Los Cogelones, banda de Ciudad Neza
Foto: Cortesía Los Cogelones

Resistencia en la periferia: Los Cogelones, rock prehispánico desde Nezahualcóyotl

La banda de Neza nos contó cómo el pasado precolombino del Valle de México inspiró su trabajo musical

Gil Camargo
Escrito por
Gil Camargo
Publicidad

En 2008, Neza dio a luz uno de los proyectos más frescos e interesantes del rock mexicano. Marco, Víctor, José y Adrián formaron Los Cogelones, un grupo de lo que ellos denominan rock mexica experimental que une los conocimientos ancestrales con ritmos psicodélicos de los setenta.

Nezahualcóyotl —también llamada Neza o Ciudad Neza— es uno de los municipios más jóvenes de la marcha urbana; fue fundado en 1963. “En un pasado fue el basurero del entonces Distrito Federal. Ya que comienza a necesitar gente que construya calles y edificios, se corre el rumor en todo México que acá hay trabajo, por lo que muchos migran, pero necesitan donde vivir (en el Centro no cabían), entonces deciden comprar terrenos en lo que ahora es Ciudad Neza”, cuenta Marco, baterista de la banda. Así fue como en medio de la basura, este municipio del Estado de México se formó principalmente por migrantes de Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Puebla y Veracruz.

La primera generación que llegaró a esta zona tuvo que construir caminos, drenaje y poner electricidad, convirtiéndose en un lugar de resistencia. “Mis padres, que son segunda generación de Neza, adaptaron al rock y al punk como bandera, como una manera de resistir” comenta Marco.

En Neza tienen como grito de guerra el ritmo de “Roadhouse Blues” de The Doors. Las bandas locales lo utilizaron como base para generar música, y poco a poco se convirtió en lo que ahora llamamos rock urbano. “Curiosamente, esta rola tiene el ritmo de la danza mexica. Algo que caracteriza Neza es la cosmogonía mexica; entre grupos de danza y temazcal, Neza se convirtió en un bastión para reencontrarnos con nuestra identidad, con nuestras culturas que dejaron atrás nuestros abuelos al migrar y ser parte de una ciudad”, detalla el baterista.

Escuchar a Los Cogelones es hacer un viaje a los sonidos psicodélicos de los setenta, y ritmos de las danzas mexicas y bandas de guerra, con esas clásicas trompetas militares que escuchamos en los desfiles del 16 de septiembre, por la Independencia de México. Por supuesto, este sonido tan característico fue influencia directa del entorno en el que se desenvolvieron, en este caso Neza.

“La ciudad influyó en nuestra música por ese sentido de resistencia y pertenencia porque, aunque nuestros padres migraron, nosotros nacimos aquí. Nuestras familias son parte de esa resistencia porque nos dieron un lugar para vivir, comer y crear. Todo lo que Los Cogelones hemos hecho es por inspiración de nuestro pueblo”, aclara Marco.

Este municipio del Estado de México es un semillero de bandas independientes que rolan los toquines clandestinos, pero, ¿qué caracteriza a las bandas de Neza? Según Marco: “Somos muy recios. A nosotros nos valía madre si nos veía una persona o mil, o si en lugar de aplausos nos mentaban la madre. Además, somos muy aferrados. Cuando nos proponemos algo es hasta lograrlo. Por ejemplo, ya tenemos 16 años tocando, Los Cogelones tiene 13 años y hasta ahora nos está escuchando más gente”.

Te recomienda:

El temazcalli del Centro Regional de Cultura Nezahualcóyotl
Es la máquina del tiempo en la que encontramos la belleza de nuestros rostros y la fuerza de nuestros corazones. Ahí donde hombres y mujeres pueden sentir lo bello que es morir.

Centro Regional de Cultura Nezahualcóyotl Av. 4a s/n, Virgencitas. Nezahualcóyotl, Estado México.

Recomendado: 10 bandas mexicanas imperdibles en 2021.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad