0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con la activista trans Gloria Davenport

Buscamos este personaje de la CDMX para hablar sobre Periodismo contra la transfobia, su nuevo libro

Foto: Alejandra Carbajal

La feminista y activista Hazel Gloria Virginia Davenport Fentanes conoce las entrañas de la población trans de la CDMX. Recientemente publicó su libro Periodismo contra la transfobia (Editorial Elementum, 2017), en el cual, a través de varios testimonios cargados de realismo mágico, pretende erradicar la visión victimista que se tiene de esta comunidad; además, es un texto accesible para jóvenes trans y sus familias. En entrevista nos contó sobre cómo nació este proyecto.

Para ti, ¿qué es ser trans?
Es una rebeldía, una de las manifestaciones más radicales en la historia de la humanidad sobre el concepto patriarcal.

Cuéntanos un poco de tu proceso como trans…
Comencé a finales de los sesenta cuando vi por televisión a Janis Joplin. Iba al kinder y me sentía niña. Era la época de la psicodelia hippie y sólo me imaginaba como una mujer adulta emancipada. Crecí leyendo entrevistas de Susan Sontag que arrancaba de revistas.

¿Qué eres primero, trans o activista?
Ser mujer transexual ya es ser activista, al menos para mí.

¿Cuáles son tus frentes de activismo?
He sido afortunada porque participé en la creación del concepto transgénero, travesti y transexual, para reconocer la identidad de las mujeres trans en la prevención y atención de VIH/sida, ya que antes de 2006 éramos consideradas erróneamente como hombres que tienen sexo con hombres. Además, colaboré en las reformas de 2008 y 2014 para la rectificación del acta de nacimiento de personas trans. Como feminista soy coautora de la iniciativa ciudadana que impulsamos con el colectivo Las Constituyentes CDMX para incluir las tres identidades trans en la Constitución de la Ciudad de México.

¿Cómo surgió la idea de Periodismo contra la transfobia?
Nació en el proyecto periodístico independente Desde Abajo, en el cual colaboro con la doctora Tania Meza. La idea era presentar en el libro historias de personas desde una perspectiva no victimista.

¿Con qué dificultades te enfrentaste con el libro?
La redacción fue difícil ya que escribir sobre personas a las que quieres es un proceso cansado.

¿Qué buscas aportar?
Confrontar la idea de la victimización y el reduccionismo sobre las vidas de personas travestis, transgénero y transexuales.

¿Cuáles son tus influencias literarias?
Amo los ensayos de Susan Sontag, el estilo de Richard Matheson en sus guiones de ciencia ficción y las metáforas de Bradbury. También Borges, Cortázar y las letras sarcásticas de Grace Slick con Jefferson Airplane, en especial White Rabbit.

¿Hay algo de ellas en tu libro?
Sí, hay mucho de ciencia ficción sublimada en las historias.

Ya que es un libro en el que muestran perfiles de otras chicas trans, ¿cómo hiciste la selección de las historias? ¿Cuál fue tu criterio para escogerlas?
Fue un ejercicio emocional. Busqué historias de personas a las que admiro. Era como reconocer sus vidas y guerras desde mis emociones, pero se convirtió en una trampa para mí, como autora. Hubo muchas personas a las que me gustaría haber entrevistado, quizás en la segunda edición. 

¿Fue difícil el proceso?
Mucho. La primera versión era muy oscura, era muy cercana al periodismo gonzo de Hunter SW. Thompson, pero después de una plática con Luis Perelman, sexólogo que ha buscado la integración de hijas e hijos trans con sus madres y sus padres, decidí cambiar el formato a pequeñas historias con un poco de realismo mágico y ciencia ficción, de modo que pudiera ser accesible para adolescentes trans y sus familias.

¿Qué esperas despertar en el lector?
La llave o el martillo para salir del clóset o ayudar a alguien a salir del suyo.

¿Qué crees que necesita la Ciudad de México para mejorar la calidad de vida de las personas trans?
Humanismo, empatía, congruencia, feminismo y releer a Simone de Beauvoir escuchando a Janis Joplin cantar “Ball And Chain”.

Para Gloria, ¿qué significa lo trans actualmente?
Es un orgullo, una manifestación radical de feminismo que nos permite replantear normativas que ha lanzado el neoliberalismo rosa a ese gran mito que conocemos como la "comunidad LGBTTTI".

Comentarios

0 comments