Enigma Rooms

  • Qué hacer
  • Roma
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
  11. Enigma rooms (Foto: Alejandra Carbajal)
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Falta una hora para que explote la bomba. Tienes que desactivarla. ¿Cómo? Quién sabe. Acabas de entrar al departamento de Sherlock Holmes en 221 B Baker Street, a punto de estallar. Encuentras un códice por ahí, letras por allá, hallas claves y candados. De pronto, insertas una llave en un lugar bastante escondido. Se abre otra habitación y descubres la bomba.

Este es sólo uno de los retos de Enigma Rooms, el primer lugar de cuartos de escape en México, habitaciones temáticas de las que tienes que escapar en menos de 60 minutos; algo así como vivir la adrenalina de un videojuego o de una película
en la vida real.

Todos los cuartos se resuelven en equipos, que pueden ir de dos a cinco personas, y no hay indicaciones ni pasos a seguir para resolver el juego. Así, tú y tus amigos podrán escapar de un asesino serial que los tiene secuestrados; conseguir, como agentes secretos, la mayor información para detener un ataque nuclear en un búnker enemigo de la Guerra Fría; o desactivar un dispositivo en el departamento
de Sherlock Holmes (el cuarto más difícil, según los creadores).

Luz negra, fenómenos físicos, códices, anexos secretos, fórmulas matemáticas y candados: las claves para poder escapar son verdaderamente ingeniosas. De hecho, los dueños, Víctor Suárez y Gonzalo Arozarena tardaron cuatro meses en
desarrollar los acertijos. El resultado es una experiencia increíble, muy divertida y única en la ciudad. Escapar no será fácil. ¿Podrás lograrlo?

Escrito por Beatriz Vernon

Detalles

Dirección
Colima 385-6
Roma
México, DF
06700
Transporte
Metrobús Durango.
Precio
$250 por persona en grupos de cinco.
Horas de apertura
Lun-dom 11am-10pm
Publicidad
También te puede gustar