Carolina Whaley, una bruja del siglo XXI en Tik Tok
Foto: Alejandra Carbajal

Carolina Whaley, una bruja del siglo XXI en Tik Tok

¿Vuelan en escobas?¿Se chupan a los niños?¿Se transforman en bolas de fuego? Aquí lo que nos dijo sobre ser una hechicera en la Ciudad de México que se ha vuelto la sensación en Tik Tok

Gil Camargo
Escrito por
Gil Camargo
Publicidad

Las brujas son uno de los iconos más famosos de la historia de la humanidad. Desde las crueles historias de los colonos y la santa inquisición en Salem hasta las famosas hermanas Sanderson en Hocus Pocus —que están próximas a estrenar su segunda entrega— la idea de bruja dista mucho de la realidad.

A pesar de que son consideradas personajes de cuentos de hadas, la verdad es que existen las brujas y viven entre nosotros. Uno de los ejemplos más famosos es el de Carolina Whaley, que se volvió famosa en Tik Tok gracias a sus videos en los que enseña y comparte todo lo relacionado con la hechicería. Con un puño de sal en la mano —por si las dudas—, Gil Camargo platicó con ella para que nos contara cómo es ser una bruja en el Siglo XXI.

Caro, cuéntanos un poco sobre quién eres y a qué te dedicas…
Estudié la carrera de Biblioteconomía en la ENBA, trabajo en una empresa de software como entrenadora en el área de educación (eLearning). Divulgadora del folklore mágico en redes sociales, de el uso adivinatorio y mágico del futhorc (runas anglosajonas) y de la reconstrucción de prácticas mágicas en las culturas europeas (celtas y germánicas) y su llegada a América. Así como su aplicación en la actualidad. Intérprete de diversos métodos de adivinación como: Tarot , runas, charms, Lenormand entre otros, desde hace 10 años. Contribuyo voluntariamente en una campaña de lecturas de tarot en favor de los animales a través de la página de Instagram oráculosdeassis.mx. Además, soy una ávida estudiosa de la materia Artúrica (mitos y magia de la leyenda del Rey Arturo), creadora del fanpage Arturiana. Practicante del heathen anglosajón o paganismo anglosajón (Fyrn Sidu) y del herbalismo. 

Carolina Whaley, una bruja del siglo XXI en Tik Tok
Foto: Alejandra Carbajal

¿Cómo llegaste a la brujería? 
No recuerdo exactamente desde cuando decidí adentrarme al mundo de la brujería, pero puedo decirte que en México vivimos rodeados de ella; desde la limpia de huevo para quitarnos la pesadez, los amuletos contra el mal de ojo hasta los listoncitos rojos en una sábila para ahuyentar la mala vibra. Para mí fue un elemento cotidiano, en casa mi mamá le leía la baraja española a sus amigas y por ahí entre sus libros tenía uno de Karen Lara (una mujer que te daba recetas y pequeños hechizos para tu vida) y en los medios se pusieron de moda películas como The Cratf y la serie Charmed que probablemente detonaron mi interés hacia el mundo de lo mágico y lo oculto. Decidí llevarlo a la práctica en mis veinte, primero, acercándome a la tradición wicca que si bien fue un parteaguas en la práctica mágica de muchos: en la actualidad nos hemos alejado de ella. Con el paso del tiempo y la apertura de las redes tuve acceso a nuevas visiones, cursos, libros y charlas que me dejaron conocer las diferentes formas en las que la magia se practica, llegando siempre al mismo punto: el apoyo de la magia en el espíritu. Al principio quería saberlo todo, los cuarzos, las velas, los hechizos, astrología, tarot, rituales. Pero conforme avancé en la práctica busqué aquello que me hiciera sentido y me diera confianza, en mi caso fue la brujería tradicional o folclórica que mezcla prácticas bastante viejas pero siempre vigentes. Si bien el término “Bruja” es ahora referente para quienes practicamos algún tipo de hechicería o mancia, debemos entender algo muy importante: la figura de la bruja se refiere a un ser sobrenatural que atacaba a la gente mientras dormía (parálisis del sueño o como actualmente se le conoce “la subida del muerto”), para evitar ese miedo nocturno la misma gente preparaba sus protecciones contra la “bruxa” con lo que tuviera a la mano: plantas, clavos, cuerdas, semillas, ollas, escobas. Elementos que quizás en la antigüedad eran accesibles y que quizás respondían a la lógica de la época, pero que en la actualidad pocos practicantes entienden y utilizan. Es así como nace la brujería, en un intento de protegerse de la bruja quien en un principio era la figura a vencer, pero con el paso del tiempo y con las injusticias sociales se convirtió en la denominación para quienes hacemos brujería. 

¿Qué significa ser bruja en el siglo XXI?
Cada practicante tiene su forma para vivir la brujería, en mi caso busco hacerlo desde el aprendizaje, la divulgación y la educación, ya sea subiendo videos a redes sobre el uso de plantas, historia de los pueblos que practicaban determinados tipos de magia, de runas, dándoles charlas sobre las diferentes formas de disfrutar su camino mágico sin la necesidad de llenar un modelo específico. O dando talleres que puedan serles de utilidad. Mi vida “muggle” y mi vida mágica no están separadas, en las mañanas me levanto a pasear al mi perro y en el recorrido recolectamos plantas o les tomamos fotos, preparo el desayuno dándole la intención de que sea nutritivo, que le dé amor a quienes lo consuman (y que no engorde). Antes de salir al trabajo las protecciones pertinentes para volver con bien a casa (ya sea un amuleto o prender una vela en mi altar de casa). En el escritorio de la oficina tengo algún amuleto de buena suerte. Regresando a casa hago lecturas de tarot a los consultantes o preparo mis videos para la semana y si tengo suerte tal vez haya alguna celebración como una luna llena, un solsticio o equinoccio y me dé la excusa para juntarme con otres practicantes. 

Carolina Whaley, una bruja del siglo XXI en Tik Tok
Foto: Alejandra Carbajal

¿Existe una comunidad de brujas en la CDMX? ¿Dónde o cómo se congregan?
Hay muchas comunidades brujeriles dependiendo la rama o vertiente que sigas (ya seas wicca, Asatru, bruja/o del caos, tradicional mexicana, devocional de alguna deidad) existen hermandades, covens, escuelas, círculos. Cada uno enfocado al tipo de brujería que practiques. Recomiendo empezar por ahí: buscar el tipo de brujería/magia que más te guste y acércate a los grupos que se identifiquen con ella así las reuniones serán más agradables. Ya que al tener un abanico tan amplío de prácticas a veces llegamos a alguno que no es de nuestro agrado y pensamos que toda la brujería es así. La mayoría de los grupos o eventos los puedes encontrar en redes sociales. En algunas ocasiones nos reunimos a realizar algún ritual estacional, a veces algún trabajo mágico en favor de alguien o de alguna circunstancia, otras veces solo a platicar y convivir, dependiendo el grupo es la dinámica. 

¿Cuáles son los mitos sobre las brujas qué te hacen reír o te molestan?
¡Hay muchísimos! Pero los que más me pueden dar risa son los de que adoramos al diablo, ojo que sí, existen practicantes de satanismo, pero se sabe que no tienen que ser específicamente brujas y poco o nada tienen que ver con el diablo de la versión religiosa. La mayoría de nosotres no nos interesamos en el diablo como figura maligna pero es preciso aclarar que por cuestiones históricas o de tradición estudiamos sobre su simbología: que por tener pensamiento mágico no creemos en la ciencia y la tecnología. En alguna ocasión una chica en Instagram me comentó que ¿para que me vacunaba vs covid si yo tenía mis protecciones mágicas?, obviamente le dije que una cosa no está peleada con la otra, mientras una trabaja a nivel energético/espiritual la otra trabaja a nivel físico. ¡Doblemente protegidos! También que somos charlatanes. Hay muchas personas que se cuelgan el título de bruja para aprovecharse de los demás pero eso no es cuestión de brujería es cuestión de civilidad, aquellos que se aprovechan de la gente no es porque hagan brujería es por que son malas personas.

FB: ArturianaMexico, TikTok: @carowhaley, Instagram: @MorganuWhaley

@carowhaley #brujasdetiktok #díademuertos #halloween #samhain #witchtok #wicca #paganismo #babywitch #babywitchtok #bruja #tradiciones ♬ sonido original - Morganu Whaley
Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad