Albergues y centros de apoyo para mascotas
Foto: Mariana Barberena

¿Qué hacer con tus mascotas ante desastres naturales?

Conoce cómo auxiliar a tus perros y gatos antes durante y después de desastres naturales.

Mattza Tobón
Escrito por
Mattza Tobón
Publicidad

Debido a que los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier momento, lo ideal es estar preparado para que tus perros y gatos no sufran más de lo necesario cuando estos sucedan. Con ayuda de  Adrián Rodríguez, Director Administrativo del Hospital UNAM Banfield, te decimos lo que necesitas hacer para auxiliar y procurar el bienestar de tus mascotas cuando se presenten terremotos y huracanes. 

¿Qué hacer antes?

Prepara un kit de emergencia con: comida suficiente, agua, correa y medicamentos (si suele usar). Es preferible tener todos sus papeles a la mano tales como cartilla de vacunación y alguna identificación.

De igual manera es importante que consigas los números de albergues cercanos para identificar cuáles sí aceptan mascotas. También es recomendable que, aunque siempre se encuentre dentro de casa, tu perro y gato siempre porten collar con identificación para aumentar las posibilidades de encontrarlo en caso de que escape debido al estrés que viven durante el fenómeno.  

¿Qué hacer durante?

Las mascotas realmente son más sensibles a los temblores que nosotros, ellas tienen una sensibilidad distinta a las vibraciones. Debido a esto es que antes de que los humanos perciban los sismos, ellas se acercan, se esconden o se ponen nerviosas. Claro que esto es diferente en caso de inundaciones o huracanes.

Lo principal es tener presente que los animales del hogar son parte de la familia así que trátalos como tal. Resguárdalos cerca de ti y mantenlos lo más tranquilos posibles, puede ser con palabras, su juguete favorito o con caricias. 

¿Qué hacer después?

Tras el suceso, revisa que tus perros y gatos no tengan algún daño físico. Además de lesiones superficiales, podrían quedar alterados o tener afectaciones en su estado de ánimo como consecuencia de molestias externas. En el momento que percibas algún comportamiento distinto no dudes en llevarlo al veterinario para que lo revise. 

En el caso de los perros algunas de las señales más comunes de estrés son: tener miedo a salir a la calle; estar demasiado tiempo dormido o escondido; tener menos apetito; orinar o defecar en lugares en los que normalmente no lo hace; o demostrar temor al quererlo acariciar. 

Por otro lado, las señales que te indican que los gatos están estresados después de estos eventos naturales son: estar siempre escondido cuando suele ser juguetón y hacer del baño fuera de su arenero.  

No es una opción dejar a su suerte a las mascotas, especialmente cuando hay fenómenos naturales inesperados. Procura a tu perro o gato, y ante cualquier duda que tengas puedas llamar a gratuitamente al 800 6272682 para ser atendido por un experto del Hospital Veterinario UNAM Banfield. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad