0 Me encanta
Guárdalo

Disco de la semana: 'Local Solo', Cardiel

Llegaron de Venezuela para quedarse en nuestros oídos.

Foto: Cortesía Cardiel

Desde hace años la tendencia mediática argumenta que el rock está muerto y esto es parcialmente cierto. Si bien las bandas que basan su sonido en guitarras distorsionadas, bajo y batería ya no son parte central del mainstream, jamás dejaron de existir -ni lo harán-. El problema es mucho más serio. Las agrupaciones honestas y confiables son las que se encuentran en peligro de extinción.

La música es un negocio, no hay duda, pero eso no quiere decir que los artistas tengan que convertirse -en un sentido estricto- en productos vendibles, desechables y moldeables. Las tendencias sonoras y las propuestas cambian cada semana y esto hace que los músicos enfrenten distintos retos. ¿Cómo llamar la atención de una generación acostumbrada a desechar todo lo que escuchan?, ¿Qué hacer frente a una audiencia que se preocupa más por tomar fotos y exhibir que asistieron al evento que en escuchar a la banda que tienen frente a ellos? Es duro.

Quizá por ello cada vez que un grupo excitante llama la atención de los medios, estos se transforman en los "nuevos salvadores del rock", o "la banda del momento". Sin embargo, todos estos calificativos tienen una vigencia efímera. En un momento te nombran el salvador del rock y al siguiente, eres irrelevante.

Cardiel es una banda que está más allá de los calificativos fáciles. Ellos no son "los nuevos salvadores del rock", ni nada parecido y no necesitan serlo. Su música no aspira llenar estadios, su meta es muy distinta. Hacen música rápida, furiosa, distorsionada, pero sobre todo, honesta.

Local Solo es su primera producción discográfica y está compuesta por 12 estridentes temas. Cada uno de ellos más distorsionado que el anterior. "Tabla" es el track que abre el disco y no podría existir una mejor bienvenida. En poco más de tres minutos sintetiza el concepto de Cardiel: música instrumental acompañada de letras cortas, pero concisas. Samantha Ambrosio y Miguel Fraino saben muy bien lo que quieren decir y no necesitan de palabrerías para lograrlo.

"Sheriff Hernández", el quinto tema del álbum, es una crítica a la pérdida de identidad latina. Una llamada de atención a las personas que, por distintas situaciones, cambian de locación y de pronto olvidan sus raíces. "Sheriff Hernández, háblame en español", exige la voz de Fraino, mientras su guitarra fulminante hace el resto. Sin duda, una de las mejores piezas.

Local Solo es un disco sólido de principio a fin. No flaquea en ningún momento. Se trata de rock simple, directo, sin ornamentos ni arreglos complicadísimos. Por su parte, Cardiel es una de las bandas que más ruido hacen en la escena nacional. Llegaron de Venezuela para quedarse en nuestros oídos.

Comentarios

0 comments