Elecciones 2018: Marco Rascón, candidato del Partido Humanista a la jefatura de la CDMX

El activista sonorense, vecino de la Roma —creador del personaje Súper Barrio— nos platica sobre sus propuestas como candidato a jefatura de gobierno de la CDMX
Marco Rascón, candidato a la jefatura de la CDMX por el Partido Humanista
Foto: Alejandra Carbajal
Por Gil Camargo |
Advertising

Marco Rascón nació en Naco, Sonora y se mudó a la Ciudad de México en 1976. Su formación fue la vida misma: “Me tocó una generación en la que fuimos convocados a pensar colectivamente y eso nos enseñó que teníamos que leer y muchos decidimos abandonar la educación formal”, comenta.

Durante 1977 contribuyó en la formación del Frente Nacional Contra la Represión, apoyando a organizaciones constituidas por personas con familiares desaparecidos.

Después del terremoto de 1985, Marco fundó la Asamblea de Barrios en la CDMX, un organismo que unificó a 650 colonias que fueron afectadas por el sismo para gestionar créditos para la reconstrucción, además de crear al personaje Súper Barrio, un luchador que se convirtió en un ícono del movimiento popular. Para 1989 participó como miembro fundador del PRD.

El activista, periodista y cocinero y vecino de la Roma se lanzó a la candidatura como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México por el Partido Humanista. Conversamos con él para conocer más sobre sus propuestas.

¿Qué medidas implementarías para resolver los problemas de desigualdad en el desabasto de agua que tiene la CDMX?
El agua es un tema de equidad como los derechos humanos. Se parece mucho a los derechos culturales, todos tenemos que tener el mismo acceso. En el sur, la parte alta con todo el anfiteatro de las barrancas del poniente tiene una caída natural hacia el oriente de la ciudad. Sin embargo, por el mismo hundimiento, las grandes depresiones amenazan no sólo el desabasto sino problemas de inundaciones. No es un solo cuestión de plomería, se tiene que integrar una comisión emergente para los temas del agua y con una visión de largo plazo que incluso va más allá de la visión sexenal. Son cosas que no se van a resolver en los próximos seis años.

¿Tienes contemplado crear un nuevo espacio verde o la recuperación de algunos espacios en la ciudad?
Lo primero es frenar el crecimiento espacial de la ciudad y sobre todo el crecimiento irregular o ilegal. La mancha urbana sigue creciendo y va sobre nuestras áreas de reserva, que han sido muy afectadas en los últimos 18 años. Creo en el tema de la redensificación y, sobre todo, de la posibilidad de aumentar los espacios públicos y las áreas verdes. Así como hay procesos de urbanización, también debemos tener un cierto proceso de ruralización de la ciudad y para ello tenemos camellones en los que podemos desarrollar huertos, actividades donde se puedan producir, vía hidroponía, desde plantas medicinales y alimenticias, hasta de ornato y que al mismo tiempo estos puedan ser atendidos como contraprestación de todos los beneficiarios de las políticas sociales. Es decir, todos los de la tercera edad y madres solteras que reciben una tarjeta tienen que tener una contraprestación de apoyo a la comunidad y una de las partes es al acrecentamiento del desarrollo, el cultivo y este proceso de ruralización que podemos tener en la Ciudad de México.

¿Qué le falta a la Ciudad de México para ser un verdadero ejemplo de ciudad gayfriendly?
Emparejar a las instituciones con lo que ya hizo la sociedad. Si bien, esta política se desarrolló en el gobierno del Dr. Mancera tiene que ser correspondida desde la posición misma del gobierno porque ha sido una decisión que ha tenido beneficios de carácter económico y sustantivo para el desarrollo del turismo y que de alguna manera ha hecho aportaciones al plano cultural y sobre todo para sentir y presentar la ciudad como una metrópoli de libertades, que eso nos tiene que enorgullecer. Es una ciudad refugio, de migraciones, cosmopolita, de comunidades de otros países que han ido creciendo por razones económicas o políticas. El gayfriendly fue una medida muy acertada pero también los habitantes de la ciudad tienen que entender y ponerse al parejo de esta institución. Ha habido un combate directo en contra de posibles candidatos transgéneros, gay, declarados como cuya preferencia es otra distinta a la heterosexualidad y por lo tanto, visualiza una cierta amenaza en contra de esta conquista de una ciudad incluyente y diversa.

¿Cómo hacer que la ciudad sea un lugar seguro para las mujeres?
Desde la parte educativa con los niños porque hay un origen, algo estamos haciendo mal y se ha estado reproduciendo en el rincón de los hogares que pese a muchas leyes, disposiciones y denuncias se siguen desarrollando. La gran preocupación no es, únicamente, que se hayan cometido sino que están creciendo y hay un desequilibrio. No responsabilizar a los que emigran de los municipios conurbados hacia la Ciudad de México por razones laborales. Pensar de que a la hora de visualizar el futuro, tenemos que hacerlo con una mentalidad metropolitana, pero el esquema político es un freno, un obstáculo. Tiene que haber políticas públicas, que todos actúen en contra de este tipo de actitudes, de comportamientos delictivos.

¿Qué plan específico tienes para la creación de más empleos y para el apoyo a emprendedores?
La reducción de la jornada laboral de ocho a seis horas. La innovación tecnológica está desplazando una cantidad de empleos formales. Hoy muchos están horrorizados porque piensan que el crecimiento de la economía y empleo informal es porque este modelo económico no está dando las condiciones para ese desarrollo. No es lo mismo ocho horas laxas, que seis horas intensivas sobre una cuestión de trabajo.

La otra medida es la ciudad nocturna. Acabemos con esta idea de que la CDMX funciona con el cantar del gallo y que podamos tener las 24 horas de los establecimientos mercantiles, servicios como son la recolección de residuos, lugares para hacer papeleos, mercados, servicios bancarios y cafeterías. No solamente generaría mayor cantidad de empleos sino también haría a la ciudad más segura. Entramos a otro tipo de complementos, la ciudad silente, es decir, en la noche debe de tener sus normas frente a la cuestión del ruido.

En muchas ciudades del mundo la recolección de basura es en la noche. Cuando tenemos en el mismo horario la recolección de basura con la salida de la escuela es un desorden: entre padres de familia, entrega de niños, autos en doble fila. Además entre las 7:30 y las 8am empieza la entrega de gas, refresco, cerveza y abasto. La ciudad nocturna se tiene que planear y no es cuestión de decreto de un día sino que hay que trabajarlo con las empresas, las cadenas comerciales, los sindicatos, las empresas que contratan trabajadores con la idea de poder llegar a acuerdos sustantivos.

Foto: Alejadra Carbajal

La CDMX es una de las ciudades del mundo con mayor congestión vehicular. ¿Cuáles son las 3 acciones concretas para mejorar el transporte público e incentivar su uso?
Así como se ha comenzado a dar utilidad a los ejes viales que se hicieron  entre 1977 y 1978 y los segundos pisos, propongo una exprés que vaya de Vaqueritos hasta El Toreo, tres estaciones únicamente, que puede costar por encima de la tarifa que tenemos actualmente, pero a la hora de las cuentas de un automovilista pensar en cuánto me significa en tiempo. Si puedo estar de Vaqueritos en Reforma de 20 a 25 minutos asegurados en un expreso, dejo mi coche y este comienza a tener otra dimensión, pero eso no me quita a mi estatus de ejecutivo, director, asesor, estratégico o lo que sea, no me quita valor jerárquito frente a mis empleados. Esos mecanismos, significan un cambio cultural, no tienen que ser sobre la base ni vulneran derechos individuales sino actuar con base en generar condiciones distintas para la propia movilidad. Creo en la bicicleta, en otras alternativas y ahí es donde tenemos que aplicarle una cantidad de recursos. Incluso, en términos financieros, hay que etiquetar recursos, lo que se paga por tenencia, por placas, tiene que ir al fomento de la calidad de transporte público. La gente no va a subirse al Metro sino hay un cambio también cualitativo en el servicio.

¿Qué es necesario para mejorar el servicio del Metro?
Necesitamos una especie de autoridad del sistema de transporte colectivo, particularmente el Metro. El sistema circulatorio central de la ciudad tiene que mejorar, tanto en la apertura de nuevas líneas. Se plantea cuánto significa eso en términos de tiempo y necesitamos una política consistente al respecto que puede trascender el propio sexenio. El Metro es tan importante como cualquier alcaldía. Se necesita un alcalde del Metro para que viera el financiamiento, lo administrativo y también, parte cualitativa.

¿Qué medidas tomaría tu gobierno para restaurar en la población el sentimiento de seguridad?
Tenemos que partir de la lógica, las vocaciones y las identidades de los territorios; sean barrios, colonias, unidades habitacionales, donde las relaciones entre los ciudadanos se han ido destruyendo. Hay que derogar la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal (CDMX) que obstruye la propia organización de los vecinos de manera natural y su propia gestión de acuerdo a sus necesidades reales. Lo que nosotros planteamos es que elijamos a una persona honorable como juez de la colonia y que tenga únicamente que de dirimir los conflictos intervecinales. La otra es la capacidad de gestión e incluso teniendo sus propias policías para ver este tipo de casos que son con los vecinos. Creo que podríamos hacer un emparrillado de acciones y de fuerza comunitaria que actúen en favor.

Cuando agarras a un muchacho y te lo llevas al reclusorio, ya lo formaste, los pusiste en la más alta universidad para que lo formen, y se lo diste a los maestros, para que los conecten y al salir, esté trabajando para ellos. Cuando un niño afuera de un reclusorio tiene talleres de pintura, música y descubre si es actor, tiene otra visión del mundo. El problema es muy profundo, nos hemos roto como sociedad, la violencia que a veces ejerce y que por unos cuantos pesos te pueden dar un balazo o de puñaladas, únicamente por nada, es terrible y son tragedias que no cicatrizan y van dejando huellas, no únicamente para las víctimas sino para toda la comunidad donde vive.

¿Qué programa desarrollarás de largo plazo y de gran impacto para la ciudad, como lo que fue en su momento fue la creación de la red de Faros que sigue vigente y lleva la cultura a la periferia a la ciudad?
Trabajé en la Secretaría de Cultura y fui invitado a participar por Eduardo Vázquez, uno de los creadores junto con Alejandro Aura de esta idea de los Faros, que resultaron un acierto. Cuando uno va al Faro Oriente ves el impacto territorial con jóvenes que pueden tener cierta especialización. El proyecto y contenido del Cine Cosmos para las artes circenses, parece que va hacer a todos los muchachos unos talentos impresionantes con sus habilidades. A partir del 2000, el gobierno cometió un grave error de cortarle un 50% de presupuesto a la Secretaría de Cultura (En realidad el presupuesto en 2000 fue de 3 mil 547 millones y en 2018 12 mil 428 millones).

Hay que doblar el presupuesto, por ejemplo, si hoy tiene alrededor de 800 o 900 millones que le ha tocado a la Secretaría de Cultura, eso se tiene que doblar, pero al mismo tiempo las alcaldías tienen que ser parte de una estrategia general porque de ellos dependen muchos de los recintos y espacios culturales.

¿Qué estrategias se tienen contempladas para disminuir la generación de basura o para aprovecharla de otra manera, como plantas de biodigestión?
Las medidas han sido totalmente formales y apelando un poco a la idea razonable de que hay que separar y facilitar el asunto de reciclaje. Lo que no se ha querido decir a los habitantes, es que la basura tiene un valor. Todo mundo considera que como es basura no tiene ninguna importancia, cuando ya ni siquiera se llama basura, se llaman residuos y tienen un valor porque los desechan territorios de altos ingresos. Los cinco elementos: el cartón, el vidrio, el aluminio, el plástico y el papel, tienen un altísimo valor pensando en los residuos sólidos.

Una conciencia y una contraprestación a los propios territorios del valor de la basura, que se entrega y que pueden ser para la luminaria, política social, vigilancia, cosas de infraestructura: jardines, banquetas de lo que puede dar el reciclaje. Las colonias deberían tener su báscula para poder pesar y de esto tener una especie de contraprestación. Así como está el tema de los parquímetros, que hay una parte que es la operación y otra que es la ganancia, en el caso la basura podemos tener contenedores y bolsas de colores, porque al entregar basura separada estoy contribuyendo y estoy agregándole un valor a mi propio residuo y no es necesario que el trabajador de limpia se ponga a clasificar.

Foto: Alejadra Carbajal

¿Qué otro programa de salud se tiene contemplado desarrollar?
Hoy se habla mucho de la población prioritaria. Creo que si se empodera esta idea de los territorios a la tercera edad, ciudadanos con alguna discapacidad, se puede programar y desarrollar todo lo que serían los servicios más especializados. Pero hacerlo una cuestión general y sobre todo de aplicación, por ejemplo si alguna colonia en Iztapalapa tiene solo uno y requiere tres camiones; la Roma Sur, uno y Roma Norte, dos, pero los números los tiene la propia autoridad, por eso se requiere el poder, para tener las cifras, para hacer diagnósticos y desarrollar políticas específicas.

¿Qué consideras que se necesita hacer para que el incremento de la pobreza no sea una tendencia cada año?
Si apelamos y damos una visión general sobre lo que es valor del trabajo y lo que significa las aportaciones del trabajo formal e informal tenemos que pensar en el aumento de los ingresos y al mismo tiempo, creo que hay una propuesta que se ha venido aplicando también en otras partes del mundo, no tiene que ver con el populismo sino con ponerle freno al clientelismo y hacer que el gobierno sea un factor de una distribución equitativa del producto nacional y de la renta general de la riqueza social generada. Acabemos con todos los programas que se llevan 30% en operación y nada más tengamos una renta básica para todos. Cumples 18 años, y automáticamente tienes el derecho a una renta. Para los de mayores ingresos podrá ser simbólica, pero para otros será más o menos considerable. ¿Cuáles serían los beneficios estructurales? Una mayor capacidad de consumo lo cual acrecentaría la posibilidad de los negocios locales, la oferta de servicios y habría una cierta competencia en cuanto a cualidades. Pero el hecho de aumentar los ingresos de la mayoría de la población, atajando a estas desigualdades de entre los más ricos y lo más pobres, es también generar una capacidad de mayor consumo, lo cual va a significar un crecimiento. Los más conservadores piensan: vamos a generar una bola de flojos. Pues es que no se está apelando a toda la inventiva de todo lo que es la lucha de la gente por mejorar sino es tener también condiciones parajas, un piso parejo para poderse impulsar negocios para tener un acceso a un crédito mediano para impulsar un pequeño negocio en un barrio.

¿Qué medidas se tomarán para que las cifras de homicidios y robo a negocios reflejen una mejoría en 2019?
Es sumamente complejo ya que hay incremento de la violencia. Siento que podemos tomarlo como una cuestión genérica, pero la causa de todos esos homicidios ¿De dónde vienen? ¿De violencia intrafamiliar, de intento de robo, asalto? ¿Cuáles son las motivaciones? Unas pueden ser incidentales y otras pueden ser sobre la base de que hay un estrés creciente dentro de la misma sociedad, donde la gente se va volviendo cada vez más intolerante frente a ciertas formas de convivencia, ¿dónde sucede? Si es entre vecinos o es agente totalmente externos son crímenes o actos de violencia, de lesiones, incidentales o son cerebrales y elaborados como una cuestión de tendencia para poder al momento desmenuzar podemos tener medidas mucho más concretas y sobre todo de hacer una política preventiva, así como un escopetazo, no sé quién lo pueda determinar o un llamado a la conciencia, que la gente ya no se pelee y ya no se mate.

¿Tienes algún plan para proteger el sector cultural a largo plazo y en qué áreas específicas enfocadas el presupuesto?
Por un lado, necesitamos desarrollar mucho las empresas culturales con los jóvenes, tiene que haber una política de fomento económico a través de crédito para el desarrollo particular, no únicamente relacionado con actividades artísticas y culturales sino también tecnológicas. Es decir, muchachos que tengan una experiencia y que quieran aplicarla para el desarrollo de tecnologías, que puedan ser rentables y redituables.

La otra, se quiere para los promotores, artistas, trabajadores de la cultura en general, seguridad social porque la gente envejece en los escenarios. Uno piensa que los artistas, automáticamente, son ricos y que ganaron la fama y por salir en una telenovela ya son millonarios y no es cierto, la gente tiene que saberlo que lo pasan sumamente duro y más porque no tienen la posibilidad de la constancia en el empleo, entonces, se tienen que poner condiciones de que eso de la renta básica beneficia más algún tipo de cuestiones que incluso, la renta básica puede ser invertible.

Advertising