Arty & Chikle, la pareja de artistas urbanos que apuesta por la libre expresión

Los chicos de Arty & Chikle incluyen temáticas LGBTTTI en el arte urbano, la ilustración y el grafiti

Arty & Chikle
Foto: Cortesía de Arty & Chikle
Por Alberto Cervantes |
Advertising

Desde hace cinco años, Arturo Cejudo Limón y Eduardo Dávila Arias comenzaron un noviazgo a la par que creaban el proyecto de ilustración y arte urbano Arty & Chikle. Su trabajo lo mismo tiene cabida en una tienda de ropa que en un gran mural a las a fueras del Metro Juárez, donde pintaron el mural Solo amor, como parte del circuito Lienzo CDMX: Arte Urbano por la Ciudad que Queremos.

El trabajo de Arturo (Arty) y Eduardo (Chikle) está marcado por el furry fandom, que lleva a animales antropomorfos a la ficción, además de la ilustración, el grafiti y la cultura kawaii japonesa, esta última da un toque infantil y enternecedor a la gráfica.

En la obra de Arty & Chikle vemos osos panda gruñones, lobos con máscaras y otros animales con colores pop, trazos bien definidos y caricaturizados. El estilo kawaii japonés y las aventuras de animales en las calles son parte de su esencia, pero si habría que definirla con dos palabras serían: amor y vivacidad.

Solo amor. Foto: Alejandra Carbajal/Time Out México

Ustedes fueron los encargados, tal vez no del único, pero sí del mural más visible con temática LGBT en la CDMX
Solo amor era un mural que pensamos desde hace dos años. No lo habíamos hecho porque el grafiti era muy machista cuando empecé hace alrededor de 15 años. Cuando lo platiqué con mi pareja dijimos: ¡va! Es una de las piezas que mayor feedback ha tenido. Es súper bonito porque la gente lo aceptó y lo hizo suyo muy fácilmente.

¿Específicamente en qué se inspiraron para Solo amor?
En nosotros, somos Arturo y yo. Nos identificamos mucho con los zorros, aunque la gente dice que somos lobos. Decidimos no meter colores como tal, porque al final de cuentas la gente puede identificarlo como quiera.

Los zorros están en la noche, ¿lo hicieron por algo en especial?
Arturo y yo nos conocimos en una exposición de ilustradores grafiteros, en la noche, e hicimos un clic increíble y empezamos nuestro proyecto prácticamente a la par (hace poco más de cinco años). Nuestra primera cita fue un grafiti y nos la pasamos platicando todo el tiempo, nunca lo terminamos.

Nuestro trabajo muchas veces también incluye personajes inventados o muy random por los gustos que tenemos. Vemos caricaturas y series juntos, nos gusta escuchar música. Nos preguntan que si no nos aburrimos, pero realmente no (entre risas).

Foto: Alejandra Carbajal / Time Out México.

Se autodefinen como un grafitero que hace ilustración y un ilustrador que hace grafiti…
Arturo es ilustrador de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, cuando él empieza en el arte urbano tenía todas estas cuestiones técnicas pulidas. Yo le enseñé el aerosol porque no estudié, mi escuela fue la calle y estuve haciendo grafiti mucho tiempo. Hemos aprendido mucho uno del otro y eso enriquece a nuestro proyecto y a nuestra relación, pues mucho de nuestro trabajo es nuestra vida.

Estuvieron pintando en vivo en la pasada Marcha del Orgullo LGBTTTI, ¿cómo vieron el recibimiento del público?
Era la primera vez que estábamos del otro lado de la moneda, no solamente marchando sino mostrando lo que más amamos hacer juntos. La gente se acercaba y nos felicitaba, se tomaban muchas fotos, nos recibió con muchísimo cariño. Lo más importante es que hagan suyo nuestro trabajo.

Foto: Cortesía Arty & Chikle

Arty & Chikle IG: arty_and_chikle

Advertising