0 Me encanta
Guárdalo

¿Cómo es la ópera para niños?

Oscar Tapia, director de escena de la ópera para niños El empresario, nos contó sobre la importancia de llevar estos espectáculos al público infantil

Foto: Cortesía Producciones Arándano/ Cinetc

¿Quién dijo que la ópera es sólo para adultos? Cada vez hay más propuestas que acercan este tipo de espectáculo al público infantil a través de la fusión de disciplinas artísticas como el canto, la música y el teatro.

“La ópera abre un panorama estético y estimula la atención y la retención de los niños. Desde su inicio, durante el Barroco, se ha utilizado como un recurso expresivo que ha evolucionado con el paso del tiempo. Hay una gran diferencia entre las óperas de Verdi, Mozart, Puccini y Philip Glass, pero en esencia permanecen como puestas teatrales que utilizan el canto y la música, desde clásica hasta contemporánea”, explica Oscar Tapia, director de escena de la ópera infantil El empresario.

El reto de montar una ópera para niños, subraya Tapia, es crear un universo divertido y dar un mensaje positivo con un ritmo ágil, un lenguaje claro y escenarios llamativos. A través del video mapping que proyecta imágenes y resalta el mundo de la fantasía, así como distintos elementos de iluminación que permiten ubicar el tiempo en el espacio (día, noche, presente, pasado o futuro), se logra una narración atractiva.

Los principales errores en este tipo de espectáculos, agrega, es que descuidan la comunicación con la audiencia, lo que proyecta rigidez y acartonamiento. Asimismo, el tiempo de duración también es importante: una hora, como máximo, es suficiente. Aunque Tapia recomienda llevar a los pequeños a este tipo de montajes desde los seis años, ha visto pequeños de tres que participan e imitan a los personajes del montaje.

“El propósito principal es entretener a los niños en sus términos, igual que Pixar y DreamWorks hacen con sus películas. Por eso, antes de ir a una ópera, los padres pueden decirles a sus hijos que es ‘como ir al cine’ porque de igual forma se trabajan todos los aspectos de la puesta para hacerla interesante y ofrecer una moraleja positiva.

“Está compuesta por la presentación de los personajes, conflicto, desarrollo, clímax y desenlace; en cuanto a elementos técnicos tiene saltos para darle ritmo y lograr que sea coherente. En la estructura musical hay arias –que es cuando canta un solo integrante–, duetos, piezas corales y concertantes –que es la unión de solistas y el coro–”, agrega.

Tapia dirigirá la ópera El empresario, de Mozart, que se llevará a cabo en el Teatro Helénico y se presentará los primeros tres domingos de diciembre. Es una comedia de enredos que trata sobre los problemas económicos que tiene Don Escrúpulos para preparar la temporada de ópera. Su asistente Buff invita al banquero Don Ángel para ayudarles con financiamiento, pero pide como condición invitar a dos altivas estrellas, que olvidan el compromiso por entregar al público lo mejor de sí.

“El público infantil es el más complicado porque es el más sincero. Para mí es vital crear espectáculos que diviertan a los niños y les permita despertar sus sentidos”, concluyó Tapia.

Comentarios

0 comments