Alaska celebra 30 años de Fangoria: “No es mantenerse vigente, es hacer lo que quieres”

El grupo pop español celebra con disco nuevo y siempre al lado de la comunidad LGBTTTI

Alaska y Nacho Canut de Fangoria
Foto: Cortesía Warner Music
Por Alberto Cervantes |
Advertising

Ya sea como Alaska y los Pegamoides (1979), Alaska y Dinamara (1982) o Fangoria (1989), los españoles Olvido Gara (Alaska) y Nacho Canut han llevado la electrónica y el pop a ritmos como el punk rock, el acid house, el glam rock o el disco.

Las letras de autoafirmación de éxitos como “Ni tú ni nadie”, “Dramas y comedias”, "Espectacular" y “A quién le importa” —el himno gay número uno en Hispanoamérica—  no son la única razón por la que estos autores son un ícono para la comunidad LGBTTTI en México y España. Su personalidad y espíritu plural los han mantenido presentes en la comunidad desde siempre. De esto y el nuevo disco de Fangoria Extrapolaciones y dos preguntas próximo a salir a la venta platicamos con Alaska.

En el primer sencillo “¿De qué me culpas?", escuchamos un poco de trap...
No me llama tanto la atención, porque con Alaska y los Pegamoides grabamos “Bailando” y tenía un trap. Lo que escuchas influye y lo usas; puedes oír algo de disco o guitarras que pertenecen más al metal y lo metes. La mezcla de todo eso es lo que somos.

¿De qué culpa Alaska a Nacho?
De tener una enorme genialidad a la hora de hacer música. Estamos juntos desde 1977; empezamos haciendo un grupo de amigos. La admiración que le tengo lo hace una de mis personas favoritas.

¿Cómo hacen para estar vigentes durante tantos años?
No pensándolo. La cuestión no es mantenerse vigente, es hacer lo que tú quieres hacer, a veces gusta más otras menos. Hubo momentos en los que teníamos que producir nuestros propios discos, porque nadie quería. Lo que somos es la demostración de que si lo quieres, todo es posible.

“A quién le importa” no la escribieron exprofeso para la comunidad LGBTTTI, pero se convirtió en un himno…
Sucedió de forma natural. La canción se publicó en el año 86 y hasta mediados de los noventa tuvo mucho éxito. Pero se empezó a cantar al final de la manifestación del orgullo de Madrid —cuando éramos poquísimos, como 200 o 500 personas— y es algo que se ha instalado hasta la fecha. Es muy satisfactorio.

¿Por qué un heterosexual asiste a una marcha gay?
Cuando nosotros hemos ido vemos que participan no solo personas declaradamente homosexuales, lesbianas, transexuales, sino también heterosexuales con sus hijos, con sus familias o con sus mamás. Si solo estuviéramos nosotros, seríamos como un gueto que está ahí para ver quién lo acepta, pero cuando se manifiesta todo el mundo es bueno porque produce una visión de pluralidad y aceptación que es buena para todos. 

Foto: Cortesía Warner Music

Pienso en "Disco Sally" (canción inspirada en la mítica anciana que murió en la pista de baile del Studio 54). ¿Le tienes miedo a la muerte?, ¿qué significa para ti la vida nocturna?
Aquí sentada en la sala de mi casa es muy fácil contestarte que no le temo a la muerte.
La vida nocturna es parte de la vida cultural, el que no se dé cuenta de eso, se equivoca. Muchas de las cosas que luego quedan permeadas en la cultura de un país, empiezan o se producen en la noche, en los clubes o en las discotecas. Lleva siendo así muchas décadas y no va a cambiar.  

Cuando vienes a la Ciudad de México, ¿qué lugares frecuentas?
Como vamos muy poco tiempo y a trabajar, apenas tenemos tiempo para pasarnos por Spartacus, como ustedes saben es de los primeros lugares que conocí en los ochenta y que sigue teniendo un sabor muy especial. Es muy plural, hay gente de todo tipo, de todas las clases sociales, de todos los gustos musicales y se convive muy bien.

También frecuentabas El 9, ¿ya fuiste al ahora El 9 de Amberes?
Ah, ¿lo volvieron a abrir?, pues qué buena noticia me das. ¿Ahí en Zona Rosa y todo?, habrá que echarle un ojo.

Hablemos solo de alguien que ha estado infleunciado por ti, como La Prohibida.
Pues yo estoy fuertemente influenciada por ella. Empezamos a trabajar juntas más o menos por el 95. Ha estado muy ligada a nostros desde los inicios de Fangoria, cuando Nacho y yo trabajábamos como djs para sacar dinero para nuestros propios discos. La carrera que ha desarrollado después me parece impecable.

¿Qué opinas de los covers que han hecho de ti?
El de Thalía (“A quién le importa”) es muy parecido a la versión original. El de Moenia (“Ni tú ni nadie”) me gustaba más porque me sonaba distinto a lo que yo había hecho. Pero los covers están bien siempre.

Alaska vivió en México hasta los 10 años, ¿por qué regresar siempre?
Te podría decir que porque nací ahí y me gusta con locura, pero he llegado a pensar que haber nacido en México no tiene tanto que ver, pues Nacho que no nació ahí, tiene la misma obsesión de volver a México de gira promocional, a tocar. No he conocido a ningún artista español, tanto de los más vendedores como de los más desconocidos, que no se muera por México. 

Me gustaría que contestaras lo siguiente con una sola frase:
Alaska y los Pegamoides
5 estrellas
Alaska y Dinamara
3 estrellas
Fangoria
2 estrellas

Advertising