Amanda Tovalín presenta su nuevo disco, Crónicas
Foto: Cortesía Amanda Tovalín

Amanda Tovalin vuelve con Crónicas, su nuevo disco

A cuatro años de su disco debut, la cantante y violinista mexicana vuelve con su nuevo material, coproducido por Todd Clouser

Por Gil Camargo
Advertising

Es imposible vivir en la Ciudad de México y no haber escuchado sobre Amanda Tovalín. Cantante y violinista mexicana, se ha ganado los corazones de todos gracias a su talento, el cual ha trabajado desde la trinchera del jazz, el folk y el pop.

En 2015 debutó con Punto de partida, disco con el que se alejó de las tendencias musicales para presentar un proyecto lo más personal, sin estar influenciada por ningún cantante o género.

A cuatro años de distancia, Amanda vuelve con Crónicas, un disco coproducido por Todd Clouser, Jerónimo González y Ernesto Anaya, en el que reflexiona sobre la soledad, el amor y la vida, utilizando cada canción como un personaje.

Buscamos a Amanda para que nos contará más sobre su nuevo material y como es ser una cantante independiente en la Ciudad de México.

Después de tu experiencia con Punto de partida, ¿cómo vivista la grabación de Crónicas?
¡Es un como un universo paralelo aparte! Mi manera de concebirlo desde el inicio fue como un disco conceptual mucho más ligado a un libro que a un disco. En esta era de los singles, quise hacer el que será el único disco conceptual de mi carrera.

¿Cuál fue el reto más grande al que te enfrentaste con Crónicas?
Este disco es un proyecto colaborativo en el que participaron 40 personas de distintas áreas: ingenieros, músicos, artistas visuales, escritores e incluso bailarines. ¡El mayor reto fue organizarlo todo!

Crónicas tiene colaboraciones con Todd Clouser, Leiden y Ernesto Anaya, ¿los buscaste o se dio naturalmente?
La idea de las colaboraciones tiene que ver mucho con que las canciones de este disco están inspiradas en historias. Entonces traté de respetar el contexto de cada una utilizando instrumentación que nos describa el escenario dónde se desenvuelven. Por ejemplo, “Debo Irme” está basada en la historia de un chico de Veracruz, entonces me junté con Last Jerónimo, muy conocido por fusionar el jazz con el son jarocho. Otro caso es el de Todd Clouser, que participa en una canción basada en una historia de terror. Me hizo lógica que alguien que sabe de noise y la improvisación libre participara, ya que en las películas de terror, siempre hay muchos efectos y ruido.

Por último Leiden, Goliat, Ernesto Anaya y Marcos Milagres, son amigos que quise que colaboraran para demostrar lo eclético y el gran espectro de estilos que podemos fusionar. A manera de juego, los invitados a participar en canciones que quizá no sean el género por el que son conocidos como Leiden —gran cancionista cubana mexicana— cantando en colaboración con miembros de la orquesta de salsa Goliat, ó Ernesto Anaya, conocido por sus proyectos orientados a la música tradicional mexicana, colaborando en un track que tiene tintes de hip hop y trap.¡El resultado es fabuloso!

¿Hubo alguna cosa de la Ciudad de México que inspiró Crónicas?
“El miedo” es una canción inspirada en el miedo y los pensamientos de advertencia que pasan por las mentes de las mujeres al transitar solas por las metrópoli mexicana.

Al ser la industria musical un comercio de hombres, ¿cómo ha sido tu experiencia como mujer?
He tenido de todo, días buenos y días malos. Aquí sigo y no planeo irme pronto.  Lo bonito es que por primera vez la gente voltea a ver con respeto mi trabajo y siento que eso es parte del esfuerzo de este tiempo; resulta motivante para seguir.

¿Qué crees que necesita la industria musical de la Ciudad de México para que sea equitativa?
Que quitemos la brecha de invisibilidad a las mujeres. Por alguna razón aunque somos muchísimas en esto, la gente cree que somos muy pocas. Siento que es el resultado de omitirnos durante tanto tiempo en los medios y espacios de difusión. Hay que voltear a ver lo que hacen las mujeres. Lo más peligroso que te puede pasar es que te guste nuestro trabajo y lo apoyes, ¿no crees?

Te presentaste en el Vive Latino junto a Ximena Sariñana. Cuéntanos más de esta experiencia.
¡Fue hermoso! Todo se lo debo a la gran cantante Carmen María  y al colectivo de mujeres en la industria musical Energía Nuclear. Somos un grupo de artistas de toda América Latina y entre todas nos apoyamos. Supimos que Ximena quería mostrar sororidad en el Vive invitando a muchas artistas de la ciudad como parte de su show. Fue un gran gesto y definitivamente uno de los mejores días de mi carrera hasta ahora.si

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising