0 Me encanta
Guárdalo

Disco de la semana: 'Everything Now', Arcade Fire

La banda más grande de Montreal regresa con su quinto LP, lleno de ritmos de los setenta y la colaboración de Thomas Bangalter de Daft Punk, Steve Mackey de Pulp y Geoff Barrow de Portishead

Foto: Cortesía Arcade Fire

Arcade Fire se ganó nuestros corazones desde su debut con Funeral, de 2004, disco en el que encapsuló la esencia del indie rock de principios del milenio. Desde entonces, la agrupación canadiense no dejó de sorprendernos con discos poderosos y emocionantes, que los llevaron a la gloria rápidamente. Después de 13 años de trabajo, la banda de Montreal, presenta su quinto LP, Everything Now, el cual ha generado mucha polémica.

Cada disco de la banda superaba la expectativa de todos y los integrantes trabajaban duro por ofrecer algo nuevo, pero este no es el caso de Everything Now, ya que sigue la línea de ritmos disco y funk setenteros de Reflektor, de 2013. Esto provocó que muchos criticaran a la banda por su “poca creatividad”.

El primer sencillo fue “Everything Now” que engloba el espíritu del álbum: todo está pasando ahora, en este instante. La canción nos hace preguntarnos sobre la fluidez del tiempo, la finitud de las cosas, lo efímero y lo volátil que es la vida en frases como “Every song that I've ever heard is playing at the same time, it's absurd and it reminds me, we've got everything now”. Eso canta Win Butler, mientras los ritmos nos recuerdan a ABBA y Bob Sinclair, incluso suena una flauta que le da un toque andino.

Después del sencillo debut tenemos “Signs of Life”, rola que suena a “The Hustle” de Van McCoy y el video reafirma la influencia de los setenta con una historia de espías. En “Creature Comfort” se cuestiona la necesidad de bienestares mundanos como el éxito, los cuerpos perfectos y la fama en estos días: “Saying God make me famous, if you can't just make it painless”, convirtiéndose en una canción bailable y mi tema favorito de la primera mitad del disco.

“Peter Pan” y “Chemistry” indagan en el amor romántico, tema poco explorado por la banda, aunque estas piezas de rock no son malas, no nos atrapan y crean un hueco en el tracklist. A continuación vienen dos interludios: "Infinite Content”, una melodía rápida, e "Infinite_Content", una balada country. Ambas tienen la misma letra, y parecen canciones de relleno.

La segunda parte comienza con "Electric Blue", en la que Régine Chassagne hace una oda a “Genius Of Love” de Tom Tom Club. El disco cae de nuevo con “Good God, Damn” pieza con una letra simplona y un bajo rítmico, pero Everything Now retoma fuerza con “Put Your Money In Me” que nos recuerda, en ritmo, a “The Rip” de Portishead. La energía de esta canción va creciendo para estallar con “We Don´t Deserve Love”, una rola existencialista con un coro dulce. El LP abre con “Everything_Now (continued)” y cierra con “Everything Now (continued)”, lo que crea esa sensación de un trabajo que nunca termina.

Es fácil identificar la producción de Thomas Bangalter de Daft Punk, Steve Mackey de Pulp y Geoff Barrow de Portishead, pero en Everything Now estos grandes músicos fueron desperdiciados. 

La polémica comienza cuando las canciones del nuevo disco de Arcade Fire no cumplen con nuestras expectativas; no sorprenden y bien parece un disco de lados b de Reflektor, pero me pregunto, ¿se les acabó la creatividad o más bien nos han dado tanto que nuestras expectativas son cada vez más altas? Estamos ante un disco que si fuera el debut de la banda hubiese sido aplaudido, pero  Arcade Fire muestra trucos que ya hemos visto y los fans los celebramos con gusto, aguantando las duras críticas de otros escuchas.

Comentarios

0 comments