0 Me encanta
Guárdalo

Las cinco mejores adaptaciones

Libros que se volvieron películas y no decepcionaron

Esta semana se estrena Qué esperar cuando se está esperando, película basada en el libro homónimo de Heidi Murkoff. No esperes una joya de la cinematografía. Sabemos que Hollywood es experto en adaptar libros para hacer películas malas, pero con ésta pasarás un buen rato. Además, nos sirvió de excusa para presentarte un Top 5 de adaptaciones más afortunadas. 
Atrapado sin salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest)

Atrapado sin salida (One Flew Over the Cuckoo's Nest)

Escrita por Ken Kasey en 1959 (no fue publicada hasta 1962), la versión cinematográfica fue dirigida por Miloš Forman en 1975.

Kasey es conocido como uno de los gurús de los psicotrópicos, amigo de Timothy Leary y protagonista de The electric Kool-Aid acid test (Wolfe, 1968). En One flew over the cukoo’s nest narra sus experiencias como enfermero en un hospital psiquiátrico. La película es protagonizada por Jack Nicholson, quien finge tener una enfermedad mental para evitar la prisión. En el hospital psiquiátrico se dedica a alborotar a los otros pacientes que normalmente viven en un ambiente estricto y monótono.

La novela pretende criticar al sistema, está llena de cuestionamientos morales y es muy emocional. La película no se queda atrás: las actuaciones son bastante buenas y tiene diálogos sumamente inteligentes. Forman logra captar perfectamente la esencia liberal de Kasey.

No es garantía de calidad, pero la película ganó cinco premios Óscar.

Grandes esperanzas (Great Expectations)

Grandes esperanzas (Great Expectations)

Escrita por Charles Dickens y publicada en 1861, esta novela tiene dos versiones cinematográficas: la de David Lean (1946) y la de Alfonso Cuarón (1998).

La novela consta de tres volúmenes, es un tanto larga pero vale mucho la pena. Narra la historia de Pip, un niño huérfano que vive con su estricta hermana. Pip es contratado por una mujer rica para entretenerla, ahí conoce a Estella, de quien se enamora perdidamente, pero él es pobre y ella rica (ya sabemos hacia dónde va eso). Cuando Pip crece es enviado por un benefactor anónimo a estudiar para ser caballero, en ese momento ve la oportunidad para volverse rico y estar con su amada Estella. El problema es que ella ya está casada y con hijos.

La película de Lean es mucho más apegada al libro, está filmada en un hermoso blanco y negro y tiene actuaciones exageradas, típicas de películas viejas. Lo principal sigue ahí, es una historia de amor (o desamor) y una increíble adaptación.

La versión de Cuarón es la misma historia en esencia, pero modernizada: en la novela escapan en un barco y en ésta se fugan en el metro; en la novela Pip se va a Londres para ser caballero, en la película se va a Nueva York para ser artista. El verde simboliza esperanza y en cada cuadro de esta película hay algo de ese color. 

Pánico y locura en Las Vegas (Fear and Loathing in Las Vegas)

Pánico y locura en Las Vegas (Fear and Loathing in Las Vegas)

El nombre completo es Fear and loathing in Las Vegas: A savage journey to the heart of the american dream, escrita en 1971 por Hunter S. Thompson. La película se estrenó en 1998 y es de Terry Gilliam.

Thompson es el rey del gonzo (periodismo subjetivo que mezcla hechos con ficción), la historia narra las desventuras del escritor Raoul Duke y su abogado, el Sr. Gonzo. Mientras buscan el sueño americano en Las Vegas, ambos pasan la mayor parte del tiempo usando drogas. Es un retrato de la percepción de la realidad cuando se está en alucinógenos. La historia está basada en hechos reales, de ahí el perfeccionamiento del periodismo gonzo: no sabemos qué pasó y qué no pasó cuando Thompson visitó Las Vegas, con el abogado Óscar Zeta Acosta, en marzo de 1971, donde encontró la inspiración para Fear and loathing in Las Vegas.

Terry Gilliam es director de grandes películas como Brasil (1985) y Life of Brian (1979). No es sorpresa que haya logrado capturar a la perfección el viaje surreal de Thompson. El protagonista es Johnny Depp y, aunque es mucho más guapo que Thompson, lo verás como un junkie desagradablemente divertido, igualito al escritor. Gilliam es maestro en confundir y en alterar la percepción. Si lees la novela y ves la película, te darás cuenta de que nadie como él para llevar esta historia a la pantalla grande.

Advertising
El resplandor (The Shining)

El resplandor (The Shining)

Stephen King escribió la novela en 1977 y Stanley Kubrick estrenó la película en 1980.

De las mejores adaptaciones de todos los tiempos, el libro y la película van de lo mismo: Jack Torrance (Jack Nicholson) es un escritor alcohólico al que se le ofrece un trabajo como cuidador de un hotel durante el invierno. Por diferentes circunstancias, él acepta el trabajo y se muda con su esposa e hijo, lo que no sabe es que su hijo es clarividente y el hotel está seriamente embrujado. Este lugar funciona como otro personaje, manipula a los vivos y a los muertos, y cuando no puede poseer al hijo de Jack, lo posee a él, y empieza a volverse loco.

Stephen King es el exponente principal del género literario de terror y Kubrick es un excelente director. También hizo la adaptación de A clockwork orange. Sumemos el talento de ambos y agreguémosle las habilidades de Nicholson y tenemos una de las mejores películas de terror de todos los tiempos.

Las vírgenes suicidas (The Virgin Suicides)

Las vírgenes suicidas (The Virgin Suicides)

Primera novela de Jeffrey Eugenides publicada en 1993. La película es de 1999 y fue dirigida por Sofia Coppola.

Eugenides tiende a escribir novelas melosas con muchas posibilidades visuales. El libro es de principio a fin un culto a la pubertad. Narra la historia de cinco hermanas y cómo su vida cambia completamente después de que la menor se suicida. Hay una serie de eventos que culminan en un final predecible, pero espectacular. Kirsten Dunst protagoniza, junto con Josh Hartnett, una historia de amor adolescente que te hace sentir como si hubieras estado en la prepa cuando Styx era el hit. La película es una muy buena adaptación porque Coppola logra capturar el ambiente setentero y cursi de la novela. La directora tiende a narrar las cosas lentamente y en esta adaptación le funciona a la perfección.

Es interesante que la novela no termine igual que la película. Vale la pena leerla y luego darte cuenta de que te la imaginaste igualita a la versión de Coppola.

Comentarios

0 comments