Sailorfag, el chico que tuitea su inconformidad con la misoginia y luego la hace rap

Se está convirtiendo en una celebridad en redes sociales y entre la comunidad LGBT por sus críticas divertidas a los estereotipos y la heteronormatividad

Fotos: Indira García

Mangel, mejor conocido en redes como Sailorfag  es un chico tapatío de 22 años que tuitea su inconformidad con la misoginia y luego la externa en forma de rap. Su primera canción “Polo Acartonada” es una sátira desvergonzada al machismo y la heteronorma, que por su sencillez se viralizó en redes y rápidamente lo posicionó como una figura en la mira dentro y fuera de la comunidad LGBTTTI. Platicamos con él sobre el personaje que formó y la repercusión que ha tenido.

¿Cómo nació tu personaje?
Lo del rap comenzó por una broma: tengo un amigo que según él hace rap y twitteo "¿quién quiere que lo destruya con mis rimas?" y yo le respondí. Subió un rap contra mí y yo le hice uno en respuesta en diez minutos que a todos les gustó. Me pareció divertido y comencé a hacer más. "Polo Acartonada" lo grabé en casero y la subí a twitter, se popularizó y de ahí ni yo sé que ha pasado porque todo va muy rápido.

¿Y qué significa sailorfag?
Mucha gente cree que el nombre es algo más profundo, pero en realidad Sailorfag fue el nombre que elegí como username desde antes de que fuera popular en redes sociales y se quedó. Sailor por Sailor Moon y Fag porque pues fag (maricón).

¿Cómo pasaste de rap casero a las producciones profesionales?
Youyousolo me contactó para decirme que tenía un estudio y quería trabajar conmigo, vine a CDMX y grabamos dos canciones. Casi al mismo tiempo Alan Aldana también me habló para decirme que quería hacerme un video y y yo “ah bueno, está bien” y así salió el de “Polo Acartonada”. Por si fuera poco, un día antes de llegar a la CDMX los chicos de ASCO me contactaron para decirme que también me querían hacer un video, dije “bueno”. En una semana grabé las dos canciones y los dos videos.

"Me tiran mierda porque soy inventada pero también soy una persona ¡se los juro!". 

La mayoría recibe muy bien el contenido que publicas, pero también hay mucho odio...
La mayoría de quienes se ofenden son hombres, pero si se enojan es porque les queda el chaleco. Les molesta que haga una sátira a la heterosexualidad y comienzan a decir que “ahora nosotros somos discriminados, esto es heterofobia” y pues obvio eso no existe. Dentro de la comunidad gay me tiran mierda porque soy inventada pero también soy una persona ¡se los juro!

Y también he recibido hate de chicas porque creen que yo intento ser un icono del feminismo, pero nunca he dicho eso. Lo que siempre digo es que yo no puedo ser feminista porque soy hombre.

¿Te han pedido que hagas raps diferentes?
Me han pedido que haga sobre feministas radicales o chicas que no les agrada el feminismo, pero no lo haré porque tengo que mantenerme en mi campo. Si soy bato voy a hablar de batos. Hemos escrito nuevas cosas que ya no son tan woke, un poco más divertidas, pero no quiero dejar nada de lado.

¿Cómo fue que llegaste a estar tan consiente sobre tus privilegios?, ¿cuál fue tu proceso de deconstrucción?
Es un proceso muy lento siempre, tienes que darte cuenta de cosas que antes ignorabas. Lo que más me ayudó fue una maestra que tuve en segundo semestre en clase de Historia del vestido; nos hablaba de la vestimenta de los hombres y las mujeres así como del rol que tenía cada uno en la sociedad. Para este punto ya estaba interesado en temas de género, le pedí que me enseñara sobre feminismo y le brillaron los ojitos. Después de eso intenté informarme por mi cuenta y asistí a talleres de deconstrucción de masculinidades y los privilegios, tipo machitos anónimos.

Durante la marcha del día de la mujer muchas chicas usaron tus frases como estandarte ¿qué te hizo sentir eso?
Quería llorar, se me hizo muy bonito. Vi las fotos donde me etiquetaron en Nicaragua, Guatemala, México y otros lugares. Esta increíble que les esté gustando lo que digo y sirva de algo. Hubo chicas que se enojaron de que usaran eso porque yo soy hombre, pero yo hablo desde mis experiencias y lo que me ha tocado ver y vivir, no intento acaparar ni robar espacios.

¿Cómo han recibido tu proyecto dentro de la comunidad LGBT?
Creo que me odian porque nadie puede ser más popular que ellos o porque creen que soy ridículo por cómo me visto y doy una mala imagen a la comunidad. También hay quienes creen que quiero que todos sean afeminados, pero no es eso, cada uno debe hacer lo que quiera mientras no tengan su mentalidad tan cerrada.

Comentarios

0 comments