Hoze Meléndez, la joven promesa del cine mexicano nos habla sobre Ayer maravilla fui

El actor de Ayer maravilla fui y Sueño en otro idioma nos cuenta sobre sus personajes en ambas películas con temática LGBTTTI
Foto: Cortesía Piano
Advertising

Con sólo 29 años de edad, Hoze Meléndez se ha convertido en una gran promesa dentro de la industria cinematográfica nacional. Su primer película llegó en el 2013 con Pares y nones (Gregorio Carrillo Vázquez), tres años después ganaría su primer Ariel a la Mejor Coactuación Masculina con Almacenados (Jack Zagha Kababie). Este año lo vimos en Ayer maravilla fui de Gabriel Mariño y Sueño en otro idioma de Ernesto Contreras, cintas que, desde diferentes perspectivas, abordan temáticas LGBTTTI. 

Estás en tu momento, ¿tienes algún criterio para aceptar un proyecto?
Sí, me parece vital trabajar en proyectos con los que me identifique como artista, contar historias que me parezcan necesarias de exponer. Ser parte de proyectos en los que pueda aprender no sólo como actor sino como persona. Que generen esa sensación o estado de enamoramiento desde la lectura del guion, el análisis, la investigación y construcción del personaje. Cuando no se presenta un proyecto que genere ese estado, prefero dedicar el tiempo a estudiar, seguir preparándome o aprender otras disciplinas como la danza que considero una herramienta valiosisima para la construcción física y emocional de los personajes.

Gabriel Mariño no escribió un guion para Ayer maravilla fui, sino que se basó en un cuento de 17 páginas. ¿Cómo te sentiste con esto?
Nunca me había enfrentado a un proceso que no tuviera un guion tradicional. Esto nos dio mayor libertad como actores, sobre todo de proponer desde una base fija. Gabriel tenia clarísima la historia y cómo iba a estar editada la película.

En esta cinta compartiste personaje con Sonia Franco y Rubén Cristiany, ¿cómo lo trabajaron?
Hubo un análisis con ellos y con el director en el que pensamos si el ente tiene más rasgos femeninos que masculinos, si le atraen las chicas o los chicos, cuánto tiempo lleva cambiando de cuerpo. Lo bueno fue que tuvimos la libertad de construir con herramientas propias.

Mi trabajo fue observar las propuestas actorales de mis compañeros para poder construir (a partir de lo que ellos ya habían construido) el personaje, sobretodo el tono y la esencia del mismo. También me basé en experiencias propias, pues el personaje me toca en la parte más melancólica de la película, cuando este ente logra enamorar a la chava de la estética; de pronto cambia de cuerpo y no sabe cómo acercarse y decirle que es la misma persona, que es esa misma esencia. Esa es la tesis de la película: ¿somos capaces de enamorarnos de la esencia de las personas y no nada más de un cuerpo físico?

Foto: Cortesía del actor

Tanto Ayer maravilla fui como Sueño en otro idioma tocan el tema del amor.
El amor es un tema que no tiene tiempo, que va a seguir dando de qué hablar, no solo el amor hacia una persona, sino también el desamor, el poco amor que tenemos hacia nosotros, el poco amor que tenemos hacia cualquier cosa.

Ambas películas también comparten la temática LGBTTTI.
Ambas tocan el amor pero no de una manera convencional. A mí no me gusta pensar en ponerle un nombre al amor, como una sexualidad, sino como un descubrimiento, como algo que no tiene palabras. Es algo tan puro que no me gusta etiquetarlo. 

¿Cómo te sientes al ser considerado una promesa del cine mexicano?
Me siento muy halagado, con una gran responsabilidad; quiero hacer siempre lo mejor. De pronto me dicen "¡qué rápido despegaste! película tras película", pero no fue así. Tengo en esto desde que tenía 16 años y sí le chingué bien cabrón. No rendirme me ha dado esto. Estoy muy contento y muy agradecido.

Reseña de la película

Ayer maravilla fui
Foto: Cortesía de la producción
Cine, Ciencia ficción

Ayer maravilla fui

Una de las cosas con las que inicia el amor (pero no la única) es lo que vemos, aquello que nos llega a primera vista, pero ¿podemos enamorarnos de la esencia de un ser sin importar como se presente físicamente? Esa es la premisa de Ayer maravilla fui, cinta que relata la vida de un ente que lleva mucho tiempo cambiando de cuerpo –sin saber cómo ni porqué–, hasta que un día conoce a Luisa —Siouzana Melikian—, momento crucial en el que se cuestionará su existencia y la posibilidad de amar. 

Time Out dice
Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com