0 Me encanta
Guárdalo

DIY: Mi primera maceta

Te decimos cómo transformar una botella de pet en el hogar de una plantita que podrá cuidar tu niño

Foto: Time Out México/Mattza Tobón

Practicar lo que se aprende en libros, museos y lecciones de profesores y padres es la mejor forma de que los niños refuercen el conocimiento. Para que las clases de ciencias naturales estén en su rutina y celebre el Día del Medio Ambiente, regálale una plantita e involúcralo en sus cuidados, incluso pueden construirle una maceta.

Cómo hacer una maceta para tus niños

Traza

Traza

Marca una línea recta que rodee la botella en la parte inferior, como a 10 centímetros de la base. Sobre ésta traza dos semicírculos con una separación de tres a cuatro centímetros entre ellos, simularán un par de orejitas.

¡Cuidado!

¡Cuidado!

Con ayuda de un cúter y mucha precaución corta sobre la línea recta y haz unas pequeñas perforaciones en la base de la botella.

Afina detalles

Afina detalles

Para cortar las líneas que simulan las orejas y afinar los cortes del cúter, apóyate con las tijeras. No dejes que este paso y el anterior lo realice tu niño, ayúdalo para evitar accidentes.

Advertising
¡A pintar!

¡A pintar!

Toma con un pincel la pintura acrílica del color de tu preferencia y empieza a darle color a tu macetita. Deja reposar de 10 a 15 minutos para que se seque y luego pasa otra mano de pintura.

Último paso

Último paso

Para darle personalidad a tu personaje –un conejo, perrito, oso o gato– apóyate de otros colores y traza orejas y nariz. Luego de que la pintura seque, podrás mudar tu plantita a su nuevo hogar.

Comentarios

0 comments