0 Me encanta
Guárdalo

¿La ciudad está preparada para crecer verticalmente?

La urbanista María Bustamante nos ayudó a conocer las consecuencias de ser una ciudad llena de rascacielos

Foto: Alejandra Carbajal

"Hace 10 años empezó la tendencia de 'densificar' el DF. El resultado ha sido poco favorable, pues estamos deteriorando colonias históricas de la ciudad. Tacubaya o la Escandón, por ejemplo, se han visto agredidas con la demolición de casas originales (que mantenían armonía en sus alturas y formas) por edificios que miden el triple y que agreden el entorno.

La política actual de hacer cinturones de mayor altura en los perímetros de las colonias ha ido demoliendo paulatinamente algunas colonias", asegura la arquitecta y urbanista María Bustamante, del despacho TA+U (Taller de Arquitectura + Urbanismo)

Las razones
Cada vez se construye más en este formato por intereses inmobiliarios, ya que el costo del metro cuadrado en la ciudad es muy alto y difícilmente se logran proyectos económicamente viables en otras condiciones.

Consecuencias
La construcción de rascacielos tiene aspectos positivos, como un mejor aprovechamiento del espacio, la concentración de servicios, el almacenamiento de agua de lluvia para el uso cotidiano y un mayor control del asoleamiento. Sin embargo, también tienen su lado b. Algunas consecuencias negativas son la alteración de la imagen original de zonas históricas y la saturación de vialidades. "Imaginar que el espacio en donde se utilizaban servicios de agua, luz, drenaje y autos para 10 casas, ahora tenga el peso de una torre con más de mil trabajadores es un factor tremendo de afectación", explica.

El diseño
Muchas de estas torres están diseñadas por despachos trasnacionales que crean imágenes basadas en su cultura y no dignifican la nuestra.

Parecemos copia de otros países, por lo que perdemos identidad y orgullo. Sin embargo, hay obras nacionales ejemplares que no pudieron haberse construido en otro lugar, como Reforma 222.

Cada vez hay mejores estrategias para que los rascacielos resistan un terremoto, ya que las reglamentaciones en construcción así lo exigen. Las propuestas más utilizadas son pilotes neumáticos, que amortiguan os movimientos sísmicos.

"Desde hace poco más de 10 años, la SEDUVI, permitió en Santa Fe edificios de mayor altura, y ha insistido en densificar Reforma con rascacielos desde el Castillo de Chapultepec hasta el Caballito. En lo personal, yo hubiera mantenido Reforma como el 'Paseo Montejo' de la capital: grandes casas porfirianas y edificios de los sesenta".

Comentarios