The Northman
Foto: Cortesía Universal Pictures

The Northman

Robert Eggers vuelve con una enorme producción pero sin perder su estilo

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

⭑⭑⭑⭑⭑

La venganza es la acción que ejercen una o varias personas para obtener justicia ante una mala acción realizada por alguien más. Este concepto es tan antiguo y universal que desde el inicio de la humanidad ha sido plasmada en dibujos, literatura, música y —desde hace 100 años— en el cine. Alfred Hitchcock proclamaba que amaba la venganza porque era el único dulce que no engorda y por eso no sorprende que siempre la utilizó como hilo conductor de sus películas. Este fin de semana estrena The Northman en la cartelera nacional (y días antes que en Estados Unidos), una producción que a simple vista tiene como ingrediente principal este elemento.

Todo empieza cuando el pequeño Amleth (Oscar Novak) es testigo de la muerte de su padre en manos de su tío Fjölnir (Claes Bang), quien además secuestra a su mamá, la reina Gudrún (Nicole Kidman), destruye su reino y por poco lo mata. Ahora, el único propósito de Amleth adulto (Alexander Skarsgard) es convertirse en el vikingo más letal y poderoso para destruir la vida de su tío. ¿Les parece conocida la trama? La historia de Amleth del siglo XIII inspiró 400 años después a William Shakespeare a escribir Hamlet, una de las obras más populares de este dramaturgo y ahora es la trama central de esta producción aunque con unos cuantos arreglitos por parte del poeta, dramaturgo y músico islandés Sjón, quien es coguionista del filme. 

Con solo dos películas (esta es su tercera) el realizador Robert Eggers ha logrado convertirse en uno de los directores más propositivos y arriesgados de los últimos tiempos gracias a The vvitch (2015) y The Lighthouse (2019), que inmediatamente se han convertido en piezas de culto. Ahora con The Northman demuestra que aunque tenga un presupuesto de 80 millones de dólares su sello sigue intacto lo que permitirá que nuevas personas conozcan su trabajo y consiga nuevos seguidores ya que este filme es el más accesible de su carrera y no digo esto demeritando sino alabándolo, porque logra entregar un trabajo de autor lo suficientemente atractivo y entretenido para tener cautivado al espectador. 

Toda la industria desea trabajar con Eggers, desde Kidman, Willem Dafoe hasta Ethan Hawke y es que no solo descubrió a Anya Taylor-Joy (quien vuelve a trabajar con él en esta producción) sino que logra lo que Hollywood no consiguió: convertir en una máxima estrella a Alexander Skarsgard, quien durante gran parte de la década pasada intento serlo con producciones fallidas como Battleship o The Legend of Tarzan teniendo que regresar a las series para obtener mejores trabajos. Aquí más allá del atractivo de Skarsgard lo que nos entrega es un cuerpo convertido en el arma más letal que tiene permitido sentir diversas emociones aunque el odio nunca deja de asomarse en su mirada. El trabajo corporal y psicológico que tiene Amleth nos recuerda a Maximus en Gladiator, papel por el cual Russell Crowe obtuvo el Oscar.  

La atmósfera creada durante toda la película te permite sentir un frío que penetra hasta los huesos y esto fue logrado por Jarin Blaschke, compañero fiel de Eggers y a quien debería agradecerle por su trabajo ya que su fotografía ha hecho que sus proyectos pasados sobresalgan y hasta consiguió una nominación al Oscar por The Lighthouse. Si a esto le sumamos la música compuesta por Sebastian Gainsborough, quien debuta en el cine con unas piezas tan explosivas y expresivas que acompañan perfecto a los latidos de tu corazón durante toda la película.

Más allá de ser un filme sobre la venganza que últimamente existen muchos con solo esa idea en la trama, ¡Te estoy viendo a ti John Wick! Es un retrato sobre la familia, la traición y el aprender a olvidar porque el rencor puede carcomer y destruirte en vida, el protagonista poco a poco empieza a comprenderlo aunque también sabe que sin estos deseos no tiene ninguna razón para existir. The Northman es una experiencia brutal en todos los sentidos: el audiovisual, el psicológico y el físico, porque es imposible no reaccionar a los hechos que nos presentan, no involucrarte en el camino de Amleth y no sentir el lodo en tus manos. Justo cuando la campaña para volver al cine está cumpliendo un año por fin llega un película que nació para ser vista en la pantalla grande porque tiene los elementos necesarios para recordarnos cuánto nos encanta encerrarnos un par de horas para vivir un momento salvaje que difícilmente podremos sacar de nuestra mente. Ah, si, y sale Björk 3 minutos como una bruja.

The Northman Dir. Robert Eggers. Estados Unidos, 2022. Con Alexander Skarsgård, Nicole Kidman, Anya Taylor-Joy, Willem Dafoe, Ethan Hawke, Björk y Claes Bang.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad