Maison Française de Thé Caravanseraï

  • Restaurantes
  • Roma
  • precio 1 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Foto: Cordelia Grierson
    Foto: Cordelia Grierson
  2. Foto: Cordelia Grierson
    Foto: Cordelia Grierson
  3. Foto: Cordelia Grierson
    Foto: Cordelia Grierson
  4. Foto: Cordelia Grierson
    Foto: Cordelia Grierson
  5. Foto: Cordelia Grierson
    Foto: Cordelia Grierson
  6. Foto: Cordelia Grierson
    Foto: Cordelia Grierson
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Por fuera, una de las esquinas más hermosas de la ciudad: el edificio Balmori en la colonia Roma. Art noveau, vista a la avenida arbolada. A la entrada, una ecléctica tiendita de regalos y utensilios variopintos: teteras, muñecos y hasta jaulas para pájaro. Por el pasillo, un gran gato negro, que vive en el recinto, se pasea entre las piernas de los visitantes. Pero lo principal, por supuesto, es el té. Blanco, verde, negro, oolong, el que más se te antoje.

Probablemente éste es uno de los espacios más cómodos en la metrópoli. Literalmente: tiene divanes para que te relajes mientras conversas y bebes tu infusión favorita. Este spot de la Roma ofrece tés helados y calientes, fuertes o suaves. Y el lugar va en consonancia con este espíritu: en sí mismo, es un homenaje a Europa y Oriente, culturas que han establecido complejas ceremonias alrededor de esta bebida sutil y evocadora. Así, encontramos espacios de suelo con piedras zen; muebles de corte hindú para recostarse, llamativos tapices que remontan a Francia, pequeñas mesitas para té.

Su carta, de 62 páginas (todo un libro), ofrece un práctico esquema al lado de cada tipo de té que explica sus características: si es doble, puro, tradicional, si es para tomar en la noche o día, si es suave o fuerte y su precio. Entre la variedad de bebidas encuentras las perlas de jazmín, el espíritu de jade, el gunpowder (de fuerte sabor negro), el flowery oolong y el China golden.

Cualquiera puede transportarse a Darjeeling, Yunnan, Sri-Lanka o París con sólo probar alguno de los tés que maneja la casa, en combinación con la decoración del lugar. Aconsejamos que tu bebida se complemente con otra de las especialidades del lugar: las galletas estilo europeo, cakes ingleses, tartaletas y los macarrones de sabores, tan en boga: higo, queso de cabra… o los platillos orgánicos de su breve menú de alimentos.

Escrito por Alejandro De La Parra

Detalles

Dirección
Balmori
Orizaba 101-A
Roma
México, DF
Esquina con
Álvaro Obregón
Transporte
Metrobús Álvaro Obregón
Precio
Consumo promedio por persona: $150
Horas de apertura
Lun-dom 10am-9:30pm
Publicidad
También te puede gustar