Los imaginarios, de A.F. Harrold

Una novela mágica para niños que también le encantará a los papás. Luego de un par de páginas, lo difícil será detenerse
Foto: Cortesía Blackie Books
Advertising

Uno de los géneros literarios más complejos es la narrativa para niños; sobre todo en esta época de pocos lectores y muchos internautas. Contrario a lo que pueda pensarse, los pequeños son harto exigentes como lectores y de duros juicios cuando una historia está “mal” lograda. A un tiempo, esgrimen una sensibilidad natural para la verosimilitud de lo fantástico (elemento casi inevitable en la narrativa para niños) y cero tolerancia a que se les trate como si no entendieran. Muy pocos —A.F. Harrold es uno de ellos— pueden salir airosos de semejante desafío, y además preciarse de hacerlo con maestría.

¿De qué va esta novela? Rudger es el mejor amigo de Amanda. Rudger no existe, pero nadie es perfecto. Sólo Amanda puede ver a su amigo imaginario. Pero un día el señor Bunting llama a su puerta. Y quiere llevarse a Rudger. Algunos dicen que Bunting se alimenta de amigos imaginarios. La única solución es que Rudger huya solo. Pero ¿puede un amigo imaginario sobrevivir sin alguien que le imagine?

Foto: Cortesía Blackie Books

Y es que en Los imaginarios, primer libro para niños escrito por Harrold en traducirse al español, el narrador inglés —quien también es poeta, novelista y performer—muestra una escasa cualidad en la narrativa infantil: la capacidad de describir con precisión cómo la lógica infantil encuentra explicación para lo fantástico. Acaso sea que Harrold lleva consigo a ese niño que queda siempre en todos los adultos lo que le permite mostrarnos que aún en la adultez podemos imaginar. No hace falta mucho esfuerzo para entregarse a su estilo narrativo ágil y fresco. Luego de un par de páginas, lo difícil será detenerse.

Las ilustraciones de Emily Gravett, que parecen cobrar vida mientras damos vuelta a las páginas, complementan gratamente esta mirada a la vida de los amigos imaginarios, y lo que les ocurre cuando un niño los olvida, y lo que puede pasar si los recuerdan, y cómo sus existencias están unidas por un lazo irrompible con los humanos que les dan vida. Amanda (niña humana) y Rudger (su amigo imaginario) son los protagonistas de esta aventura. Juntos, y con la ayuda de otros excelentes amigos (¿reales o imaginarios?), conocerán al señor Bunting y su sombría acompañante, quienes resultarán ser un peligro tanto para el mundo de Amanda como para el de Rudger. Disfruta esta novela junto con tus pequeños y traten de ignorar el estilo ibérico de la traducción, que de repente resulta cansado.

Los imaginarios, de A.F. Harrold. Blackie Books. España, 2017.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com