Quiero ser un mirrey

Ser un padrote no es un pasatiempo, es un estilo de vida. Hicimos una guía basada en la obra de Luis Miguel para alcanzar el Nirvana mirreynal
Advertising

Así como Luis Miguel no necesita lanzar material nuevo para abrir un sinfín de fechas en el Auditorio Nacional, nosotros no precisamos de una justificación para escribir sobre él.

1
Luis Miguel

El secreto está en la cabellera

Este es un dato internacionalmente reconocido: una buena melena dice más que mil palabras. Así de simple. Para ser un lord hecho y derecho es necesario lucir siempre un peinado espectacular. Digno de los dioses del Olimpo.

2
Luis Miguel
Foto: Wikimedia Commons

El sentido del humor es lo primero

¿Pueden creer que encontramos un video titulado "Momentos inolvidables y graciosos entre Luis Miguel y la prensa"? Bueno, pues esta joya del internet ilustra nuestro punto.

Advertising
3
Luis Miguel
Foto: Cortesía Warner

La seducción no es un deporte, es un arte

Cualquier tipo puede ligar, pero pocos saben cómo seducir a la mujer. Mickey es un experto en ello. La prueba está en este video. Allí, Luismi seduce a una reportera con palabras tan bellas que el mismísimo Amado Nervo se sonrojaría: "Tener la oportunidad de verte así, es un placer para cualquier hombre". ¡Ay, papawh!

4
Luis Miguel
Foto: Cortesía Warner

Tú jamás serás el culpable

Si por alguna extraña situación tu mujer ya no te deja amarla, ten la certeza de que jamás será por tu culpa. Un caballero debe ser digno y jamás permitirá que se dude de su honor.

Advertising
5
Luis Miguel
Foto: Cortesía Luis Miguel

Dientes como diamantes

Lo único que puede brillar más que tu personalidad y carisma natural, es tu sonrisa.

6
Luis Miguel
Foto: Cortesía Luis Miguel

El sueño acapulqueño

No hay mayor paraíso que Acapulco. 'El Sol' tiene su casa ahí y un sinfín de historias referentes a estas hermosas playas. Es amo y señor de las olas guerrerenses.

Advertising
7
Luis Miguel
Foto: Cortesía Warner

#Digno

Un mirrey no sufre por corazones rotos. Cuando seas víctima de una mala jugada amorosa, vete. ¡No eres quién para rogar!

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com