The Mars Volta
Foto: Cortesía The Mars Volta

Omar Rodríguez nos cuenta sobre el regreso de The Mars Volta después de 10 años

El guitarrista nos platicó sobre su su regreso a la CDMX, el festival Hipnosis y los 20 años de su disco debut, De-Loused in the Comatorium

Gil Camargo
Escrito por
Gil Camargo
Publicidad

The Mars Volta es una de mis bandas favoritas de toda la vida. Los conocí en 2003 gracias a mi amiga Rosalba con la cual compartía muchos gustos musicales y siempre me enseñaba cosas increíbles, entre ellas el De-Loused in the Comatorium, disco debut de Omar Rodriguéz y Cedric Bixler-Zavala después de dejar At The Drive In. Rosalba me prestó el cd y creo que se lo entregué todo rayado de tanto que lo escuché (perdón pollito). Desde entonces les tomé mucho cariño, no solo por lo genial de su música, sino porque me recuerdan a mi amiga.

Después de seis discos, la banda se separó en 2012. Al principio fue triste, pero durante este tiempo, el dúo trabajó en proyectos nuevos como Atemasque y revivió a At The Drive In, mitigando la falta de The Mars Volta pero la punzada seguía ahí. 10 años después, la banda comenzó a reeditar sus discos en vinyl en una elegante —y bastante costosa— caja que fue sold out rápidamente. Un indicador de que los fans seguíamos ahí.

Fue el 21 de junio de 2022 que lanzaron “Blacklight Shine”, la primera canción de The Mars Volta en 10 años. Poco después anunciaron su regreso oficial el 16 de septiembre con un disco homónimo y el festival Hipnosis los anunció como headliners junto a The Black Angels.

Emocionado y bastante ansioso, platiqué con Omar Rodríguez, una de las cabezas de esta bestia que vuelve a los escenarios.

¿Cómo fue volver a darle vida a The Mars Volta después de una pausa de 10 años?
La vida es muy cambiante; las cosas cambian, fluyen y de repente te encuentras en un lugar donde lo que antes no era posible lo es. Fue un proceso muy natural. Hubo mucho drama, aunque en este tiempo hicimos más cosas juntos como el regreso de At the Drive In y Atemasque. A través de ese camino y búsqueda, obviamente surgió el tema de The Mars Volta pero debo decir que fue un proceso natural y orgánico. Una cosa dio a otra y me comencé a sentir cómodo con la idea de hacerlo de nuevo. Ha cambiado la energía que tiene la banda porque son 10 años más de experiencia. No puedo tener los mismos pensamientos. Espero que hayamos madurado, todo eso hace clic y así de sencillo es. Cosas de la vida. También te das cuenta de verlo claramente para cambiar, añadir y comenzar a construir algo que no sea igual pero que tenga la misma energía.

The Mars Volta
Foto: Cortesía NetflixEl nuevo disco de The Mars Volta después de 10 años de ausencia

Vuelven con The Mars Volta, un disco homónimo. ¿Qué podemos esperar de su regreso?
No sabría cómo describir el sonido porque eso es algo que se debe hacer desde afuera, pero puedo decirte que es un disco de The Mars Volta en 2022, obviamente va a sonar diferente porque somos personas diferentes. Si una obra no es honesta y no puedes aprender de eso, como si fuera una terapia, entonces es entretenimiento y no arte. El arte debe ser más difícil de dejar ir y para mi eso es el sonido del disco; por un lado estoy escribiendo la música y Cedric las letras entonces es The Mars Volta y va a sonar a The Mars Volta. Justo le decía eso a Cedric cuando me decía que tenía miedo de que el sonido no les va a gustar a los fans; yo no tengo eso en mi conciencia, a mi me da igual, lo importante es ser honesto todo el tiempo y pues si estamos los dos haciendo eso pues imposible que no suene a nosotros. Tratar de replicar algo que hicimos en el pasado, eso no es. Nosotros tratamos de vivir la vida, hacer música que nos emociona y ser totalmente genuinos y honestos. Se puede escuchar como nos hemos desarrollado como personas. Todos los que lo han escuchado el disco me dijeron que suena diferente pero suena a The Mars Volta, así que es misión cumplida. Lo lindo es que uno no tiene que intentar hacer algo, sino que ir muy profundo y agarrar todos los miedos, deseos, rencores, cosas con tristeza y hacer cosas que te hagan feliz y ponerlas sobre la mesa y con eso uno no puede fallar, eso es como defino el éxito.

El año que viene cumplirá 20 años su disco debut, De-Loused in the Comatorium. ¿Cómo van a festejarlo?
Estamos orgullosos de ese disco. Muestra todo el esfuerzo que hice para dejar At The Drive In y empezar The Mars Volta cuando nadie creía en mí, porque nos decían que éramos unos locos y que no sabíamos lo que estábamos haciendo. Fue un gran reto en nuestras vida porque todos los discos, independientemente de la música y como se recibe, son como una foto de la época de la vida. Estoy super orgulloso de esa época, porque aunque fue super doloroso, también entendí quiénes eran mis amigos y mis aliados, como que sacudí muchas cosas en esa etapa y fue de gran crecimiento para nosotros. De esa manera siento que estamos celebrando todo el tiempo, no solo los 20 años, trabajar haciendo música, cine, dándole energía a lo que hacemos, es la forma de celebrar todos los días los logros y oportunidades que me ha tirado la vida. Que ahora que me lo dices lo tendré más consciente e igual hacemos algo para celebrarlo.

Vuelven a la CDMX pero ahora como parte del festival Hipnosis junto a The Black Angels. ¿Cómo han sido tus experiencias tocando en México?¿Tienes algún recuerdo sobre México que te guste mucho?
¡Ay papy! Para mí, México es mi lugar especial, mi magia. Soy puertoriqueño pero me criaron en México y casi todos mis mejores amigos y mi pareja son mexicanos. Esa primera vez tocando en el Circo Volador fue una experiencia súper mágica. Esa gira fue bien cabrona porque no la estábamos pasando super bien y realizando muchas cosas, pero esos shows en la CDMX fueron una cosa especial. Todo el tiempo traíamos la cabeza en las nubes, conectamos con la audiencia bien fuerte. El público mexicano es de los mejores, si no es que el mejor en todo el mundo; México, Japón y Rusia, en ese orden. Pero más que nada, el estar con mi gente. Sé que soy de otro país pero me siento adoptado por México porque siempre he vivido y es gran parte de como me expreso. Lo digo de corazón. Estuve dos meses en la CDMX y Chetumal antes de venir a hacer los ensayos.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad