar pistas y susurrar consejos desde la tumba.

Así que esto no es un horror en el sentido tradicional; los elementos sobrenaturales son en última instancia beneficiosos, aunque Derrickson no puede resistir lanzar algunos sustos cursis a la audiencia, incluso si el propio Finney extrañamente no se da cuenta de que los fantasmas se materializan repentinamente a su lado.

La narración es sencilla y sin aventuras, y cualquiera que busque giros o arrugas agradables se sentirá decepcionado; la naturaleza espectral de los aliados de Finney podría haber sido una buena revelación del acto final. Pero las actuaciones son uniformemente sólidas, con McGraw robando escenas y Hawke ejerciendo su lado oscuro con tanta eficacia que, después de esto y Moon Knight, no te dejará ninguna duda de su talento para la villanía.

The Black Phone Dir. Scott Derrickson. Estados Unidos, 2022. Con Ethan Hawke, Mason Thames, Jeremy Davies, James Ransone, Madeleine McGraw y E. Roger Mitchell.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad