0 Me encanta
Guárdalo

Cabaretero de corazón

Desde su trinchera, César Enríquez libera al hombre de sus miedos. Diseccionamos a este camaleónico actor

 (Foto: Cortesía César Enríquez)
1/5
Foto: Cortesía César Enríquez
 (Foto: Cortesía César Enríquez)
2/5
Foto: Cortesía César Enríquez
 (Foto: Cortesía César Enríquez)
3/5
Foto: Cortesía César Enríquez
 (Foto: Cortesía César Enríquez)
4/5
Foto: Cortesía César Enríquez
 (Foto: Cortesía César Enríquez)
5/5
Foto: Cortesía César Enríquez

"Te pareces a Astrid Hadad", le dijo alguien al verlo caracterizado como La Chingada, personaje envuelto en andrajos coloridos, anillos y figurines.

César Enríquez no niega que, en efecto, su personificación incluye un homenaje a esta actriz cuya influencia es fundamental en su trabajo como joven cabaretero.

Este actor y cantante, egresado del extinto Foro Teatro Contemporáneo, se alejó de la seriedad del teatro para introducirse en el juego del cabaret, en una época en la que este género cobraba auge gracias a creadores como Las Reinas Chulas, encargadas del Teatro Bar El Vicio, en el cual Enríquez debutó hace siete años.

"Si en el cabaret no hablamos desde lo que nos duele y preocupa, no hay nada que decir en el escenario", señala.

El cabaretero se destaca por la creación de espectáculos unipersonales -acompañado por uno o dos músicos-, cuya diversidad de personajes está agrupada bajo el cobijo de su propia compañía César Enríquez Cabaret.

Caricia del Río, una maestra y gurú del amor, fue el personaje que comenzó a posicionarlo no sólo dentro de los cabareteros sino en la comunidad gay.

En cada espectáculo es infaltable la crítica hacia el machismo, la misoginia y la homofobia, siempre con un claro discurso a favor de la diversidad de género.

Ahora presenta Petunia sola en un "restaurante famoso", un montaje que habla "del amor, la soledad, los monstruos y los sueños que inventamos cuando queremos tener una relación amorosa, aunque lo difícil es amarnos a nosotros mismos".

La inclusión de recursos del clown y, por supuesto, el discurso musical, son elementos por los que Enríquez se decanta en cada nuevo espectáculo.

El actor se aleja de la ofensa hacia el público en su espectáculo: "El cabaret tiene que ser inclusivo y menos agresivo para el espectador".

Su proyecto más importante es que el público que vaya a verlo y se ría, porque "la risa libera al hombre de sus miedos".

Cabaret a la carpa: Lo mejor de César Enríquez.

Eunucos, Castratis y Cobardis: jue 5 de febrero 9pm.
Petunia sola en Sanborts
: jue 12 de febrero 9pm.
Ganga cabaretera “Lo mejor de César Enríquez Cabaret”:
jue 19 de febrero 9pm.

Foro Shakespeare.
Zamora 7, Condesa. 5553 4642. Metro Chapultepec.$250.

Comentarios

0 comments