Holistika Tulum

  • Qué hacer
  • precio 1 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  2. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  3. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  4. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  5. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  6. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  7. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  8. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  9. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
  10. Foto: Alejandra Villegas
    Foto: Alejandra Villegas
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Tulum es un lugar paradisiaco y espiritual, si tu viaje está entonado ya en el mood hippie es tu obligación visitar Holistika. Este recinto es un santuario dentro de la selva maya, funciona como un centro de retiro que ofrece un amplio programa de actividades como clases de meditación, danza contemporánea y por supuesto: lecciones de diferentes tipos de yoga, como ashtanga, kundalini, vinyasa y hatha yoga. En su página de internet puedes revisar la programación de todas las actividades y clases.

Los salones están inmersos en la selva, la extensión de este centro holístico es de aproximadamente 18 hectáreas en las que encontrarás hamacas y salas de relajación. Además de experimentar en las clases puedes participar en rituales espirituales propios de la cultura maya que se celebran dentro del recinto como entrar a un temazcal. También es sede de festivales como el Tulum Vegan Fest y el Festival de Artes Sanadoras.

Dentro de Holistika encontrarás un paraje artístico coordinado por Alfonso Garrido, un promotor cultural de la zona, quien invita a artistas nacionales y extranjeros a hacer murales e intervenciones sonoras por la zona.

Si te da hambre, visita el café que está al interior de Holistika. Todos los alimentos son realizados con frutas y verduras de la región y son totalmente orgánicos. Si vas a desayunar después de tomar alguna lección de yoga, pide el yogur natural, lo sirven con chía, cacao un toque de vainilla y kiwi. Si quieres algo más pesado, los chilaquiles son la opción, te ponen la mitad con salsa verde y la otra con salsa roja, bañados con crema, queso mozzarella y coronados con un huevo estrellado. Los jugos naturales no tienen desperdicio, el jugo verde te dará la fuerza necesaria para continuar con tu viaje.

Escrito por
Alejandra Villegas

Detalles

Dirección
Avenida Tulum 83
Centro
Tulum, Quintana Roo
77780
Precio
Clases de yoga: $50 pesos. Consumo promedio por persona: $250
Horas de apertura
Lun-vie 7am-8pm, sáb 7am-12pm
Publicidad
También te puede gustar