Palacio de los Deportes

  • Música
  • Granjas México
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Palacio de los Deportes
Roberto Beltrán
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Este recinto es quizá uno de los más emblemáticos de nuestra ciudad. No pasa una quincena sin que “el domo de cobre” sea sede de un evento de calidad mundial. Fue construido para las Olimpiadas de 1968 por los arquitectos Félix Candela, Antonio Peyri y Enrique Castañeda Tamborelli. Se inspiraron en la construcción del mismo nombre creada por Pier Luigi Nervi para los Juegos Olímpicos de Roma, celebrados ocho años antes.

En un inicio —como su nombre indica— fue usado para actividades deportivas, especialmente básquetbol. Con el pasar de los años ha fungido como espacio para ferias, convenciones, peleas de box, lucha libre y hasta corridas de Toros.

Irónicamente, la principal actividad del popularmente conocido como “Palacio de los Rebotes” son los conciertos. En los últimos años se han realizado varias modificaciones al interior de su techo para mejorar la acústica y afortunadamente cada vez suena mejor. Son tantos los artistas que se han presentado en este recinto que sería imposible nombrarlos a todos, entre los más destacados se encuentran Paul McCartney, Roger Waters, U2, KISS, Café Tacvba y muchos, muchísimos más.

Escrito por Romina Pons

Detalles

Dirección
Viaducto Río de la Piedad s/n
Granjas México
México, DF
08400
Esquina con
Río Churubusco
Contacto
5237 9999
Transporte
Metro Velódromo.

Qué ocurre

Franz Ferdinand

Al pensar en el indie rock es imposible no mencionar a Franz Ferdinand. Los veteranos escoceses han hecho vibrar los escenarios desde hace 21 años, y su trayectoria y el ahora quintet sigue; el próximo 3 de septiembre vendrán a la Ciudad de México, al Palacio de los Deportes, para celebrar su trayectoria y promocionar su último compilado de éxitos, Hits to the Head. Tras la salida del guitarrista Nick McCarthy en 2016, la banda cuenta con una nueva formación. La llegada de Julian Corrie a los teclados, sintetizadores y guitarras, junto con el regreso de Dino Bardot, le dieron a la banda un nuevo aire. Con su último sencillo, “Always Ascending”, la banda apuesta a un sonido mucho más complejo. Con una introducción larga de piano y voces hipnotizantes la banda da paso a su particular mezcla de rock y funk. Las canciones de Franz Ferdinand tienen un sentimiento increíblemente nostálgico. Rolas como “Take Me Out”, “No You Girls” y “Do You Want To” sin duda serán de las más coreadas el próximo año. Es admirable que una banda de la talla de los escoceses lleve tanto tiempo mejorando e incorporando nuevos elementos a su sonido.

Placebo

Throw yourself from skin to skin, and still it doesn't dull the pain recita, "Come Home", primer sencillo oficial con el que Placebo promocionó su debut homónimo el 5 de febrero de 1996. 26 años han pasado desde que la banda inglesa, encabezada por Brian Molko, se robó las miradas de todo el mundo con sus atuendos andróginos y sus canciones sobre la comunidad LGBTTTI y drogas.Quien los vio crecer durante los noventa nunca olvidará piezas maestras como "Nancy Boy", "Every you Every Me", "Pure Morning" o el dueto con David Bowie en "Without You I'm Nothing". Con la llegada del siglo XXI nos regalaron himnos como "Special K", canciones fuertes como "Black-Eyed" y nos insitaron a descubrir nuestra sexualidad con "Taste in Men".Si bien la banda ha sido criticada por "tocar cada 15 días" en la Ciudad de México, debido a sus multiples visitas, su próximo concierto en la CDMX, el 12 de septiembre en el Palacio de los Deporter, es un imperdible del año porque presentarán oficialmente su disco Never Let Me Go, octavo disco de su carrera que presentaron con los sencillos "Beatuful James", "Surrounded By Spies" y "Try Better Next Time", ya solo te falta preparar el rímel, recordar tu primer amor homosexual y  desempolvar las mejores canciones para corazones rotos. Recomendado: 20 datos curiosos de Placebo.

Roger Waters: This Is Not A Drill

Después de dos conciertos en el Foro Sol uno gratuito en el Zócalo y tres en el Palacio de los Deportes, y una pandemia que pospuso su último tour, en 2020, el músico británico Roger Waters regresa a la Ciudad de México con This is not a Drill. Se trata de una gira en la que interpretará temas de los mejores discos de Pink Floyd —The Wall, Dark Side of The Moon, Animals y I Wish You Were Here—, en un escenario 360 grados. La cita será nuevamente en el Palacio de los Deportes, esta vez el 14 y 15 de octubre de 2022. En los shows de Roger Waters siempre tenemos: un tipo que nos viene a sacar un montón de dinero para verlo construir la misma pared que lleva construyendo desde 1980 y, una vez erguida, este se esconde detrás de su construcción y no podemos más que desear que realmente esté haciendo su trabajo detrás de ella y luego, cuando se le acaban las canciones (o la cinta), tira la pared, se despide por un tiempo y luego regresa para volverla a construir y sacarnos todo el dinero posible. Aquí, la diferencia es que: A. Cada vez que Roger lo hace, vuelve a ser igual o más espectacular que la vez anterior. B. Su construcción solo crea un día de tráfico al año. C. Sus edificaciones y demoliciones no vienen acompañadas del audio de pitazos de claxons, manifestaciones y mentadas de madre, sino de una de las obras maestras de una de las bandas de rock más emblemáticas de toda la historia. D. Cada vez que lo vemos, aceptamos con todo el amor y el orgullo que Roger es el legítimo du

Publicidad
También te puede gustar