Cuatro edificios en donde todos desearíamos vivir

Nos encanta decir que nuestro departamento está padrísimo porque queda cerca del metro, del trabajo o de la Condesa. No obstante, a todos nos encantaría vivir en algunos de estos inmuebles, o en todos.
Advertising
Qué hacer, Caminatas y paseos

Banco Mexicano

icon-location-pin Cuauhtémoc

Qué suertudos los que consiguen vivir en este sólido edificio art decó que cuenta con varios departamentos, en su mayoría costosos. Esta construcción perteneció originalmente a la acaudalada familia Escandón. El elevador es muy bonito, como también son las esculturas de José Luis Cordero. En los bajos hay un gimnasio y el bonito Zinco Jazz Club, ambos, también costosos.

Time Out dice
Qué hacer, Caminatas y paseos

Basurto

icon-location-pin Condesa

Quien ose habitar aqui necesitará contar con por lo menos 20,000 pesos para el primer mes de renta. El edificio de 14 niveles es una de las obras más famosas del arquitecto Francisco J. Serrano, especialmente por su escalera helicoidal. Fue construido entre 1942 y 1945 en el antiguo jardín de un señor apedillado Basurto. La vista del Parque México es impresionante.

Time Out dice
Advertising
Qué hacer, Caminatas y paseos

Río de Janeiro

icon-location-pin Roma

Todos le llaman "el edificio de las brujas", pero su nombre original es Río de Janeiro y, de hecho, le dio nombre a la plaza en donde se ubica, que antes era la Plaza Roma. El ingeniero R.A. Pigeon lo edificó en 1908, y en los años 30 Francisco J. Serrano le confirió un tono art decó. Al parecer se necesita ser descendiente de Pigeon, de Serrano, o de una bruja, para poder costearse un departamento aquí.

Time Out dice
Qué hacer, Caminatas y paseos

Vizcaya

icon-location-pin Cuauhtémoc

Que si hay fantasmas, que si Pita Amor y sus paraguazos, que si el Vampiro Canadiense vivió aquí, que si están bonitos los edificios de El Buen Tono, a algunos metros hacia el sur, que si una amiga de mi tío abuelo vivió ahí. A cada rato sale a colación el mentado Vizcaya, con su cervecería en los bajos. Aquí siguen funcionando los primeros elevadores para uso habitacional de la Ciudad de México.

Time Out dice
Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com