Ilustración de niño con cuernos de venado
Ilustración: Cortesía Smash

Rockstar Comic: Sweet Tooth, el cómic que inspiró a la serie de Netflix

¿La humanidad extinta por un virus? Así parte Sweet Tooth, el cómic que te recomienda Jesús Chavarría esta semana

Escrito por
Jesús Chavarría
Publicidad

A más de un año de estar viviendo los estragos de la pandemia, está claro que nuestra forma de acercarnos a las historias postapocalípticas, ha cambiado radicalmente. De entrada, por que la situaciones sobre las que suelen desarrollarse ya no llegan como la visión premonitoria de un posible futuro, sino como el dramático reflejo de nuestra realidad. Ante esta nueva perspectiva, con una conveniencia tan evidente que asusta, se estrenó la que habría de convertirse en una de las más agradables sorpresas de la temporada dentro de la oferta de entretenimiento streamig.

Nos referimos a la serie de Netflix basada en el cómic Sweet Tooth. En ésta seguimos los pasos de un niño miembro de una especie híbrida —mitad humano y mitad animales— que surge al mismo tiempo que la humanidad comienza a extinguirse debido a un terrible virus. Al estar planteada como una agridulce y muy digerible aventura fantástica, logró conectar con el público ofreciéndole una emotiva reflexión acerca del necesario espíritu de empatía de estos tiempos, así como de los sinuosos caminos que recorren las buenas intenciones.

Se trata de una más que afortunada adaptación en live action, que encuentra su propia identidad a través de una estética más luminosa, pero además enfatiza los matices que conectan la obra original con clásicos como El señor de las moscas, lo que hace aún más atractiva la lectura de la misma, para aquellos que aún no la conocen.

Sin duda, esto último es un ejercicio que vale la pena, pues si bien la producción para la pantalla casera posee todos los elementos para detonar la reflexión a partir del paralelismos con nuestro contexto, la propuesta en viñetas de Jeff Lemire lleva esto mucho más lejos.

Sin tener el humor como uno de los ingredientes, ofreciendo secuencias donde los trazos son como grietas que surcan los escenarios, apuesta por una ironía desencantada y cierto grado de crueldad, evitando el más mínimo atisbo de condescendencia a la hora de diseñar a los personajes, para inscribirse en la línea de los cuentos de hadas más tradicionales, esos que para transmitir la enseñanza eran oscuros y retorcidos.

De esta forma, el cómic Sweet Tooth empuja al lector a enfrentar los escondrijos de la naturaleza humana y hablar de algo aún más importante que la tolerancia, y que es el comprender al otro, algo que en nuestro actual contexto marcado por una alarmante tendencia a la polarización y la hostilidad, resulta trascendental. Este título pertenece al sello DC Black Lebel y es publicado en México por Smash.

Lee más de Rockstar Comic, la columna de Jesús Chavarría

  • Qué hacer

A partir de la investigación encabezada por James Gordon, sobre el asesinato cometido aparentemente sin sentido por el Acertijo, la cual da pie a inquietantes interrogatorios, violentas pesquisas y sangrientos escapes, entregando de paso cruentas declaraciones que hacen referencia a joyas del mundo de las viñetas como Batman: Killing Joke, las cuales van más allá del simple fanservice, adquiriendo un fatídico peso dramático dentro de la trama; se desarrolla otro más de los acostumbrados y siempre interesantes acercamientos de Tom King a los rasgos patológicos latentes en la mitología de los superhéroes, en este caso la generada alrededor del vigilante de Ciudad Gótica, quien esta vez luce más despiadado, asqueado y enfermo que nunca.

Yendo y viniendo entre su pasado escolar y de violencia familiar que detonó su obsesión por los enigmas que de ser su peor pesadilla pasan a ser su estilo de vida, y su presente de retorcidas y despiadadas manipulaciones que hacen de la coacción un sangriento mecanismo que cobra víctima tras víctima y empuja a sus oponentes a un callejón del que solo hallarán la salida si trastocan de forma irremediable sus principios y abandonan sus escrúpulos, es que aquí son expuestos los orígenes de quien es conocido como el Acertijo.

Los trazos delgados que recorren como grietas las pinceladas granosas de color, sobre viñetas que se desdibujan como los límites entre la razón y la demencia, en secuencias recargadas que se pasman en ilustraciones a página completa para enfatizar el panorama desolado e infeccioso de una urbe sin salvación; son el reflejo ideal creado por el artista Mitch Gerards, para redondear la justa y enfermiza reivindicación de un villano clásico como uno de los enemigos más interesantes, infames y peligrosos del legendario Batman.

Batman One Bad Day: The Riddler es un pasaje relativamente corto pero no por ello menos brutal. Lo publica Panini Comics en elegante edición de pasta dura con un sutil toque de quinta tinta para el título, e incluye una galería de sugestivas portadas alternativas realizadas por gente como Brian Bolland, Jim Lee y Jorge Fornés que terminan por convertirle en un verdadero objeto de colección. 

Recomendado
    También te puede gustar
    También te puede gustar
    Publicidad