Elecciones 2018. Claudia Sheinbaum, candidata a la Jefatura de Gobierno de la CDMX

Luego de fungir como secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México y delegada de Tlalpan, busca alzarse con la jefatura de gobierno como representante de la coalición Juntos haremos historia (Morena, PES y PT)

Foto: Wikimedia Commons

Su carrera está dividida entre la política y la ciencia. Egresada de la licenciatura en Física de la UNAM y con una maestría y un doctorado en Ingeniería Energética, Claudia Sheinbaum cuenta con una amplia trayectoria en el gobierno de la Ciudad de México.

En el mandato de Andrés Manuel López Obrador fungió como secretaria de Medio Ambiente local. Durante su gestión se construyó el segundo piso del Periférico e implementó la primera línea de Metrobús, que actualmente ya cuenta con otras seis líneas. En 2015, ya como militante de Morena, asumió el cargo de delegada en Tlalpan y en 2017 lo abandonó para lanzar su candidatura a la Jefatura de Gobierno.

Bajo el lema “Innovación y esperanza”, el eje de campaña de Claudia Sheinbaum parte de los principios de sustentabilidad, igualdad y gobierno abierto.

Entre sus propuestas destaca la creación de 300 centros comunitarios donde se instalarán ciberescuelas gratuitas para cursar la primaria, la secundaria y la preparatoria y tener más oportunidades de empleo.

Respecto a la movilidad en la ciudad, Sheinbaum propone la creación de cuatro líneas de cablebús, el cual contará con cuatro rutas: Iztapalapa, Tlalpan, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón. Además, contempla la creación de un centro de planeación e innovación del transporte público.

Mientras que en el eje de seguridad, su propuesta radica en duplicar el número de cámaras de seguridad y modernizar el sistema de datos de transferencia del C5 (Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana de la Ciudad de México).

Por su trayectoria y formación, el tema del medio ambiente es una de las prioridades. Para ello, plantea recuperar el programa de reforestación y aprovechar las áreas naturales protegidas, como la Sierra de Santa Catarina y el Parque Ecológico de la Ciudad de México, no sólo como espacios de conservación, sino para el ecoturismo y la recreación.

En la CDMX no sólo hay un problema de desigualdad en el abasto de agua, sino de desperdicio. Alrededor de 40 por ciento del agua que llega a la ciudad se pierde por fugas; por ello, la candidata manifestó que se medirán los 450 pozos de agua de la ciudad y el sistema Cutzamala para identificar dónde se encuentran las fugas y a partir de ello recomponer el sistema de distribución.

Comentarios

0 comments