Pink Martini
Foto: Cortesía Pink Martini

Pink Martini, la definición de la elegancia musical

Platicamos con China Forbes, la vocalista principal, sobre la esencia de esta orquesta conformada por una docena de músicos

Rodrigo Broschi
Escrito por
Rodrigo Broschi
Publicidad

“Significa valorar la melodía, casi por encima de cualquier cosa. Se trata de crear arreglos con delicadeza. Nuestra música no es ruidosa, no la aventamos a la cara. De cierta forma, Pink Martini define a la elegancia musical” dice China Forbes, vocalista principal. Y sí. La banda mezcla jazz –principalmente swing–, cabaret, lounge y música de películas de los años cuarenta y cincuenta. Una orquesta contemporánea que utiliza la nostalgia como eje conductor: “Con frecuencia nos gusta traer el pasado a nuestras vidas. Nos gusta mirar hacia atrás para entender de dónde venimos”, comenta Forbes.

Pink Martini se fundó en 1994 por el pianista Thomas Lauderdale. Un año después se sumó China en los vocales, después de conocer a Thomas en la Universidad de Harvard. “Nos unió nuestro gusto por coleccionar piezas de arte y fotografías. Tenemos los recuerdos muy cerca de nosotros todo el tiempo. A Thomas le gustan las maletas vintage, los carros vintage, todo vintage. Por eso entre más crezco, más me quiere”, comparte a carcajadas la cantante.

La banda se creó con la intención de recaudar dinero para una causa política. Y actualmente, conservan el sentido de responsabilidad social: “Puede que no lo hagamos tanto como antes, pero cuando alguien nos lo pide de favor y creemos que es una causa digna, aceptamos. Sólo no se lo digan a todos”, agrega China mientras se le escapa otra risa.

La cantante, además de ser muy agradable para conversar, tiene una sorprendente habilidad para la interpretación musical. El repertorio de Pink Martini tiene canciones en 25 idiomas. Y ella, que sólo habla inglés, francés y un poco de italiano, se aprende el resto de las letras. No habla 25 idiomas pero sí los canta. Y logra conectar con el sentimiento.

La mezcla cultural es otro de los atributos más destacados de la agrupación. Son una docena de músicos, provenientes de distintas partes del mundo –aunque la mayoría son americanos–: “A lo largo de los años hemos tenido bateristas muy influenciados por los ritmos brasileños y cubanos. De hecho ahorita tenemos en la alineación a un baterista afrocubano. Se sumó hace cinco años y le otorga una autenticidad increíble a la música que tocamos. También tenemos una sección de cuernos de Bulgaria y Grecia. Ellos tienen una química increíble”, dice Forbes.

Musicalmente, sus influencias son tan diversas como los integrantes de la banda. Destacan en la lista Cole Porter, Duke Ellington, Edith Piaf y los latinos Xavier Cugat, Benny Moré y Tito Puente. Sobre México, China dice que todos aman al país con locura. No por nada colaboraron con Chavela Vergas en Splendor in the Grass, su álbum de 2009.

En resumen, Pink Martini hace música refinada pero no se dirige a sectores distinguidos. Son universales. Tanto como el movimiento de caderas al bailar swing.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad