Violent Femmes
Foto: Cortesía Time Out Sidney

Disco de la semana: ‘We can do Anything’, Violent Femmes

El líder Gordon Gano sigue enamorándonos con su sonido folk

Por José Luis Salas
Advertising

La banda originaria de Wisconsin está de regreso con un nuevo material. Los creadores de “Blister in the sun” vuelven con un sonido alegre y seductor.

El álbum abre con “Memory”, que desde los primeros segundos denota la alegría y los acordes de la guitarra acústica que abundan durante toda la placa. “I could be anything” bien podría formar parte del soundtrack de una película de vaqueros o podríamos imaginarnos bailando y cantando en una cantina al unísono.

Canciones como “Issues” y “Holly ghost” demuestran que de la simpleza puede generarse una gran canción, basta con el acompañamiento de otras voces en coros y una lira acústica para lograr adeptos hacia estos tracks.

Aunque la mayoría de las canciones entregan un buen ritmo y logran sacarnos una sonrisa, “What you really mean” es un track más tranquilo, me refiero a que incluso la forma de cantar por parte de Gordon es más sentimental, se deja llevar. Me imaginé escuchándola durante la puesta de sol.

Otra de las canciones más alejadas a la mesura es “Traveling Solves Everything”, el track más resonante en el uso de los instrumentos y por la forma de impostar la voz, es más agresivo, si así lo quieren ver.

No utilicé el adjetivo “seductor” para que se leyera bonito pero en realidad, a lo largo del disco, hay un lado persuasivo, sobre todo en “Untrue love”. La voz de Gordon llega a seducir en algún momento y se hace acompañar en los coros en ese mismo tono.

“I’m not done” le pone fin al extraordinario disco de Violent Femmes, el último track vuelve al sonido country y se despide con la voz, en una especie de fade out.

Podemos hacer cualquier cosa con nuestras vidas pero si escucháramos a Violent Femmes todos los días la existencia sería más alegre, o mínimo tendría buen ritmo.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising