1 Me encanta
Guárdalo

Radiografía de Blur

Te decimos por qué creemos que Blur es la banda más importante del movimiento britpop

Foto: Time Out London

El britpop fue la respuesta de la Union Jack a la invasión grunge gringa. Los ingleses no tienen fama de estirados por generación espontánea. Les sobra una determinante tradición musical con autorreferencias a la menor provocación. Eso fue el britpop, un movimiento arrogante con la médula ósea infectada de futbol, que se pasó los protocolos diplomáticos por el culo y le gritó al mundo (con dedicatoria a los desaliñados de Seattle): “¡Hey, recuerden de dónde vienen los Beatles, los Stones, Black Sabbath, Bowie, los Pistols, los Smiths y todas sus influencias!”.

Según John Harris en su libro Britpop!: Cool Britannia And The Spectacular Demise Of English Rock, la auténtica guerra por la corona del britpop se dio entre Suede, Elástica y Blur y más que una disputa musical, fue un bravucón lío de faldas ocasionado por las piernas de Justin Frischman, vocalista de Elástica. Justin fue de los brazos de Brett Anderson a los de Damon Albarn y de regreso a Brett, ocasionando una tormenta de indirectas en las entrevistas y alusiones en las letras, “Tender” es el mejor ejemplo.

Cuando escuchamos britpop lo primero que se nos viene a la mente es la rivalidad entre Oasis y los de Colchester. En su libro Bit Of A Blur, Alex James menciona que la competencia entre Blur y Oasis fue una provocación de la NME con fines meramente comerciales. Vulgar estrategia publicitaria. Para muchos que caímos en esta trampa, Blur venció. Quizás por cuatro poderosas razones: sus integrantes.

Blur. Palacio de los Deportes. Río Churubusco esq. Añil. Metro Velódromo. Jue 15 de octubre 8pm. $460-$1420.

Los integrantes de Blur

Damon Albarn

Damon Albarn

Fanfarrón y exhibicionista. Damon Albarn posee un gusto y talento musical pulido gracias a su obsesión por bandas como The Kinks, The Who y Madness (siendo “Country House” la cúspide del descaro madnessiano). Lo mismo hace rock que programación electrónica. Basta ver a Gorillaz, que salió en una época en la que los avatares seguían siendo parte de la literatura de ciencia ficción. 

Graham Coxon

Graham Coxon

Un tipo retraído y un tanto atormentado e inseguro por las carencias con las que creció. Según Coxon, cuando conoció a Albarn lo primero que le dijo fue: “Tus zapatos no son tan buenos como los míos”.

No es exagerado decir que es un genio multiintrumentista. Lo mismo saca un prolongado feedback (los inicios de Blur estaban muy alienados con el shoegaze), que compases melódicos. Tiene una increíble discografía como solista de ocho álbumes.

Alex James

Alex James

Amiguero y sencillo. Su único trabajo como bajista ha sido en Blur, aunque participó en la alineación de Bad Lieutenant, uno de los proyectos paralelos de New Order. Demostró tener buen ojo para el pop pues fue bajo su tutela que Sophie Ellis Bextor conoció la fama.

Tiene una interesante faceta como escritor y periodista, colabora en el diario The Independent y ha escrito varios libros. Álvaro Uribe lo invitó a que fuera el narrador principal del documental The Cocaine Diaries.

Advertising
Dave Rowntree

Dave Rowntree

Desde adolescente se interesó por la informática con la misma pasión que por la batería. Su primer trabajo fue como programador y fundó su propia compañía de animación digital.

Si no está en un estudio de grabación o de gira con Blur, se dedica a realizar investigaciones sobre la evolución de los sistemas operativos. Es activista político y un defensor de las descargas gratuitas de música.

Comentarios

0 comments