0 Me encanta
Guárdalo

DeKids, un espacio que forma a niños emprendedores

En este programa de emprendimiento y tecnología tus pequeños aprenderán a formar sus propios negocios

Foto: Cortesía DeKids

DeKids nos enseña que no hay una edad específica para poder emprender, en palabras de su fundador Marco Velázquez, la infancia y la juventud son de suma importancia en el desarrollo humano, por tanto es mejor dotarlos de conocimientos y herramientas que les ayudarán a fijar su futuro.

Casi al igual que los niños que ahora toman sus cursos, Marco Velázquez desde pequeño tenía el sueño de ayudar a transformar el mundo, por lo que decidió estudiar Ingeniería Informática para crear una aplicación que disminuyera la delincuencia o algo similar. No obstante, un problema en la columna que, de acuerdo con los médicos, puede quitarle la posibilidad de caminar en cualquier momento, lo impulsó a acelerar sus intenciones de emprender y comenzó un proyecto que “afortunadamente” no funcionó. Este primer fracaso y la insistencia de su hermano menor por aprender programación, lo llevarían en mayo de 2015 a crear DeKids.

Foto: Cortesía DeKids.

En este programa los niños desarrollan una idea de negocio a partir de aquello que más les guste, con el adicional de que su proyecto debe involucrar tecnología, como la creación de una página web o una aplicación.

Para ingresar a DeKids debes tener entre 9 y 13 años. Es necesario pasar un filtro que bien puede ser una sesión de muestra o una entrevista, la intención es explicarles a los niños de qué se trata y comprobar que realmente les interesa participar. Las convocatorias salen cada dos meses y medio ─esperan que a partir de 2018 se hagan cada mes─. Una vez dentro, el Batch está compuesto por 10 sesiones sabatinas de cuatro horas.

DeKids está en contra de los métodos de enseñanza convencionales y no imparte sus cursos en un salón de clases, sino en un coworking, es decir, espacios abiertos de trabajo que comparten varias empresas. “Tratamos de evitar frases como ‘cuando salgas de la escuela verás que es completamente diferente al mundo laboral’, por eso llevamos a los niños al coworking de Impact Hub, para que se rodeen de un ambiente emprendedor profesional”, explica Velázquez. De igual forma se suprimen la figura del profesor y las calificaciones. Aunque sí llevan un método de evaluación, no se les califica a los chicos, quienes además son guiados en este viaje por “pilotos”, así buscan establecer mayor confianza y se eliminan las jerarquías.

Foto: Cortesía DeKids.

Al término del Batch, los niños se presentan en un super pitch day, un evento en el que llevan a los pequeños a instalaciones de empresas como Google, donde exponen sus proyectos de negocio ante un jurado que los interroga y evalúa. Entre los mentores y jurado que asisten se encuentran Carlos Toxtli, quien ha trabajado para Google y ahora lo hace para Microsoft; Miguel Álvarez de Google y Gabriel Charles, director de la incubadora de negocios Wayra México.

En dos años y medio que lleva DeKids, ha instruido en tecnología y emprendimiento a más de 100 niños. Maneja grupos pequeños para poder ofrecerles una atención personalizada.

Al final los pequeños no sólo aprenden a programar en HTML5 o JavaScript, construir un pitch ─discurso para vender su idea de negocio─ o armar un equipo de trabajo, entre otras habilidades, sino que también pierden el miedo a hablar en público, adquieren tolerancia a la frustración, confianza y perseverancia, al mismo tiempo que se vuelven autodidactas.

DeKids dekids.com.mx

Comentarios

0 comments